Conéctate con nosotros

Biblioteca

Nuevo plazo para el fin del CTC – Resolución 3951 de 2016

Publicado

el

Derogada la Resolucion 1328 – Ultima Hora. El  ministerio de Salud y Protección Social con la Resolución 3951 de 2016 establece el procedimiento para el acceso, reporte de prescripción, suministro y análisis de la información de servicios y tecnologías no cubiertas en el Plan de Beneficios con cargos en la UPC.

La Resolución 3951 de 2016 fija, además, los requisitos, términos y condiciones para la prestación de recobros ante el FOSYGA, como del proceso de verificación, control y pago de las solicitudes de recobro que se hagan.

Usos no incluidos en el registro sanitario (UNIRS).

Es entendido como el uso o prescripción excepcional de medicamentos que requieren ser empleados en indicaciones y/o grupos de pacientes diferentes a lo consignado en el registro sanitario otorgado por el INVIMA.

Reporte de la prescripción de servicios y tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

La prescripción de los servicios y tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC será realizada por el profesional de la salud, el cual debe hacer parte de la red definida por las EPS—E0C, a través del aplicativo que para tal efecto disponga este Ministerio, el cual operará mediante la plataforma tecnológica del Sistema Integral de Información de la Protección Social — SISPRO con diligenciamiento en línea o de acuerdo con los mecanismos tecnológicos disponibles en la correspondiente área geográfica.

Para todos los efectos, la prescripción efectuada en el aplicativo será equivalente a la orden y/o fórmula médica, la información será diligenciada una única vez por el profesional de la salud y el referido instrumento permitirá la impresión de la misma para la respectiva entrega al usuario.

En ningún caso las Entidades Promotoras de Salud (EPS), las Entidades Obligadas a Compensar (EOC) y las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) podrán seleccionar de manera discrecional los profesionales de la salud que realizarán la prescripción, ni podrán restringir la autonomía de los mismos.

Cuando se trate de profesionales de la salud en Servicio Social Obligatorio, para realizar la prescripción de servicios o tecnologías no cubiertas por el Plan de Beneficios con cargo a la UPC, deberán estar asignados en una plaza aprobada, identificada con el Código Único de Identificación de Plazas de Servicio Social Obligatorio (CUIP) y debidamente actualizada por las Secretarías de Salud en el aplicativo dispuesto para tal fin por el Ministerio de Salud y Protección Social, en concordancia con lo señalado en el artículo 12 de la Resolución 1058 de 2010.

El reporte de la prescripción que realiza el profesional de la salud y por tanto, la decisión tomada por éste, así como los datos allí consignados, no podrán ser modificados por las Entidades Promotoras de Salud (EPS), Entidades Obligadas a Compensar (EOC) o Instituciones Prestadoras de Servicios Salud (IPS), quienes tampoco podrán solicitar soportes adicionales para efectos del suministro del servicio o tecnología en salud no cubierta en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

Requisitos para realizar la prescripción de servicios y tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

La prescripción de servicios y tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC, deberá en cualquier caso observar los siguientes requisitos:

1. Que el servicio o la(s) tecnología(s) en salud no se encuentre(n) cubierta(s) en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

2. Que el uso, ejecución o realización del servicio o tecnología en salud no cubierta en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC haya sido autorizado por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) en el caso de medicamentos o dispositivos o las demás entidades u órganos competentes en el país según sea el caso.

3. Que el uso, ejecución o realización del servicio o tecnología en salud no cubierta en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC se encuentre definida en la clasificación única de procedimientos en salud (CUPS) en el caso de los procedimientos en salud.

4. Que se hayan agotado o descartado las posibilidades técnicas y científicas para la promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación de la enfermedad, de las tecnologías contenidas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC y no se haya obtenido resultado clínico o paraclínico satisfactorio en el término previsto de sus indicaciones, o se hayan previsto u observado reacciones adversas o intolerancia por el paciente, o existan indicaciones o contraindicaciones expresas, de todo lo cual, deberá dejarse constancia en la historia clínica yen el aplicativo.

