Conéctate con nosotros

Actualidad

¿Redes Integrales o listas de prestadores? NO vengan con cuentos

Publicado

el

Editorial de Carlos Felipe Muñoz Paredes
 

La creación de la estrategia de Redes Integrales de Prestadores de Servicios de Salud RIPSS, incluida en la política de atención integral en salud (MIAS), ha colocado a los pagadores y prestadores en una carrera bastante mal orientada, sobre el fondo y la forma de lo que se pretende. Intentaremos aclarar estos puntos de la mejor manera:

Enfoque de diez y seis (16) grupos de riesgo

El fondo de la estrategia subyace en la filosofía y prospectiva planteada en el documento que dio origen a la política, y que establece diez y seis (16) grupos de riesgo, que inician con el fundamental cardio-cerebro-vascular -metabólico y cierra con los trastornos degenerativos, neuropatías y enfermedades autoinmunes; cada uno de estos grupos de riesgo, obviamente contienen los pacientes con las principales patologías que la carga de enfermedad ha podido identificar y priorizar.

Se le ha pedido entonces a las EPS, que organicen Redes Integrales que sean capaces de interceptar estas condiciones de salud y enfermedad, en un concepto relativo y cambiante denominado “gestión de riesgo en salud”.

Estudios previos que deben realizar las EPS

Para ello, las EPS debían haber realizado los estudios nuevos de oferta y demanda de servicios y de salud, y actualizado las métricas de la capacidad instalada de estos prestadores, para tratar al máximo de evitar la creación vía contrato, de lo que CONSULTORSALUD denomina embudos sectoriales, que no es otra cosa, que la mala práctica tan extendida en el país, de permitirle a una IPS vender varias veces su capacidad instalada, sin ningún tipo de supervisión por parte de la superintendencia nacional de salud.

Prestadores primarios y complementarios

Estos estudios le deberían haber permitido a las EPS, entender el nuevo mapa territorial de oferta, que será contrastado con la actualización obligatoria y anual de la “caracterización” de sus afiliados y beneficiarios, de la cual se desprende el riesgo individual y familiar, y acto seguido se realiza la priorización, que a su vez desencadena contratos innovadores que enfrenten esta situación cambiante.

¿Pero qué es lo que estamos viendo?

La realidad en casi todo el país nos está mostrando a un Ministerio de salud laxo, completamente desvinculado de su tarea orientadora respecto de este cambio estructural, en la ruta de formulación de las redes, permitiendo este actuar, subir al aplicativo de redes, los mismos contratos que ya se tienen suscritos con prestadores individuales, y que por la aparente vía de la integración y no de la integralidad, pretenden convencernos de un remedo de redes que en verdad no existen.

Los prestadores se están negando a procesos colaborativos y de agrupamientos, que generen organizaciones funcionales novedosas; son mínimas las Uniones temporales, consorcios o tercerización y las asociaciones publico privadas que le apuestan a la transformación conceptual y operativa real, de ofrecerle al ciudadano paciente un nuevo ecosistema más efectivo, con una gobernanza renovada, que le permita a las instituciones o a las unidades agrupadas, concebir nuevos procesos y formas de elevar la calidad, reducir los costos y gastos, al tiempo que se comprometen con resultados concretos y evaluables.

¿Y el pago centralizado a las redes?

Tampoco vemos que el proceso de agrupamiento esté llevando a los prestadores públicos y privados a aceptar que exista por ejemplo, un líder de una unión temporal, que sea el que reciba los recursos de la operación de una red, y que este recurso, pueda ser administrado y distribuido entre los diferentes integrantes, en virtud de acuerdos de voluntades que apunten a una nueva raza de indicadores,  basados en estándares de calidad, seguridad, efectividad, eficiencia y en general aceptabilidad y bienestar por parte del ciudadano paciente. NO lo vemos.

Los prestadores se mantienen casi inmutables en su posición de prestar servicios desde su individualidad, esperando un pago (que sigue siendo peligrosamente incierto) desde la EPS, sin querer compartir el desafío planteado desde el MIAS.

Mientras cada prestador reciba de manera individual su remuneración por servicios prestados, y si estos servicios prestados no son integrales, puede que el ministerio acepte este cargue de hospitales, clínicas y de ESE en la plataforma de redes, pero que nadie se engañe: esas no son las redes que el país pretendía, ni las que necesita, ni las que van a resolver el problema de cambiar el enfoque de lo curativo hacia el cuidado desde lo primario.

¿Y los Equipos Multidisciplinarios de Salud EMS qué?

La estrategia de Equipos Multidisciplinarios de Salud EMS, que reza la política de atención integral en salud, que debería ser la puerta de entrada y sobre la cual descansaría la mayor parte del peso de la transformación, no ha comenzado, no se ha reglamentado, y no existe un alineamiento de lo que se planteó en el año 2015, con, por ejemplo el Marco Nacional de Cualificaciones MNC, que pretende establecer inequívocamente, cuáles son las habilidades, las destrezas y los conocimientos que deben tener todos los profesionales y agentes del sector salud.

¿Y los prestadores primarios?

Tampoco hemos visto reglamentar al prestador primario, sobre quien debe recaer el 85% del peso educativo, promocional, diagnóstico, asistencial y resolutivo de los colombianos en el MIAS; Si no hay prestadores primarios, entonces no puede haber complementarios, y por ende no puede haber redes integrales: o será que en CONSULTORSALUD leímos e interpretamos mal la política de atención integral de atención en salud MIAS?

¿Entonces, como debería ser?

Pues para decirlo brevemente: Las EPS realizan de verdad los estudios de oferta y demanda, para realizar un “escaneo de horizontes” que le permita identificar los nuevos jugadores del sector salud, que pueden llegar a integrar sus diferentes RIPSS; aportan la caracterización actualizada y anual de sus afiliados y beneficiarios, y la cruzan también con los ASIS departamentales y distritales; los entregables de este primer circuito virtuoso serían dos: 1. priorización de afiliados en grupos de riesgo y, 2. priorización de prestadores de acuerdo a oferta instalada.

Luego se organizan los prestadores primarios que generalmente serán genéricos, es decir, atenderán a la mayoría de los grupos de riesgos de las diferentes EPS, y también se organizarán los prestadores complementarios, que por su naturaleza serán diferentes, pues interceptan desde sus especialidades a las patologías de interés en salud pública que el MIAS describió; estos agrupamientos preliminares a la conformación de redes pueden provenir directamente de los prestadores a manera de organizaciones funcionales, y todo tipo de alianzas permitidas en las circulares 065 y 066 de 2010 de la superintendencia nacional de salud. Los entregables de este segundo circuito virtuoso serian dos también: 1. Prestadores primarios, y 2 prestadores complementarios.

En este momento se desata el escenario contractual, que como todos podemos entender entonces, no se parece en nada a lo que hasta ahora hemos realizado previamente durante estos 25 años del SGSSS; lo que esperamos que ocurra es que, estos prestadores primarios (que contienen en su interior a los EMS), se sumen a los prestadores complementarios, en los tableros de planeacion de las EPS, y sean la génesis de la redes integrales que les estamos reclamando; Estas redes serán contratadas como una sola entidad (al menos en la mayoría de los casos así debería ocurrir), y por ende estas RIPSS deberían concebir un modelo organizacional diferente y una gobernanza que responda precisamente por el reto de la integralidad; El entregable de esta etapa es único y fundamental: RIPSS

El pago único periódico que reciba la red, por el cuidado integral de los ciudadanos que sean protegidos por esta figura articuladora, deberá ser repartido entre sus constitutivos, de acuerdo con los resultados, el cumplimiento de las metas clínicas e indicadores de gestión,  para lo cual se espera, hayan concebido esquemas de incentivos que corran paralelos al desempeño de cada componente, y al resultado final obtenido por la alianza.

Producto de estos aciertos, se esperaría como cosecha secundaria a la integralidad, la incorporación de autorizaciones integrales, rompiendo el circuito perverso que ha convertido al paciente y su familia en los mensajeros del sistema, y de paso reduciendo sus aportes económicos en forma de copagos o cuotas moderadoras.

Que alguien me saque de la duda – ¿Estamos frente a un déjà vu?

Son estas, las redes integrales que soñamos, reglamentamos y necesitamos los colombianos, las que se están registrando hasta el 24 de diciembre de 2018 en el aplicativo de redes que concibió el Minsalud en el SISPRO?, o estamos frente a otro exabrupto sectorial, en donde dilapidamos otra vez, la oportunidad de renovar de fondo al sistema de salud?

Si estas no son las redes que se están registrando, seria preferible abortar el proceso, y dotar de “dientes” a la supersalud, para que haga cumplir el proceso y el objeto de la política, y dejemos de lado esta farsa que se me antoja un déjà vu.

Actualidad

Bogotá, Caldas y Antioquia, las regiones con mejor desempeño en salud – Índice Departamental en Salud

El centro de pensamiento ‘Así Vamos en Salud’ presentó este martes el listado de los departamentos de Colombia que resultaron mejor evaluados en el Índice Departamental en Salud. Bogotá, Caldas y Antioquia obtuvieron las mejores calificaciones.

Publicado

el

Bogotá, Caldas y Antioquia, las regiones con mejor servicio de salud del país

El centro de pensamiento ‘Así Vamos en Salud’ presentó este martes el listado de los departamentos de Colombia que resultaron mejor evaluados en el Índice Departamental en Salud. Bogotá, Caldas y Antioquia obtuvieron las mejores calificaciones.

El ranking es el resultado de una metodología que diseñó ‘Así Vamos en Salud’, con el soporte técnico de Profamilia. La presentación del Índice contó con la participación del ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, así como de secretarios de Salud departamentales.

El estudio consta de cinco ‘ejes’, que a su vez agrupan 14 indicadores que han sido reportados por los 32 departamentos y el Distrito Capital, y se registran en fuentes oficiales.

En la siguiente tabla podrá ver los ejes y cada uno de sus indicadores:

El panel de datos se construyó a partir de seis fuentes oficiales de información.

La mayoría de los indicadores se tomaron con información correspondiente a los años 2016 y 2017 (últimos datos disponibles), con dos excepciones:

La proporción de pacientes hipertensos controlados corresponde al 2015; mientras que la data de la mortalidad materna corresponde a los años 2014, 2015 y 2016, lo que permite calcular el progreso.

Panorama nacional

Cada eje tiene una puntuación de 0 a 100, y sumados los 5 ejes se da una calificación final con la que se determina la posición en el ranking.

Los líderes del Índice

  1. Bogotá: 76 puntos
  2. Caldas: 73 puntos
  3. Antioquia 73 puntos
  4. Norte de Santander 72 puntos
  5. Atlántico 72 puntos
  6. Risaralda 71 puntos
  7. Tolima 70 puntos
  8. Casanare 70 puntos
  9. Boyacá 70 puntos
  10. Nariño 70 puntos

Entre los aspectos a destacar en el Índice Departamental en Salud está que la calificación promedio a nivel nacional fue de 62 puntos.

Como se evidencia en las posiciones en el índice se destacan Bogotá, D.C. con el mayor puntaje (76 puntos) seguido por Caldas, Antioquia y Norte de Santander.

Los de peor desempeño

Los resultados del Índice Departamental en Salud también revelaron que el 33% de los departamentos tiene un nivel de desempeño inferior a los 50 puntos.

Vichada, Chocó, Magdalena y Guainía fueron el grupo de departamentos con puntajes inferiores a 45 puntos, y por ende los que cierran el ranking.

A continuación los cinco departamentos con menor desempeño:

  1. Vichada 28 puntos
  2. Chocó 40 puntos
  3. Guainía 44 puntos
  4. Magdalena 44 puntos
  5. Sucre 68 puntos

“Este ranking es una iniciativa para que cada año los departamentos se esfuercen por ubicarse entre los primeros lugares, como resultado de la gestión que realicen para mejorar sus indicadores de salud” explicó Augusto Galán Sarmiento, director de Así Vamos en Salud.

En ese sentido, Galán destacó que la medición sirve como guía para que los candidatos a las gobernaciones que están en campaña durante el segundo semestre del año, diseñen sus programas de salud departamentales y los electores sepan que necesitan mejorar en sus regiones.

Resultados por ejes

De acuerdo con Juan Carlos Rivillas, director de Investigaciones de Profamilia, en el Índice Departamental en Salud no hay resultados óptimos de ningún departamento, ya que no todos tienen buenos resultados en todos los ejes.

“La invitación a los departamentos que lograron ubicarse en los primeros lugares es a continuar mejorando, y hacer algo donde pueden hacerlo”, dijo Rivillas.

Por ejemplo, a pesar de que Bogotá ocupa el primer puesto en el ranking, necesita invertir en mejorarla Percepción y opiniones de los usuarios el saneamiento de cuentas

A continuación la tabla con los 5 departamentos mejor ubicados por cada eje:

Como se evidencia en la tabla, aunque Bogotá lidera el ranking, apenas aparece en las cinco primeras posiciones de 2 de los 5 ejes. Hacia allí va encaminada la invitación de Rivillas.

Total de resultados

La distribución geográfica del Índice Departamental de Salud permite identificar mayor nivel de desempeño y un comportamiento homogéneo en la Región Andina.

Por otro lado, menores niveles de desempeño se encuentran en las Regiones de la Orinoquia y la Amazonia.

Por su parte, los dos litorales tienen comportamientos más heterogéneos destacando menores desempeños de los departamentos de Magdalena (Litoral Caribe) y de Chocó (Litoral Pacífico).

Es posible establecer que patrón de localización del Índice no es aleatorio y el grupo de departamentos con bajos niveles de desempeño general se encuentra en regiones caracterizadas por condiciones socio demográficas y de desarrollo con mayores desventajas sociales: mayor pobreza, mayor número de necesidades básicas insatisfechas, menos oportunidades de educación, empleo y realización personal.

A continuación encontrará la tabla con el resultado por ejes y final de cada uno de los departamentos que se incluyeron en el Índice:

DOCUMENTOS ADJUNTOS

Continuar leyendo

Actualidad

Zika: nuevos hallazgos de la epidemia

Según el INS, entre las personas infectas 18.177 fueron mujeres gestantes de los cuales 16.597 niños nacidos presentaron antecedente zika.

Publicado

el

Tras aproximadamente tres años de investigación, el Instituto Nacional de Salud (INS) reveló nuevos hallazgos sobre los efectos que en su momento tuvo la epidemia de Zika en Colombia, en 2016, y que dejó a más de cien mil personas infectadas. 

También puede leer: Colombia y estados unidos afianzan proyecto ZEN

Los resultados

Entre las personas infectas según el informe del INS el 18.177 fueron mujeres gestantes de los cuales 16.597 niños nacidos con antecedente zika que no presentaron el síndrome, se estima que alrededor de un 39% pueden tener riesgo de alteraciones en el desarrollo de la audición y el lenguaje.

Por consiguiente, dada la magnitud de la epidemia y las implicaciones de la infección en el embarazo y en el desarrollo del feto, el INS emprendió una serie de investigaciones para hacer seguimiento a las mujeres embarazadas y a sus hijos  la cual arrojo como resultado que alrededor de  356 casos presentaron Síndrome Congénito de Zika (SCZ), (macrocefalia) como consecuencia de la infección prenatal.  

 Investigación

La doctora Jovana Ocampo, quien lideró el estudio titulado ‘Zika y prestación de servicios de salud en dos municipios de Colombia’, señaló que su investigación arrojó problemas en el diagnóstico y en la calidad de atención a las madres.

La Investigadora destacó que “una de las preocupaciones que manifestaron las mujeres es que nunca se les entregaron los resultados. Pero también hubo profesionales que se quejaron de la calidad de la ecografía”.

Niños con el síndrome del zika

Los niños que no tienen el síndrome congénito, pero fueron infectados, tienen algunos problemas de déficit cognitivo, visual y auditivo”, afirmó la doctora Marcela Mercado.

Por otra parte, entre los principales hallazgos encontrados por el INS se puedo evidenciar lo siguiente:

Hallazgos principales en lactantes con síndrome congénito de Zika

Neuroimágenes

Calcificaciones, trastornos de migración neuronal,
anomalía cuerpo calloso y ventriculomegalia (92%).

Trastornos asociados

Epilepsia (62%), trastorno del sueño (51,7%),
hipoacusia neurosensorial (14%), trastorno de
deglución (86,2%).

Oculares

Compromiso de retina macular, extra macular y
nervio óptico (37%).

Cráneo-faciales

Microcefalia severa, desproporción
cráneo facial (74%).

Hallazgos en lactantes sin síndrome congénito de Zika

Neurodesarrollo

Riesgo de alteraciones en el desarrollo
de audición y lenguaje (39%).

Compromiso neurológico

Hemiparesia (4,6%).
Convulsión febril compleja (2,1%).

Compromiso auditivo

Hipoacusia neurosensorial (2,7%).

Continuar leyendo

Actualidad

Supersalud interviene el Hospital San Andrés de Chiriguaná en Cesar

La Superintendencia de Salud ordenó la intervención forzosa para administrar por un año al Hospital Regional San Andrés E.S.E. de Chiriguaná en el Cesar.

Publicado

el

Supersalud interviene el Hospital San Andrés de Chiriguaná en Cesar

La Superintendencia de Salud ordenó la intervención forzosa para administrar por un año al Hospital Regional San Andrés E.S.E. de Chiriguaná en el Cesar.

Mediante la Resolución 6063 de junio, la Supersalud tomó la medida que busca garantizar la adecuada prestación del servicio de salud a usuarios del hospital.

También le puede interesar: Con novedosa técnica quirúrgica cirujanos de la UHMES Simón Bolívar reconstruyen vías biliares.

Además se busca superar los hallazgos contenidos en términos de atención y las dificultades presupuestales y financieras que tiene el hospital.

¿Por qué la medida?

Según explicó el superintendente Delegado para las Medidas Especiales (E), Germán Augusto Guerrero, entre los hallazgos que obligaron a intervenir este Hospital están:

  • Baja ocupación de los servicios asistenciales
  • Evidente deterioro en algunas áreas de la infraestructura
  • El aumento de los pasivos
  • Deudas con funcionarios, contratistas y proveedores.
  • Cierre progresivo de servicios

“Con el acompañamiento del Ministerio de Salud y el compromiso de la Gobernación del Cesar, desde la Superintendencia consideramos que el Hospital deberá corregir el rumbo y salir a flote, a través de estrategias que les permitan a los usuarios contar con calidad en la atención en salud”, dijo el Superintendente Delegado para las Medidas Especiales (E).

También le puede interesar: Supersalud ratifica sanción por $1.400 millones a Cosmitet.

Por tal razón, la Supersalud removió del cargo a la actual gerente del hospital y la Junta Directiva, y designó al doctor Germán Darío Gallo Rojas, para ejercer las funciones de Agente Especial Interventor.

También le puede interesar: EPS y hospitales del Huila logran acuerdos de pago por $30 mil millones.

“Es una persona con mucha experiencia en el sector, ha trabajado en instituciones con situaciones similares y ha obtenido buenos resultados”, destacó Gómez, quien agregó que los demás trabajadores y funcionarios seguirán vinculados al Hospital.

Continuar leyendo

Innovación

Productos destacados

Latinoamércia

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras