Segundo caso confirmado de paciente que se cura del VIH

Tras un trasplante de células madre, un segundo paciente se habría curado del virus del VIH, causante de la enfermedad del sida
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

Tras un trasplante de células madre, un segundo paciente se habría curado del virus del VIH, causante de la enfermedad del sida. 30 meses después de haber abandonado el tratamiento antirretroviral, los médicos no encontraron ningún rastro de la infección.

El “paciente de Londres” como es apodado, es la segunda persona en el mundo de la que se logró eliminar el virus, después de un primer paciente en Berlín que también se sometió al mismo procedimiento para tratar un cáncer y que logró eliminar de su sistema ambas enfermedades.

La revista científica The Lancet HIV, informó que además de este paciente, habría un tercer paciente que tampoco presenta síntomas hace más de 14 meses en Alemania. 

Tratamiento antirretroviral

Recordemos, que el tratamiento antirretroviral es la piedra angular del actual tratamiento del VIH, este lo mantiene bajo control y reduce la concentración del virus en el organismo, disminuye el riesgo de trasmisión e impide que la infección provoque la enfermedad del SIDA, es sabido que cuando una persona que tiene VIH interrumpe este tratamiento el virus rebota en las primeras 4 semanas.

La razón por la que los tres pacientes que han logrado curarse de VIH no hayan tenido rebote del virus, es que estos recibieron un trasplante de células madre de donantes que tenían dos copias de una mutación que provoca que los glóbulos blancos, sean resistentes al VIH.

Al hacerles el trasplante, conforme las células del donante van reemplazando, las de la persona con el virus disminuyen las posibilidades de que el VIH se replique y, por tanto, que pueda seguir infectando. Y, como demuestran estos tres casos, el virus acaba desapareciendo.

Tratamiento no aprobado

Sin embargo, los investigadores reconocen que este método no es una solución para las personas que tienen VIH ya que es un procedimiento pesado y peligroso, que, según ellos, plantea cuestiones éticas, estimando que solo podría aplicarse a personas que tienen VIH y a su vez sufren algún tipo de cáncer.

Casi 38 millones de personas tienen VIH en el mundo. Así mismo, 800.000 personas murieron en 2018 de afecciones vinculadas con este virus. Otra preocupación es la aparición de formas de VIH resistentes a los medicamentos. Esta enfermedad aún representa un desafío para la ciencia médica.

Finalmente, el Dr. Ravindra Kumar Gupta, coautor de esta investigación señala que: “Es un tratamiento de alto riesgo y solo se usa como última opción para pacientes con VIH que padecen enfermedades hematológicas que ponen en riesgo su vida. Por tanto, no es una opción que podría ofrecerse se forma generalizada a pacientes que ya siguen un tratamiento antirretroviral con éxito”.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN