Conéctate con nosotros

Actualidad

Alerta por consumo desmedido de antibióticos en Bogotá

Publicado

el

antibioticos 0

La Secretaria de Salud de Bogotá llamo la atención sobre el consumo excesivo e inadecuado de antibióticos por parte de los bogotanos para contrarrestar los efectos en la salud provocados por las enfermedades infecciosas, lo que ha generado un aumento en la resistencia bacteriana.

Ese consumo desmedido ha provocado que los capitalinos deban ser tratados con medicamentos más fuertes para combatir sus dolencias, una situación que para la Secretaría de Salud se traduce en mayores gastos para los usuarios y para las Unidades de Servicios de Salud.

De acuerdo con las cifras entregadas por el Subsistema de Vigilancia Epidemiológica de Resistencia a los Antibióticos (SIVIBAC), que recogió datos de 74 instituciones prestadoras de servicio de salud de alta complejidad de Bogotá.

Durante el 2015 la aplicación del antibiótico Ceftriaxona (usado para tratar enfermedades de transmisión sexual) alcanzó los 1290 gramos, mientras que en el primer trimestre de 2016 dicha cifra ya alcanza los 1446 gramos aplicados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El uso del antibiótico Imipenem (para tratar infecciones graves de carácter respiratorio, de la piel y otros) llegó en el 2015 a los 24.7 gramos, mientras que en el trimestre de este año ya han sido suministrados 35.3 gramos. Lo mismo sucede con la Meropenem (usada para combatir infecciones respiratorias como la Neumonía y el Meningitis), que en 2015 reportó una aplicación de 12710 gramos y en este primer semestre ya van 13271 gramos aplicados en las UCI.

Resistencia Bacteriana

La resistencia a los antibióticos se ha convertido en una de las mayores amenazas de la salud a nivel mundial, cuando las bacterias sufren cambios que hacen que los antibióticos dejen de funcionar, teniendo como consecuencia el aumento incontrolado de los patógenos resistentes, los cuales ponen en peligro la vida de los pacientes (Lea:El Reto de la Resistencia a los Antibióticos)

Según el SIVIBAC se determinó que la resistencia bacteriana de microorganismos como el Staphylococcus aureus (que puede infectar la sangre), pasó de 25.7% en 2014, a 28.1% en primer semestre de 2016 a antibióticos como la oxacilina.

También se registró aumento a la resistencia bacteriana de E. coli (que puede presentarse por ausencia del lavado de manos), al pasar la resistencia a Cefotaxima de 20.2% en 2014, a 28% en 25.6 2015 y 31.6 2016.

Al igual que K. pneumoniae (que a nivel mundial ha tomado relevancia por su resistencia a los antibióticos más fuertes del nivel hospitalario) al pasar de 21.4% en 2014, a 27.2 % en  2016 en la resistencia a antibióticos como el meropenem.

Llamado a la ciudadanía

La Secretaría Distrital de Salud hace un llamado a la ciudadanía para que consuma de manera responsable y bajo supervisión médica  de cualquier tipo de antibiótico, teniendo en cuenta que éstos constituyen la principal arma de defensa contra las infecciones causadas por hongos, bacterias y parásitos.

  • Recuerde que en Bogotá está prohibida la venta de antibióticos sin fórmula médica en todas las farmacias (resolución 234 de 2005).
  • No use antibióticos sin prescripción ni con síntomas de gripa.
  • No se automedique.
  • Consulte siempre al médico y siga estrictamente las indicaciones sobre las dosis y consumo de los medicamentos.
  • Prevenga las infecciones lavando las manos varias veces al día y practicando una buena higiene con los alimentos.
  • Cumpla puntualmente con el calendario de vacunas.
  • Evite el contacto directo con personas enfermas.

Según un informe sobre ‘Resistencia a los Antibióticos’ de la Organización Mundial de la Salud, se estima que a 2050 la inmunización a estos medicamentos  puede cobrar 20 millones de vidas en todo el mundo. En China, recientemente, se detectó una bacteria resistente a todos los antibióticos, que en pocos meses se ha propagado en 19 países.  

Actualidad

ACEMI pide ajustar la metodología de cálculo de presupuestos máximos 2021

ACEMI envió una carta al Minsalud con la que piden claridad en varios puntos del proyecto de resolución con el que se establecerá la metodología de cálculo de los presupuestos máximos 2021.

Publicado

el

ACEMI pide ajustar la metodología de cálculo de presupuestos máximos 2021

La Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral -ACEMI- envió una misiva a la subdirectora de Costos y Tarifas del Aseguramiento en Salud, Amanda Vega con el objetivo de dar a conocer el punto de vista de la asociación respecto a la publicación reciente del proyecto de resolución sobre la metodología de cálculo de los presupuestos máximos para la vigencia 2021.

La carta inicia citando una comunicación emitida desde el ministerio para las EPS en donde se enfatiza que los presupuestos máximos no son una prima y por lo tanto las EPS no tienen derecho al reconocimiento de gastos de administración y menos de una utilidad. Producto de estas afirmaciones ACEMI formula una serie e interrogantes para aclarar entonces la naturaleza de estos recursos: ¿cuál es el carácter técnico y legal de los presupuestos máximos? ¿Es sólo la buena administración de un presupuesto?, en cuyo caso ¿cuáles son los puntos de buena práctica o gestión en la administración de estos recursos?, y ¿ quién debe asumir los riesgos financieros?.

También puede leer: Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

Y aclara que si estos recursos no constituyen una prima entonces la EPS no debería asumir los riesgos financieros. “De otra parte, es necesario aclarar el carácter de los recursos frente a la obligación que se le impone a la EPS de establecer una reserva patrimonial para el margen de solvencia” añade la carta.

Otro punto señala que la metodología de definición de los valores usado para el cálculo de presupuestos máximos impone una carga financiera a las EPS ya que las obliga a asumir el mayor costo de las tecnologías que por circunstancias inherentes al mercado no se pueden conseguir por un valor menor a la mediana, como expresa el proyecto de resolución.

Como sugerencia, la asociación solicita que se estudie la posibilidad de habilitar a las EPS el cargue de la información a MIPRES cuando los prestadores no puedan hacerlo ya que cuando las IPS y gestores farmacéuticos no reporta completa y debidamente la información del suministro de tecnologías y servicios es la EPS la que debe asumir el riesgo de una mala tarifación ya que la información no refleja con exactitud el gasto real que se está generando en la entidad.

Comentarios al proyecto de resolución presupuestos máximos 2021

La carta resalta que no hay claridad respecto a la escogencia de los periodos de referencia. “En la descripción de la metodología no se menciona cuál es el año base de la información como si se determinó en la metodología definida en la Resolución 205 de 2020. Lo que se menciona es que para efecto de la estimación de las cantidades de 2021 se usa la información de NO PBS de los años 2015 a 2018. Se pregunta entonces, ¿Por qué no se usa la información real de 2019 ni la de 2020?” asevera la misiva.

Finalmente, la carta reitera que la aclaración de la naturaleza del presupuesto máximo es necesaria también para establecer la mancomunación de los recursos, esto teniendo en cuenta que el proyecto de resolución recomienda a las EPS gestionar con los actores y sus redes de prestación de servicios, el acceso a las tecnologías y servicios en salud de forma integral sin diferenciar las fuentes de financiación, orientado hacia el avance de la gestión conjunta de los recursos de la unidad de pago por capitación (UPC) y del presupuesto máximo.

ACEMI enfatiza que la asociación está a favor de la mancomunación de estos recursos en pro de la integralidad del aseguramiento, sin embargo la aclaración por parte del Ministerio de Salud cerraría cualquier posible controversia que pueda presentarse ante los órganos de control

Continuar leyendo

Actualidad

Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

Los factores psicológicos como el estrés y la ansiedad pueden provocar indirectamente complicaciones durante el embarazo, según un estudio realizado en España.

Publicado

el

Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

La ansiedad y los problemas laborales y personales suelen elevar los niveles de cortisol en el organismo, esto representa un factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones durante el embarazo, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid y el Hospital Universitario La Paz. No obstante, también se observo que los niveles altos de melatonina y satisfacción tienen el efecto contrario, es decir, protegen de posibles complicaciones.

El estudio fue publicado en el ‘Journal of Personalized Medicine’, y estuvo encaminado a indagar a cerca de las variables psicosociales durante la gestación y sus efectos en las complicaciones maternoinfantiles. Con esta base, los investigadores pusieron el foco en dos hormonas primordiales durante el embarazo: la melatonina y el cortisol, y su vínculo con los factores psicológicos, caracterizada por una edad avanzada en el embarazo.

Anteriores estudios habían evidenciado que los niveles bajos de melatonina durante el embarazo tenían relación con el desarrollo de estados de ansiedad y depresión, lo que sugería que la reducción en las horas de sueño de las gestantes tenían esta consecuencia, debido a que la melatonina se sintetiza durante la noche.

También puede leer: Minsalud asignó responsabilidades para control sanitario de vuelos humanitarios

Estrés y ansiedad, detonantes de complicaciones durante el embarazo

Por otro lado, el cortisol es una hormona estrechamente relacionada con el estrés y la ansiedad: niveles altos de cortisol materno en embarazos gemelares se ha asociado con menor peso del recién nacido. Adicionalmente, existe evidencia que muestra que el estrés materno, especialmente durante la primera etapa del embarazo aumenta el riesgo de que el bebé sufra algún trastorno mental.

“Nuestra hipótesis fue que el contexto psicológico de las madres durante la gestación influye en el embarazo, a través de alteraciones en la melatonina y cortisol materno”, exponen los autores.

Para comprobar esta idea, los investigadores convocaron 182 mujeres sanas en la octava semana del embarazo, a quienes se les extrajo una muestra de sangre para establecer los niveles de melanina y cortisol. Así mismo a las participantes se les realizaron encuestas para analizar diferentes variables psicológicas, y se les hizo seguimiento para ver si desarrollaban alguna enfermedad gestacional o complicación fetal.

Este seguimiento dio como resultado, que el 46.2% de las voluntarias presentaron alguna complicación materna y el 25% presento alguna patología fetal, no obstante,  tanto las complicaciones maternas como las fetales se asociaron con la prematuridad.

Los investigadores concluyeron que las dos hormonas objeto de estudio están fuertemente relacionadas con las complicaciones gestacionales especialmente en el inicio del embarazo. Pero la melatonina tiene una asociación positiva a la gestación previniendo posibles complicaciones.

“Las altas puntuaciones en satisfacción vital podrían ser una característica que previene las complicaciones durante el embarazo, mientras que la ansiedad y el conflicto trabajo-vida personal podrían ser factores de riesgo para el desarrollo de complicaciones fetales” concluyen los investigadores.

Finalmente, vale decir que estos hallazgos son importantes, ya que pueden conducir al establecimiento de políticas y directrices que apoyen más la parte psicológica y social durante el embarazo.

También puede leer: 4.7 millones de personas tienen planes voluntarios de salud en Colombia

Continuar leyendo

Actualidad

4.7 millones de personas tienen planes voluntarios de salud en Colombia

Según un estudio de ACEMI y Fasecolda 4.7 millones de colombianos tienen planes voluntarios de salud, lo que representa un 8.2% del gasto en salud del país.

Publicado

el

4.7 millones de personas tienen planes voluntarios de salud en Colombia

Según los datos preliminares de un estudio realizado por la  Federación de Aseguradores Colombianos – Fasecolda y la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral – ACEMI en Colombia, cerca de 4.7 millones de personas tienen planes voluntarios de salud, lo que representa un 0.6% del PIB y un 8.2% del gasto en salud del país.

Otros hallazgos del análisis señalan que los colombianos prefieren los planes de medicina prepagada representando el 57% de la población, seguido de las pólizas de salud con un 27% y los planes complementarios y ambulancias prepagadas con 16%.

Es importante decir, que los planes voluntarios de salud han jugado un papel fundamental en el aseguramientos de un porcentaje importante de pacientes, logrando cerrar la brecha de atención y calidad del sistema de salud público.

La pandemia también fomentó el uso de planes voluntarios de salud, ya que los colombianos que disponían de estos pudieron acceder a los servicios de salud a través de telesalud y canales exclusivos de atención médica telefónica. Así mismo brindaron atención hospitalaria y domiciliaria a pacientes Covid, y realizaron toma de muestras a domicilio y seguimiento de las cadenas de contagio.

“El sistema de salud en Colombia ha mostrado su valor durante la pandemia. La articulación de actores públicos y privados en torno al aseguramiento es un elemento fundamental de este éxito”, explicó Mario Cruz, director de las cámaras de Seguridad Social, Vida y Personas de Fasecolda.

También puede leer: Hospitales en Medellín declaran emergencia hospitalaria

Datos del estudio de planes voluntarios de salud

Las personas que tienen un plan voluntario de salud en Colombia acuden en promedio 11.6 veces al sistema anualmente, mientras que las personas que no cuenta con uno asisten en promedio 20 veces. De otro lado, los planes voluntarios de salud le generan ahorros al sistema obligatorio equivalente a un 32.6% de la prima que el Estado reconoce a las EPS. En el agregado ahorran $462 mil millones de pesos al año al sistema de salud

Otro dato a resaltar, es que en los últimos 10 años el número de personas afiliadas en Colombia se ha duplicado esto sugiere el valor que las familias y algunas compañías encuentran en este tipo de planes.

Sin embargo, solo con el 0.6% del ingreso nacional, el gasto en aseguramiento privado en Colombia es similar al de países de la OCDE, pero el gasto es superior en países como Brasil (2.9%) y Suráfrica (4.0%).Se prevé que los resultados definitivos del estudio de planes voluntarios en el país se presente a finales de este mes.

Nuevas oportunidades para los planes voluntarios de salud

Según Diana Cárdenas, exviceministra y exdirectora de la ADRES, (citada por Fasecolda)  el cambio en la composición del financiamiento del sistema de salud abre nuevas oportunidades a los planes voluntarios de salud, pero deben abrirse posibilidades como:

  • Permitir la suscripción de planes privados a personas en el régimen subsidiado.
  • Ajustar los portafolios de los planes voluntarios de salud para que se incluyan coberturas relacionadas con el cuidado de personas mayores, prestaciones económicas y tecnologías no cubiertas en el plan básico de salud
  • Permitir la sustitución del aseguramiento público por planes voluntarios de salud para algunas poblaciones sin perder los mecanismos de equidad existentes.

También puede leer: Felix Nates deja el Minsalud

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras