Control de infecciones, medios diagnósticos y rehabilitación – conclusiones de la 76 asamblea de la OMS

Control de infecciones, medios diagnósticos y rehabilitación – conclusiones de la 76 asamblea de la OMS
[favorite_button]
Comentar

Estrategia mundial sobre prevención y control de infecciones

Esta primera estrategia, busca reducir de manera significativa el riesgo de infecciones relacionadas con la atención de salud, incluyendo las que presentan resistencia a los antimicrobianos y tiene como objetivo que para el 2030 todas las personas que accedan o presten servicios de salud estén a salvo de las infecciones relacionadas con dicha atención.

La pandemia de COVID-19 evidenció las diferencias en los programas de prevención y control de infecciones en todos los países. Por ello, se enfoca en cualquier entorno en el que se preste atención de salud, en todo el sistema de salud, y se basa en el principio de una atención limpia y segura como componente fundamental del derecho a esta, que está impulsado por la equidad y que debe garantizar la rendición de cuentas y la sostenibilidad.

La estrategia mundial sobre prevención y control de infecciones tiene tres objetivos fundamentales: prevenir, actuar y coordinar. 

  • El primer objetivo es prevenir las infecciones en la atención de salud, mejorando la calidad y seguridad de la atención de salud y reduciendo la frecuencia de las infecciones y la resistencia a los antimicrobianos adquiridas durante la prestación de la atención de salud. Esto también incluye la prevención de infecciones y resistencia a antimicrobianos en el contexto de emergencias sanitarias.
  • El segundo objetivo es garantizar la implantación y aplicación de los programas de prevención y control de infecciones, proporcionando líneas estratégicas y catalizando el compromiso político. Esto permitirá que los programas activos de prevención y control de infecciones reduzcan las infecciones y la resistencia a los antimicrobianos relacionadas con la atención sanitaria, prevengan y controlen los brotes y cuenten con el compromiso de los dirigentes, el apoyo de las partes interesadas, la financiación y los marcos jurídicos y de rendición de cuentas, de conformidad con los componentes básicos de la prevención y el control de las infecciones de la OMS.
  • El tercer objetivo es coordinar las actividades de prevención y control de infecciones con otras áreas y viceversa. Esto implica transformar los sistemas de atención de salud y la prestación de servicios para que la prevención y el control de las infecciones se apliquen en la práctica clínica y en un entorno propicio mediante actividades relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene. También se coordina con programas que versen sobre las emergencias de salud pública, la cobertura sanitaria universal, la seguridad de los pacientes, la calidad de la atención, la resistencia a los antimicrobianos, la salud ocupacional, la promoción de la salud, la inmunización y otros aspectos de la salud pública, y viceversa.

Fortalecimiento de la rehabilitación en los sistemas de salud

Otro avance destacado es la resolución histórica para el fortalecimiento de la rehabilitación en los sistemas de salud. Estos son esenciales para garantizar el ejercicio de los derechos humanos, incluyendo el más alto nivel posible de salud física y mental, así como la salud sexual y reproductiva, el derecho al trabajo y el derecho a la educación.

A pesar de que algunos países han mejorado la rehabilitación en los sistemas de salud en los últimos años, aún hay necesidades insatisfechas en esta área. En la mayoría de los países del mundo, no está integrada en la atención primaria ni en la cobertura sanitaria universal, ni siquiera durante las emergencias sanitarias causadas por conflictos, brotes de enfermedades o desastres repentinos. Esto tiene consecuencias devastadoras y prolongadas para las personas, sus familias, las sociedades y las economías.

La falta de satisfacción de la necesidad de rehabilitación aumenta el riesgo de pobreza, marginación social y vulnerabilidad a enfermedades, trastornos, lesiones y traumatismos. Es fundamental que se integre la rehabilitación en los sistemas de salud y se garantice su acceso durante las emergencias sanitarias. De esta manera, se puede mejorar la calidad de vida de las personas y reducir el impacto negativo en las sociedades y economías.

El objetivo de esta resolución es abordar los desafíos en la rehabilitación, incluyendo la necesidad de crear conciencia acerca de esta, garantizar que los países estén mejor equipados para responder al aumento repentino de estas necesidades durante todas las emergencias, asegurar que todas las personas tengan acceso a servicios de rehabilitación asequibles y de calidad, evitar costos elevados para los pacientes y abordar la insuficiente fuerza de trabajo relacionada con la esta.

La resolución establece medidas específicas que la Secretaría de la OMS debe adoptar, como publicar un informe de referencia para finales de 2026 con información sobre la capacidad de los Estados Miembros para responder a las necesidades de rehabilitación, elaborar metas e indicadores para la cobertura efectiva de estos servicios para 2030, asignar recursos suficientes para ayudar a los Estados Miembros a aplicar las orientaciones técnicas y prestar apoyo para incorporar la tecnología de apoyo en el plan de preparación y respuesta ante emergencias.

La Secretaría de la OMS presentará informes periódicos a la Asamblea de la Salud en los años 2026, 2028 y 2030 para informar sobre el progreso en la implementación de la resolución acordada.

Fortalecimiento de la capacidad en materia de medios de diagnóstico

Por último, se aprobó una resolución para fortalecer la capacidad en materia de medios de diagnóstico en los países y mejorar el acceso a los servicios. Esta resolución reconoce que son de crucial importancia para la prevención, la vigilancia, el diagnóstico, el manejo de casos, el seguimiento y el tratamiento de las enfermedades transmisibles, las enfermedades no transmisibles, las enfermedades tropicales desatendidas y las enfermedades raras, los traumatismos y las discapacidades. La aplicación de la resolución se basará y ahondará en la labor anterior y actual en los tres niveles de la OMS con miras a ayudar a los países a mejorar el acceso de estos servicios.

La resolución considera todo el espectro de los medios de diagnóstico, incluyendo pruebas de laboratorio in vitro como pruebas de diagnóstico rápido y de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), así como medios de diagnóstico que no son in vitro, como la imagenología o los dispositivos para medir la presión arterial. La resolución abarca medidas en las esferas de la investigación y el desarrollo, la manufactura, la regulación, la selección y las adquisiciones, la sensibilización, la promoción y la eliminación de las barreras de acceso en general.

Estos avances son un paso importante en la mejora de la calidad de los servicios y en la garantía del derecho a la salud de todas las personas. La aplicación de la resolución se basará en la labor anterior y actual en los tres niveles de la OMS para mejorar el acceso a los servicios de diagnóstico. La Secretaría de la OMS informará sobre los progresos realizados en la aplicación de la resolución en 2025.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Días
Horas
Min.
Seg.
Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.