5. Que la decisión de prescribir un servicio o la tecnología en salud no cubierta en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC, sea consecuente con la evidencia científica disponible. En caso de que existan protocolos, guías y procedimientos desarrollados en el país deberá tomarlos como referencia.

6. Que la prescripción y uso de los medicamentos de la lista denominada UNIRS es responsabilidad del médico tratante y de manera solidaria la IPS. En todo caso deberá mediar el respectivo consentimiento informado por parte del paciente o su representante.

7. Que los servicios o tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC, no correspondan o tengan propósito cosmético o suntuario, sin evidencia científica sobre seguridad, eficacia y efectividad clínica, que se encuentren en fase de experimentación, o que requieran ser prestados en el exterior.

8. Consignar de forma expresa en la historia clínica del paciente y en el aplicativo, sin que ello implique realizar registros dobles de la información, el cumplimiento de los criterios a que se refiere el artículo posterior para la prescripción de servicios y tecnologías en salud no cubiertas en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

Las entidades promotoras de salud que ya cuenten con la adaptación tecnológica y administrativa, podrán utilizar el registro de prescripción de servicios o tecnologías no cubiertas por el Plan de Beneficios y presentar las solicitudes de recobro ante el FOSYGA de acuerdo con lo establecido en la presente Resolución, a partir del 1 de septiembre de 2016. (Lea: Instrucciones para para activarse en la plataforma web Mipres y prescribir no POS)

Plazos para presentar solicitudes de recobros

Las entidades recobrantes deberán adelantar las etapas de pre-radicación y radicación de las solicitudes de recobro ante el FOSYGA o la entidad que se defina para el efecto, teniendo en cuenta lo siguiente:

– Para los servicios o tecnologías en salud no cubiertos por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC que hayan sido prestados hasta la entrada en vigencia de la Ley 1753 de 2015, se aplicará lo previsto en el artículo 111 del Decreto — Ley 019 de 2012. 2.

– Para los servicios o tecnologías en salud no cubiertos por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC que hayan sido prestados a partir de la entrada en vigencia de la Ley 1753 de 2015, se aplicará lo establecido en el literal a) de su artículo 73.

La solicitud de recobro se debe radicar en los primeros quince (15) días de cada mes, de acuerdo con el cronograma y condiciones que establezca la Dirección de Administración de Fondos de la Protección Social, quien podrá establecer cupos mensuales de radicación de recobros para cada entidad.

Auditoría Integral

El FOSYGA deberá llevar a cabo las etapas de preauditoría y auditoría integral e informar de su resultado a la entidad recobrante dentro de los dos (2) meses siguientes al vencimiento del período de radicación en el que fue presentado el correspondiente recobro.

El período habilitado para la radicación de las objeciones y subsanaciones de los resultados de auditoría corresponderá a los días dieciséis (16), diecisiete (17), dieciocho (18), diecinueve (19) y veinte (20) de cada mes.

Si la auditoría integral arroja como resultado la aprobación del recobro. El pago se realizará a la cuenta bancaria registrada ante el FOSYGA.

Pago de los recobros

El FOSYGA  efectuará a más tardar el octavo (8) día hábil siguiente al vencimiento del período de radicación mensual, giros previos a la auditoría integral a favor de las entidades recobrantes de los servicios o tecnologías en salud no cubiertas por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC.

La entidades que quieran obtener el giro de recursos previo al proceso de auditoría integral, deben cumplir con los requisitos dispuestos en el artículo 63 de la Resolución 3951 de 2016. Esos requisitos no aplican para entidades que se encuentren en una medida administrativa de intervención forzosa para liquidar.

El monto a reconocer y pagar por recobros de servicios o tecnologías en salud no cubiertas por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC se determinará sobre el precio de compra al proveedor, considerando los valores de reconocimiento o los precios de medicamentos regulados, según aplique, soportado en la factura de venta o documento equivalente. Teniendo en cuenta, además, los aspectos especificados en el artículo 65 del presente acto administrativo.

Transitoriedad y plan de adaptación.

Los actores a los cuales aplica la presente Resolución, de conformidad con su capacidad tecnológica y administrativa, diseñarán el plan de adaptación que se requiera para utilizar el registro de prescripción en línea de que trata la presente Resolución. Por lo tanto, las solicitudes de servicios o tecnologías en salud no cubiertas por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC, cuyas aprobaciones se expidan hasta el 30 de noviembre de 2016 por los Comités Técnicos Científicos, se presentarán ante el FOSYGA o quien haga sus veces, de conformidad con lo dispuesto en la Resolución 5395 de 2013, y por lo tanto el procedimiento de reconocimiento y pago se efectuará con base en las disposiciones de dicho acto administrativo. Las entidades promotoras de salud y demás actores participantes del proceso que ya cuenten con la adaptación tecnológica y administrativa, podrán utilizar el registro de prescripción de servicios o tecnologías en salud no cubiertas por el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC y presentar las solicitudes de recobro ante el FOSYGA o quien haga sus veces de conformidad con lo dispuesto en la presente Resolución, a partir del 1 de septiembre de 2016. Bajo ninguna circunstancia atribuible a la entrada en vigencia de esta Resolución, se afectará la continuidad en la prestación de los servicios.

Vigencia y derogatoria.

La presente resolución entra en vigencia a partir de la fecha de su publicación y sus disposiciones serán exigibles desde el primero (1) de diciembre de 2016, fecha a partir de la cual quedará derogada la Resolución 5395 de 2013, salvo lo previsto en el título II que se mantiene vigente para el procedimiento de cobro y pago de servicios y tecnologías sin cobertura en el Plan de Beneficios en Salud con cargo a la UPC suministradas a los afiliados del régimen subsidiado. La Resolución 3435 de 2016 “Por la cual se modifican los artículos 16, 26, 34 y 38 de Resolución 5395 de 2013”, regirá hasta el 30 de noviembre de 2016. Las Resoluciones 1328 y 2158 de 2016 quedan derogadas a partir de la publicación del presente acto administrativo.

La presente Resolución (3951 de 2016) entra en vigencia a partir de su publicación. Pero sus disposiciones serán exigibles a partir del primero (1) de diciembre de 2016.

Descargue: Nuevo plazo para eliminar los CTC – Resolución 3951 de 2016

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Biblioteca

Interrupción voluntaria del Embarazo (IVE)

El ente regulador del sistema de salud y protección social, plantea un proyecto de resolución, mediante el cual se avale la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), en casos despenalizados por la sentencia C-355 de 2006.

Publicado

el

Interrupción voluntaria del embarazo

El ente regulador del sistema de salud y protección social, plantea un proyecto de resolución, mediante el cual se avale la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), en casos despenalizados por la sentencia C-355 de 2006.

Que dice la Sentencia C-355 de 2006

Dicha sentencia emitida en el año 2006 por la Corte Constitucional, dictaminó los principios legales para la despenalización del aborto, con motivo de alguna de las siguientes tres circunstancias.

  1. Situación que la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico, o por un profesional de la psicología, según las exigencias dictadas por la Corte.
  2. Cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico.
  3. En caso de que el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto.

Obligaciones del Estado

Así mismo, a través del documento emitido por la alta Corte, se hace distinción entre lo que se refiere a la vida como un bien cobijado por un derecho protegido constitucionalmente, y la vida como derecho subjetivo de carácter fundamental.

De tal forma que, el Estado tiene la obligación de proteger a las personas dando las garantías legalmente constituidas para el digno desarrollo de la vida humana y que, en una contraposición, se restringe las facultades del ente regulador, puesto que se afirma que el derecho a la vida limita la decisión de la persona, debido a que la condición misma del nasciturus, (persona a nacer) no tiene la misma importancia de protección que se debe dar a la persona gestante.

En este sentido, la Corte interpone que es una prohibición genérica y total sobre el aborto sin tener en cuentas las tres circunstancias antes mencionadas, además de contemplar la violación a derechos fundamentales como derecho a la vida, a la salud, al libre desarrollo de la personalidad, a la integridad personal y la autodeterminación reproductiva.

12 años sin un acceso claro a este derecho por parte de las mujeres

A pesar de que han pasado más de 12 años de emitida la sentencia, la realidad es que las mujeres se han tenido que enfrentar a una serie de fuertes desafíos para la solicitud con protocolos debidamente otorgados a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), lo cual trae un conjunto de repercusiones que atentan contra su salud.

Por tal motivo, se ordenó al Ministerio de Salud y Protección Social, emitir una regulación que busque garantizar la Interrupción Voluntaria del Embarazo, en los casos despenalizados por la sentencia C-355 de 2006, y que dicho cumplimiento se debe dar a conocer a todas las EPS e IPS del país, así como se deben acoger a las sanciones impuestas por incumplimiento.

Aplicación de la resolución

Lo dictado en el documento de la regulación deberá ser adoptado por la Superintendencia Nacional de Salud, Entidades Territoriales, Entidades Administradoras de Planes de Beneficios –EAPB-, los prestadores de salud y demás entidades que sean responsables de diagnósticos, tratamientos, y otras acciones con competencia en el sector salud y que sean acogidas por el marco de la atención integral en salud según la política sectorial vigente y la Ruta Integral de Atención en Salud Materno Perinatal.

¿Quiénes son titulares de la resolución?

La resolución ampara a toda persona en calidad de gestante, sin importar rango de edad, distinción de género, religión, pertenencia étnica, posición política o filosófica o condición de discapacidad.

IVE para personas extranjeras, refugiadas y migrantes

Además, las personas extranjeras, refugiadas o en condición de migrantes, que se encuentren inmersas dentro de los suscrito por la sentencia C-355 de 2006, pueden hacer uso de la regulación de la – IVE con las debidas atenciones de salud; sin embargo, no tienen posibilidad de afiliarse al régimen subsidiado o contributivo de salud; con acceso a la IVE, se consideran prioritarias y de atención inmediata, por tanto, son atendidas por cada ente territorial.

Vale aclarar que, la prestación de los servicios de salud tipo IVE, se deben reportar por medio del Registro Individual de Prestación de Servicios de Salud (RIPS), el cual se constituye en orden de las Resoluciones 3374 de 2000 y 652 de 2016, las cuales fueron impartidas por el Ministerio de Salud y Protección Social.

También puede leer: Fundación Cardio Infantil 1er Hospital de Colombia y 3er en Latinoamérica

Las observaciones pertinentes a este proyecto de resolución, serán recibidas hasta el día 24 de octubre del presente año, en la dirección de correo electrónica [email protected].

Continuar leyendo

Biblioteca

Emdisalud, otra EPS que le dice adiós al sistema de salud colombiano

Hasta el 31 de octubre Emdisalud deberá garantizar la completa prestación del servicio a sus 448.994 afiliados. A partir del 1 de noviembre ellos pasarán a otras EPS designadas por el Ministerio de Salud.

Publicado

el

CONSULTORSALUD conoció que a través de la resolución 8929 de 2019, la Empresa Mutual para el Desarrollo Integral de Salud, Emdisalud E.S.S. EPS-S, será liquidada totalmente, esto debido a las innumerables quejas e irregularidades en la prestación de los servicios de salud.

También puede leer: Cruz Blanca EPS sale del sistema

Se trata de la segunda intervención que ordena el superintendente de Salud en menos de una semana. De acuerdo a los argumentos expuestos por la entidad, desde el 2013 la situación financiera de está EPS ya se venía deteriorando. En este año, se encontraba bajo medida de vigilancia especial y su intervención se había prorrogado por acuerdos presentados con la Superintendencia de Salud para que la EPS subsanará y optimizará  las operaciones derivadas del aseguramiento en salud.

A la EPS Emdisalud se le dieron plazos para que llevara a cabo planes de mejora que solventaran y corrigieran las desviaciones que se están presentando en el sector salud, asimismo, mitigara los riesgos financieros que estaba atravesando y pudiera finalmente  cubrir  obligaciones con terceros, conllevando a que la entidad en un menor tiempo mantuviera el punto de equilibrio.

Sin embargo, según el análisis presentado por la superintendencia Delegada de Medidas Especiales la situación financiera de la EPS presentaba deterioro año tras año, y sus pasivos eran superiores al activo en casi 5 veces.

“La situación financiera se ha venido deteriorando debido a que los pasivos de la entidad estaban aumentado significativamente, afectando la operación corriente y dando origen al desmejoramiento del patrimonio”. Indica el documento.

Lo que permite inferir que los indicadores de siniestralidad PBS a corte de marzo de 2019 fueron de 100,32%, siendo esta elevada, y reflejando las debilidades de la entidad en términos de contención del costo y optimización de ingreso por concepto de UPC, para corte a junio de este mismo año,  sus activos fueron de $96.000 millones, sus pasivos $503.000 millones y adicionalmente presentaba patrimonio negativo de $-402.491 millones de pesos.

También puede leer: ¿será posible pensionarse en Colombia?

Situación que demuestra que la gestión administrativa en el manejo de los recursos de salud de Emdisalud han sido deficientes, generando un riesgo en el aseguramiento y en la gestión en salud de la población afiliada.

Concentración de Anticipos

El 40% de los Anticipos eran de ($21.415 millones) y estaban concentrados en 24 Prestadores de Servicios de Salud, los cuales se relacionan así:

Peticiones, Quejas, Reclamos, Denuncias (PQRD)

De otra parte, de acuerdo con denuncias conocidas y publicadas por CONSULTORSALUD, a la fecha Emdisalud tiene un promedio acumulado para el trimestre de 2019 de 49,56%  de  quejas por los incumplimientos en la cobertura de la prestación de sus servicios para baja y alta complejidad, en 2018 su reporte fue de 42,91% y según la Supersalud el estándar debe estar por debajo de 33,52%.

En tal sentido, entre las faltas que logró identificar la Supersalud están:

En lo técnico-científico

La cobertura de servicios de baja y alta complejidad  en el territorio nacional es insuficiente, hechos que ponen en riesgo la vida y la salud de los  afiliados. 

Por ejemplo, a marzo de 2019, en cobertura de servicios básicos como atención en medicina general, promoción y prevención, consulta odontológica y laboratorio clínico no superan el 53%. Las unidades de cuidados intensivos para adultos solo alcanzan una cobertura del 61% y de solo el 23% en UCI pediátrica y neonatal. 

Población Materna

La población materna (de alta vulnerabilidad en salud) no tiene la garantía de la prestación de los servicios.  La cobertura en el territorio nacional para la atención en oncología, hematología, quimioterapia y radioterapia es del 0%, y, entre muchos otros aspectos, tampoco cumple con la entrega completa y oportuna de los medicamentos. 

Desviación de indicadores en Enfermedad Renal Crónica

De igual manera, los hallazgos descritos en el documento muestran que Emdisalud presentaba desviación de los indicadores de seguimiento a Enfermedad Renal Crónica ERC de: Porcentaje de captación de hipertensión arterial (HTA) en personas de 18 a 69 años en régimen subsidiado 9.93%; porcentaje de captación de diabetes mellitus en personas de 18 a 69 años régimen subsidiado 18.70%”

En la respuesta emitida por la EPS indica que el número de pacientes a captaren el mes de enero es de 4897, lo cual difiere del resultado del hallazgo, siendo el valor real 1.200/0 de captación de
pacientes hipertensos de 18-69 años.

Experiencia de la Atención

Frente a esta evaluación de comportamiento, los indicadores de experiencia en la atención durante el año 2018 y el primer trimestre de 2019, en el promedio acumulado se puede evidenciar que la Empresa Mutual para el Desarrollo Integral de la Salud “EMDISALUD”, para diciembre de 2018 presento incumplimiento en 6 de los 16 indicadores objeto de seguimiento al plan de acción, los cuales no lograron durante el año 2018 cumplir con la meta establecida.

En lo financiero

Emdisalud no cumple con los parámetros de solvencia y liquidez. Tras 23 años de funcionamiento en el régimen subsidiado y 18 en el régimen contributivo, la EPS enfrenta más de 606 procesos judiciales, por ineficiencia en el pago de indemnizaciones, de perjuicios por incumplimientos de acuerdos de paso y demoras en pagos de facturación.

Esta entidad de salud opera en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cesar, Chocó, Córdoba, Magdalena, Santander y Sucre y de acuerdo al reporte de sus deudas, hasta marzo de este año tenía pendiente más de 50 cuentas por pagar, siendo Córdoba, donde se encuentra la base de su administración, en donde más deben.

También puede leer: llegó el reglamento del MAITE – resolución 2626 de 2019

Parte de tranquilidad a los afiliados

Finalmente, la Superintendencia Nacional de Salud, da un parte de tranquilidad a los afiliados a Emdisalud quienes según asegura la entidad, no se verán afectados con la medida. En consecuencia en los próximos días el Ministerio de Salud publicará el listado de las EPS que recibirán a los usuarios a partir del 1 de noviembre, prestadoras sobre las que la Supersalud no tiene medida de vigilancia especial alguna.

A ningún usuario se le interrumpirá el servicio. Emdisalud deberá garantizar la atención con normalidad hasta el 31 de octubre y desde el día siguiente, 1 de noviembre las EPS receptoras se harán cargo de los afiliados. 

Documentos adjuntos

Continuar leyendo

Biblioteca

Parámetros para la Telemedicina en Colombia – Resolución 2654 de 2019

Con el objetivo de facilitar el acceso y la oportunidad en la prestación de servicios de salud en zonas apartadas, el Gobierno Nacional a través del ministerio de Salud y Protección Social publicó la resolución 2654 de 2019.

Publicado

el

Con el objetivo de facilitar el acceso, la oportunidad y la resolutividad en la prestación de servicios a la población colombiana, en especial, a la que presenta limitaciones de acceso a los servicios básicos en zonas apartadas del país, el Gobierno Nacional a través del ministerio de Salud y Protección Social publicó la resolución 2654 de 2019, la cual fija las disposiciones para la telesalud y establece los parámetros para la práctica de la telemedicina, así como el uso de los medios tecnológicos, la calidad y seguridad de la atención e información de los datos.

También puede leer: llegó el reglamento del MAITE – resolución 2626 de 2019

El documento estable que según la Ley 1955 del (PND 2018 -2022), el Ministerio de Salud, debe promover la gestión de la prestación  de los servicios en salud, a través de avances y mejoras en conectividad en zonas apartadas del país, en articulación con los lineamientos de Min TIC, (impulsando programas de telesalud, historia clínica electrónica interoperable, factura electrónica y demás apropiaciones TIC) y en el marco de los Servicios Ciudadanos Digitales.

¿Qué expone la resolución 2654 de 2019?

En primer lugar, la resolución 2654 indica que el Sistema Único de Habilitación será quien establezca los procedimientos y condiciones para la inscripción de los prestadores y la habilitación de los servicios en la modalidad de telemedicina.

Cabe aclarar que el documento no establece competencias para el talento humano, las mismas se encuentran previstas en la normatividad que regula la materia.

Responsabilidad

Asimismo, menciona el documento que el prestador de servicios de salud que habilite un servicio de salud en la modalidad de telemedicina será responsable de:

Primero, cumplir con los estándares aplicables al servicio que se habilite, independientemente que para su funcionamiento asistan diferentes organizaciones o personas para aportar al cumplimiento de los estándares.

Y segundo, garantizar la formación continua del talento humano en el manejo de la tecnología utilizada, en los procesos, procedimientos y herramientas inherentes a la prestación de los servicios, en la que se use tecnologías de información y comunicación.

De igual manera, cuando el personal de salud no profesional participe en una actividad de telesalud o telemedicina, el responsable de la atención, deberá asegurarse que la formación y competencia de dicho personal sean adecuadas para garantizar la seguridad del paciente, en todo caso tal personal responderá en el marco de sus competencias.

También puede leer: adiós MIAS, bienvenido MAITE

Consentimiento informado

Por lo anterior, el documento indica que, es obligatorio que el responsable de la actividad de telesalud o telemedicina obtenga el consentimiento informado, en tal caso, es necesario que el paciente o usuario sean informados sobre cómo funciona la atención mediante el uso de tecnologías de la información y comunicaciones, el alcance, los riesgos, los beneficios, las responsabilidades, el manejo de la privacidad y confidencialidad, el manejo de sus datos personales, los protocolos de contacto según la categoría de telemedicina que se use, entre otros.

ObjetivoS de la telesalud

Por otra parte, es importante indicar que dentro de los objetivos de la telesalud están  mejorar el acceso, la resolutividad, la continuidad y la calidad de la atención clínica, impactar la salud pública y la educación para la salud, mediante el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones.

En este sentido, dentro de las actividades se consideran parte de la telesalud y no se habilitan las siguientes:

Teleorientación en salud

Son aquellas acciones que se desarrollan a través de tecnologías de la información y comunicaciones para proporcionar al usuario información, consejería y asesoría en los componentes de promoción de la salud, prevención de la enfermedad, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación.

Teleapoyo

Se refiere al soporte solicitado por un profesional de la salud a otro profesional de la salud a través de tecnologías de la información.

¿Cómo operaria la telemedicina en Colombia?

En esta línea, el documento expone que la modalidad de telemedicina, como componente de la telesalud, tiene como objetivo facilitar el acceso y mejorar la oportunidad en la prestación de servicios de salud en cualquiera de sus fases: promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación.

 Esta modalidad de prestación de servicios puede ser ofrecida y utilizada por cualquier prestador, en cualquier zona de la geografía nacional, en los servicios que determine habilitar en dicha modalidad y categoría siempre y cuando cumpla con la normatividad que regula la materia.

Categorías de telemedicina

  • Telemedicina Interactiva.
  • Telemedicina no interactiva.
  • Telexperticia.
  • Telemonitoreo.

¿Cómo se hace la prescripción de medicamentos bajo la modalidad de telemedicina?

En consecuencia, la prescripción por el profesional autorizado para ello, solo podrá realizarse en las categorías de telemedicina interactiva y telexperticia sincrónica. Cada profesional será responsable por la prescripción que realice.

También puede leer: Cruz Blanca EPS sale del sistema

Seguridad del paciente.

Las actividades de telesalud y telemedicina deberán desarrollarse en el marco de la política nacional de seguridad del paciente, implementar las barreras de seguridad, para disminuir y de ser posible eliminar la ocurrencia de eventos adversos o incidentes relacionados con su uso.

¿Con qué recursos se financiará la  telemedicina?

No obstante, el plan de servicios y tecnologías financiados con cargo a la UPC, cubren la modalidad de telemedicina para los servicios o tecnologías en salud definidos en la Resolución 5857 de 2018 0 las normas que la modifiquen o sustituyan.

De igual manera, si la modalidad de telemedicina se usa para la realización de un procedimiento o actividad no financiadas con cargo a la UPC, su financiación se realizará a través del mecanismo de protección individual.

Asimismo, el documento señala que será el Sistema General de Seguridad Social en Salud el que financie los servicios prestados en la modalidad de telemedicina, cuando estos sean brindados por prestadores inscritos con servicios habilitados en el Registro Especial de Prestadores de Salud -REPS.

También puede ver: Entrevista a Manuel Monsalve con Carlos Felipe Muñoz Paredes en CONSULTORSALUD

Vigilancia y control

Por último, el documento indica que será la Superintendencia Nacional de Salud, las Secretarías, Institutos, Direcciones y Unidades Administrativas departamentales y distritales de salud las que estarán a cargo de la inspección, vigilancia y control de la operación de telemedicina en el país.

Documento adjunto

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras