Medicamentos para la próstata asociados a un menor riesgo de padecer Parkinson

Una comparación entre los pacientes que tomaban medicamentos para condiciones como la hiperplasia de próstata evidenció que hay algunos que reducen el riesgo de sufrir la enfermedad degenerativa
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

Los hombres que deben tomar ciertos medicamentos como la terazosina, doxazosina o alfuzosina, formuladas en casos de hiperplasia benigna de próstata, estarían protegiéndose contra la enfermedad de Parkinson sin saberlo. Un estudio reciente señala que estos fármacos que potencian la glucólisis, se asociaron con un menor riesgo de desarrollar este padecimiento.

La patogénesis de la enfermedad de Parkinson es heterogénea, por lo que no se puede afirmar que una parte importante del riesgo reside en la glucólisis. Hoy en día se considera a la edad como el mayor factor de riesgo para la enfermedad de Parkinson, que está asociada con el deterioro del metabolismo energético. En el caso de la glucólisis, los investigadores del estudio en mención notaron que este proceso está disiminuido en los hombres que padecen la condición degenerativa; sin embargo, no se ha comprobado con certeza el rol del metabolismo energético.

Dentro de los estudios previos citados por los autores en su artículo publicado en JAMA Neurology, los expertos se concentraron en la acción de los medicamentos para la próstata (nombrados al inicio), destacando los siguientes aspectos: la terazosina aumenta la actividad de una enzima importante en la glucólisis, la doxazosina y la alfuzosina tienen un mecanismo de acción similar y mejoran el metabolismo energético, mientras que la amsulosina, un fármaco estructuralmente no relacionado, tiene el mismo mecanismo de acción que los otros tres fármacos, pero no mejora el metabolismo energético.

También le puede interesar: ¿Qué otros medicamentos se están desarrollando contra el Alzheimer?

Cuánto influye el tratamiento farmacológico para la próstata con enfermedades neuronales

La hipótesis planteada por los investigadores, en la que los medicamentos para la próstata juegan un papel importante en la prevención del Parkinson, se concentró en lo siguiente: los pacientes que recibían terapia con terazosina, doxazosina o alfuzosina tendrían un menor riesgo de desarrollar Parkinson que los pacientes que recibían tamsulosina. Para realizar el análisis tomaron datos de de utilización de la asistencia sanitaria de Dinamarca y Estados Unidos, incluidos el Registro Nacional Danés de Recetas Médicas, el Registro Nacional Danés de Pacientes, el Sistema Danés de Registro Civil y la base de datos MarketScan de Truven Health Analytics.

Los autores de la investigación buscaron en los registros a los pacientes que habían recibido recetas para cualquiera de los cuatro medicamentos de interés. Por el contrario, se excluyeron a todos los hombres que presentaron la enfermedad de Parkinson en el plazo de un año desde el inicio de la medicación para los trastornos de la próstata. Como salvedad, en el artículo se menciona que no se consideraron mujeres en el estudio, ya que el uso de estos fármacos es extremadamente raro para este grupo poblacional.

Entre los pacientes daneses, los que tomaron terazosina, doxazosina o alfuzosina tuvieron un menor riesgo de desarrollar Parkinson frente a los que tomaron tamsulosina para las enfermedades de próstata. Del mismo modo, los pacientes de la base de datos Truven que tomaron terazosina, doxazosina o alfuzosina tuvieron un menor riesgo de desarrollar Parkinson que los que tomaron tamsulosina.

En ambas cohortes, el riesgo de Parkinson entre los pacientes que recibían los medicamentos objetivo, en comparación con los que recibían tamsulosina, disminuía con el aumento del número de prescripciones. El tratamiento a largo plazo con cualquiera de los tres fármacos potenciadores de la glucólisis se asoció a una mayor reducción del riesgo en las cohortes de Dinamarca y de Truven frente al de la tamsulosina.

A pesar de que la hipótesis parece comprobada, los investigadores concuerdan en que hacen falta más estudios que aborden la influencia de los fármacos usados para otros padecimientos -como la hiperplasia beningna de próstata-, teniendo en cuenta que varias investigaciones y especialistas consideran a la enfermedad de Parkinson como un conjunto de patologías y no como una única condición.

Estamos en la séptima semana de DATA SALUD. Consulte el tablero interactivo sobre hiperplasia de próstata en nuestro país ↓↓↓↓↓

BIGDATA: HIPERPLASIA DE LA PRÓSTATA

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN