Dejar de fumar tras un diagnóstico de cáncer de pulmón ralentiza la progresión de la enfermedad

Los pacientes que dejaron de fumar tenían más probabilidades de vivir más tiempo en general y vivir más tiempo sin cáncer de pulmón.
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

Los datos arrojados por un estudio prospectivo de cohortes evidencia que dejar el hábito de fumar después de un diagnóstico de cáncer de pulmón de células no pequeñas en fase inicial puede frenar la progresión de la enfermedad a la vez que reduce la mortalidad. Los hallazgos se publicaron en la revista científica ‘Annals of Internal Medicine’.

Es preciso decir que cerca de la mitad de los fumadores continúan fumando aún después de que se les diagnostica cáncer de pulmón, pero el estudio demuestra que dejar el tabaquismo si mejora la supervivencia global y la libre progresión de este tipo de cáncer al menos. Otro dato para destacar es que más del 80% de los pacientes que padecen cáncer de pulmón de células no pequeñas tienen antecedentes de tabaquismo, y cerca de la mitad de los pacientes son fumadores en el momento del diagnóstico.

También puede leer: Valle del Cauca establece acuerdos por $50 mil millones con EPS

Debido a que hay poca evidencia científica que muestre que dejar de fumar mejore la supervivencia en este cáncer los pacientes no abandonan el hábito aún cuando se les diagnóstica la enfermedad.

Para mostrar esta evidencia, investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, la agencia especializada en cáncer de la Organización Mundial de la Salud, en colaboración con el Centro Nacional de Investigación Médica de Oncología N.N. Blokhin de Rusia reclutaron 517 voluntarios adultos a quienes se les diagnosticó cáncer de pulmón de células no pequeñas cuando eran fumadores. El cáncer de los participantes se diagnosticó en fase temprana en dos centros asistenciales de Moscú. El objetivo del análisis era determinar si dejar de fumar después de un diagnóstico de cáncer de pulmón impacta la progresión de la enfermedad y la tasa de mortalidad.

Artículo relacionado: Antibióticos podrían ayudar a tratar los melanomas

En el inicio del estudio los voluntarios fueron entrevistados para indagar sobre sus antecedentes médicos y su estilo de vida, aquí se tuvieron en cuenta factores como características del tumor de cada paciente y la cantidad de tabaco que habían consumido a lo largo de su vida. Posteriormente, se inició un seguimiento anual durante una media de 7 años para registrar cualquier cambio en sus hábitos de consumo, el avance de los tratamiento y el estado progresivo de la enfermedad.

De los 517 pacientes que fumaban cuando se les diagnosticó cáncer de pulmón, menos de la mitad dejó de fumar (44,5%) y muy pocos recayeron. Los pacientes que dejaron de fumar tenían más probabilidades de vivir más tiempo en general (6,6 años frente a 4,8. años), vivir más tiempo sin cáncer de pulmón (5,7 frente a 3,9 años) y tener un tiempo más largo hasta la muerte por cáncer de pulmón (7,9 frente a 6 años)“, destaca el estudio.

Consulte el dashboard sobre Diabetes Mellitus Insulinodependiente

Finalmente, los autores manifiestan que los hallazgos muestran que dejar de fumar incluso después del diagnóstico de cáncer de pulmón es altamente beneficioso, por lo que los médicos deben concientizar a los pacientes con cáncer de pulmón para que por medio del abandono del hábito su esperanza de vida se alargue además de demostrar que la recaída es poco probable.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN