Grupo de fármacos pueden ralentizar el progreso del cáncer de útero agresivo

Un grupo de inhibidores de la reductasa ribonucleico parecen detener de forma eficaz el tipo de cáncer de útero más agresivo: el carcinoma seroso uterino.

Un grupo de medicamentos que ya cuentan con autorización de uso y pertenecientes a la familia de inhibidores de la reductasa ribonucleótido parecen detener de forma eficaz el tipo de cáncer de útero más agresivo: el carcinoma seroso uterino.

Un grupo de investigadores de la Case Western Reserve University en Cleveland (EEUU) y el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York (EEUU) demostraron que estos fármacos se dirigen a dos mutaciones en el gen que codifica el supresor de tumores PP2A, presentes en el 40% de los carcinomas serosos uterinos. Los hallazgos de la investigación se publicaron en  “Cancer Research”.

Artículo relacionado: 342.000 mujeres murieron por cáncer de cuello uterino en 2020

Según las estadísticas, el cáncer de útero es el tipo carcinoma ginecológico más común, con más de 60.000 casos diagnosticados cada año en Norteamérica. El subtipo endometrioide es el más común y generalmente responde bien a las inmunoterapias dirigidas. En contraste el subtipo seroso uterino además de ser de progresión rápida y de mal pronóstico tiene muy pocas mutaciones genéticas, por lo que la alternativa de tratamiento más eficaz sería la terapia dirigida.

“Si bien el carcinoma seroso uterino representa solo el 10% de los casos de cáncer de útero, representa la mayoría de las muertes. Demostramos que la mutación PP2A es común en el carcinoma seroso uterino y encontramos una nueva opción de tratamiento potencial para estas pacientes”, argumenta, Caitlin O’Connor, investigadora de la División de Medicina Genética de Michigan Medicine.

También puede leer: Chile aprueba descanso compensatorio para talento humano en salud de primera línea

Estudio sobre supresión del cáncer de útero

El supresor de tumores PP2A detiene el crecimiento del carcinoma de una forma similar al mecanismo de los frenos de un coche, según detalla el estudio. Para determinar su funcionalidad los expertos realizaron un cribado de alto rendimiento de 3200 compuestos farmacológicos frente a muestras de células serosas uterinas de pacientes con cáncer de útero recurrente.

Tras realizar este cribado, el equipo centró su atención en el inhibidor de RNR clofarabina y lo probó en un modelo de ratón con carcinoma seroso uterino. Los inhibidores de RNR interfieren con el crecimiento de las células tumorales al bloquear la formación de AND. En consecuencia los datos mostraron que el uso de clofarabina redujo satisfactoriamente el tumor en los ratones.

Consulte el bigdata sobre cáncer de mama en Colombia

Del mismo modo, los investigadores hicieron un análisis retrospectivo de pacientes que se trataron con el inhibidor de RNR gemcitabina como terapia de última línea para este subtipo, en comparación con pacientes con el subtipo endometrioide y evidenciaron que las pacientes con carcinoma seroso tenían mejores resultados que las pacientes con carcinoma endometroide.

Finalmente, el equipo afirmó que planean comenzar un ensayo clínico aplicando la gemcitabina en pacientes con carcinoma seroso uterino.

También puede leer: Crean biopsia óptica que detecta el cáncer de hígado

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN