Depresión posparto aumentaría con anestesia general en cesáreas

La depresión posparto en Estados Unidos se ha multiplicado en los últimos 15 años y actualmente se producen unos 550.000 nuevos casos cada año.
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS), la depresión posparto es un trastorno mental afectivo severo, que afecta hasta al 56% de las mujeres latinas residentes en México durante los primeros 4 meses tras el nacimiento de su bebé. Su incidencia mundial es del 15%, y está incluida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. En Estados Unidos se ha multiplicado en los últimos 15 años y actualmente se producen unos 550.000 nuevos casos cada año.

También puede leer: primer fármaco desarrollado para mujeres con depresión posparto

Razón por la cual, expertos de la Escuela de Salud Pública Mailman y del Centro Médico Irving, ambas de la Universidad de Columbia, realizaron una investigación que examina el efecto de la anestesia en la depresión posparto.

En el  estudio explica Jean Guglielminotti, especialista del Departamento de Anestesiología y Epidemiología de la Escuela Columbia Mailman y líder de la investigación evidenciaron que “la anestesia general puede aumentar el riesgo de depresión posparto porque retrasa el inicio de la interacción piel a piel de la madre al bebé y la lactancia materna, y a menudo resulta en un dolor posparto más agudo y persistente”.

Según el Guglielminotti, esta situación a menudo se combina con la insatisfacción de la nueva madre con la anestesia general, y puede conducir a resultados negativos para la salud mental.

También puede leer: 14% de los voluntarios de la vacuna rusa tuvieron efectos secundarios

“Si bien la anestesia general se asocia con el intervalo más corto entre la decisión y el parto en caso de emergencia, no hay evidencia de que mejore los resultados para el bebé, en cambio, según expertos sí hay evidencia  sobre las crecientes consecuencias que puede generar en las futuras madres”. añadió Guglielminotti.

De otra parte, es importante anotar que este estudio se basa en los registros de alta hospitalaria de casos de parto por cesárea realizados en hospitales de Nueva York entre 2006 y 2013. De los cuales 34.356 recibieron anestesia general, y de ellas un (3%), experimentaron depresión posparto severa que requirió hospitalización. El 60% de esos casos severos se identificaron durante el reingreso al hospital, después de aproximadamente 164 días de la alta.

En comparación con la anestesia local en los partos por cesárea, la anestesia general se asoció con un aumento de 54% en las probabilidades de depresión postparto, y el riesgo aumentó a 91% para pensamientos suicidas o lesiones autoinfligidas.

“Nuestros hallazgos subrayan la necesidad de evitar el uso de anestesia general para el parto por cesárea siempre que sea posible, y proporcionar exámenes de salud mental, asesoramiento y otros servicios de seguimiento a pacientes obstétricas expuestas a anestesia general”, dijo el coautor del estudio, Guohua Li, profesor de Epidemiología y Anestesiología.

Síntomas de la depresión posparto

  • Pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio.
  • Los síntomas de depresión postparto también incluyen: sentimiento de agobio; llanto persistente sin razón aparente; falta de lazos de afecto con el bebé; y dudas sobre la propia capacidad de cuidar de una misma y del bebé.
  • La depresión postparto puede tratarse con ayuda profesional. Las terapias de conversación y los medicamentos pueden ayudar. Algunos medicamentos son seguros durante la lactancia materna.
  • Sin tratamiento, la depresión postparto puede durar meses o incluso años. Puede afectar a su salud y al desarrollo del recién nacido.

¿Qué debe hacer si siente que esta deprimida?

  • Hable de sus sentimientos con personas cercanas y pídales ayuda. Podrían ayudarla a cuidar al recién nacido cuando usted necesite tiempo para sí misma o para descansar.
  • Mantenga el contacto y pase tiempo con familiares y amigos.
  • Salga al aire libre cuando pueda. En entornos seguros, dar un paseo con su hijo es bueno para ambos.
  • Hable con otras madres que puedan aconsejarla o compartir sus experiencias.
  • Hable con su proveedor de atención sanitaria. Este puede ayudarla a encontrar el tratamiento más adecuado a su situación.
  • Si piensa en hacerse daño a sí misma o a su bebé, pida ayuda inmediatamente.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN