Día Mundial del Cáncer de Ovario - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Día Mundial del Cáncer de Ovario

El Cáncer de Ovario ocupa el quinto lugar como causa de fallecimientos por cáncer entre las mujeres y es la responsable de más fallecimientos que cualquier otro cáncer del sistema reproductor femenino.

Publicado

el

El 8  de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario. Una enfermedad que ocupa el quinto lugar como causa de fallecimientos entre las mujeres. El riesgo de una mujer de padecer cáncer ovárico durante el transcurso de su vida es de aproximadamente 1 en 78 casos. Su probabilidad de morir de cáncer ovárico en el transcurso de su vida es de aproximadamente 1 en 108 casos, así lo explica la American Cancer Society.

En el día mundial del cáncer de ovario 2019 conviene señalar de qué manera podemos prevenir su aparición, para esto se hace especialmente necesario realizar exámenes y revisiones. Acudir al ginecólogo es importante para detectar posibles anomalías.

Según la American Cancer Society, las mujeres podrían disminuir ligeramente su riesgo evitando otros factores de riesgo, por ejemplo, mantener un peso saludable, o no recibir terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia.

Factores que aumentan el riesgo de cáncer de ovario

  • Envejecimiento
  • Sobrepeso u obesidad
  • Tener hijos más tarde o nunca tener un embarazo a término
  • Uso de tratamientos de fertilidad
  • Terapia hormonal después de la menopausia
  • Antecedentes familiares de cáncer de ovario, de seno o cáncer colorrectal
  • Hábito de fumar y consumo de alcohol

Innovación tecnológica ayudaría a prevenir el cáncer de ovario

Nuevos adelantos tecnológicos ayudarían a prevenir el cáncer de ovario

Los científicos continúan estudiando los genes responsables del cáncer de ovario. Esta investigación está empezando a proveer indicios sobre la función normal de estos genes y cómo al alterarse su acción se puede formar un cáncer. Se espera que con el tiempo esta información dé lugar a nuevos medicamentos para prevenir y tratar el cáncer de ovario.

Por el momento, la investigación en esta área ya ha proporcionado mejores formas de detectar genes de alto riesgo y de evaluar el riesgo de cáncer de ovario que puede tener una mujer. Entender mejor cómo es que los factores genéticos y hormonales (como el uso de anticonceptivos orales) interaccionan también puede dar lugar a mejores formas de prevenir el cáncer de ovario.

Tratamiento del cáncer de Ovario

Cánceres en etapa I

El tratamiento inicial para el cáncer de ovario en etapa I es cirugía para extirpar el tumor. Con más frecuencia, se extirpa el útero, las trompas de Falopio y ambos ovarios (histerectomía con una salpingooforectomía bilateral). El tratamiento después de la cirugía depende de la subetapa del cáncer.

  • Para los tumores de grado 1 (también llamado bajo grado), la mayoría de las mujeres no necesita ningún tratamiento después de la cirugía. A las mujeres que quieren tener hijos después del tratamiento se les puede dar la opción de una cirugía inicial que elimine sólo el ovario que contiene el cáncer junto con la trompa de Falopio del mismo lado.
  • Para tumores de grado 2 (alto grado), las pacientes necesitan un seguimiento riguroso después de la cirugía sin tratamiento adicional, o son tratadas con quimioterapia se utiliza con más frecuencia consiste en carboplatino y paclitaxel (Taxol) por 3 a 6 ciclos, aunque el cisplatino se puede usar en lugar del carboplatino, y el docetaxel (Taxotere) se puede usar en lugar del paclitaxel.
  • Para los tumores de grado 3 (alto grado), el tratamiento generalmente incluye la misma quimioterapia que se administra para los cánceres en etapa IA y IB de grado 2.

Cánceres en etapa II

Para los cánceres en etapa II (incluyendo IIA y IIB), el tratamiento comienza con cirugía para determinar la etapa y para hacer la cirugía citorreductora. Esto incluye una histerectomía y una salpingooforectomía bilateral. El cirujano tratará de extraer tanto cáncer como sea posible.

Después de la cirugía, se recomienda quimioterapia al menos por 6 ciclos. Con más frecuencia se emplea la combinación de carboplatino y paclitaxel. Algunas mujeres con cáncer de ovario en etapa II son tratadas con quimioterapia intraperitoneal (IP) en lugar de quimioterapia intravenosa (IV).

Los cánceres de trompas de Falopio y los cánceres peritoneales primarios en etapa II también se tratan con cirugía para la clasificación por etapas y para hacer la cirugía citorreductora, seguida de quimio.

Cánceres en etapa III

El tratamiento para los cánceres en etapa III (incluyendo IIIA1, IIIA2, IIIB, y IIIC) generalmente es similar al tratamiento para los cánceres en etapa II.

Primero, el cáncer se clasifica por etapa mediante cirugía y se reduce el tamaño del tumor(como en etapa II). Se extirpa el útero, las trompas de Falopio, ambos ovarios y el epiplón (tejido adiposo de la parte superior del abdomen cercana al estómago y los intestinos). El cirujano también tratará de remover tanto cáncer como sea posible. El objetivo es que no quede cáncer visible ni tumor que mida más de 1 cm. Cuando se logra este objetivo, se dice que el tamaño del tumor ha sido reducido óptimamente. Algunas veces, el tumor está creciendo en los intestinos, y para extirpar el cáncer, será necesario remover parte del intestino. Es posible que algunas veces se tengan que extraer fragmentos de otros órganos (como la vejiga o el hígado) para extraer el cáncer. Entre más pequeño quede el tumor, mejor será el pronóstico.

Cánceres en etapa IV

En la etapa IV, el cáncer se ha propagado a lugares distantes, tal como al hígado, los pulmones o los huesos. Estos cánceres son muy difíciles de curar con los tratamientos actuales, pero aun así pueden ser tratados. Los objetivos del tratamiento son ayudar a las pacientes a sentirse mejor y a vivir por más tiempo.

La etapa IV se puede tratar como etapa III, con cirugía para extirpar el tumor y reducir el cáncer, y luego quimioterapia (y posiblemente el medicamento de terapia dirigida bevacizumab [Avastin]). (Si se administra bevacizumab, generalmente después de la quimioterapia se continua solo por aproximadamente un año).

Medicina Clínica

Presentan nuevo esquema de clasificación para la escoliosis idiopática en adultos

La clasificación de la escoliosis idiopática funciona como método preventivo de la patología y podría facilitar el tratamiento en pacientes mayores de 60 años

Publicado

el

Presentan nuevo esquema clasificción escoliosis idiopática

Recientemente, un grupo de especialistas diseñó un novedoso sistema de clasificación de la escoliosis idiopática en adultos basado en sus rayos X. Según información internacional, se estima que 6 millones de personas padecen esta condición en EE.UU., la mayoría la ha desarrollado en la adolescencia.

Como se describe en la publicación hecha en Spine Deformity , se pueden definir de forma más precisa las áreas de la columna vertebral que necesitan corregirse. Además de ello, este sistema podría mejorar el tratamiento, la comunicación y el análisis de las deformidades de la columna vertebral que afectan a los pacientes mayores. El método se basa en el sistema de clasificación de Lenke, utilizado para categorizar la escoliosis idiopática juvenil en seis curvas distintas. Sin embargo, desde el ámbito médico no es aplicable a la escoliosis de adultos. 

Los investigadores liderados por el doctor James D. Lin, cirujano de la columna vertebral en el Hospital Mount Sinai y profesor adjunto de cirugía ortopédica en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, eligieron la clasificación de Lenke porque en algunos casos, la enfermedad es una progresión de la patología manifestada en la adolescencia. Pero, también destacan que en algunos individuos puede desarrollarse por primera vez el trastorno, conocido entonces como escoliosis idiopática del adulto. 

Pero, adicionalmente, destacan que los síntomas y tratamientos pueden diferir de manera considerable, así que se necesitan herramientas y técnicas más precisas para el diagnóstico y el tratamiento. 

También le puede interesar: ACTUALIZAN DIAGNÓSTICO PARA EL CONTROL DE LA TUBERCULOSIS EN EL PAÍS

Alta precisión dará lugar a mejores tratamientos para la escoliosis idiopática

La nueva clasificación se realizó con base en tres componentes. Es decir, mantiene los seis tipos de curva de la columna que aparecen en el sistema de Lenke pero añade otros dos: la evaluación de la alineación global y el estado de la curva lumbosacra. En particular, estas dos últimas son las que presentan un mayor deterioro a edades más avanzadas. 

Los resultados, como se reporta en la publicación original, se evidenciaron inmediatamente. En el estudio diseñado por los investigadores para evaluar la clasificación, 12 cirujanos de la columna vertebral lo usaron para calificar 30 casos dos veces, lo que dio lugar a un acuerdo casi perfecto en la evaluación de los pacientes.  Este último método para clasificar la escoliosis en adultos se trata de una herramienta útil porque hoy en día no existe un sistema de clasificación de rayos X ampliamente aceptado para esta compleja afección.

“Este sistema de clasificación proporciona un nuevo lenguaje a los clínicos e investigadores, ayudándonos a categorizar y comunicar de manera fiable las características radiográficas de la escoliosis idiopática del adulto. Todo esto con el fin de facilitar más eficazmente el tratamiento y el análisis ulterior para perfeccionar tratamientos futuros” expresó el Dr. Lin a medios de comunicación.

También le puede interesar: DERMATITIS ATÓPICA ¿QUÉ ES Y CUÁL ES SU IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL?

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático.

Publicado

el

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos estadounidenses y japoneses descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático en un paciente. El estudio ya fue publicado en la revista “Nature Medicine” y explica que el test genético identifica una puntuación de riesgo poligénico que evidencia cuándo un fármaco representa riesgo de lesión hepática inducida por medicamentos.

Los científicos pertenecientes al Cincinnati Children’s Hospital y a la Universidad Médica y Dental de Tokio y Takeda Pharmaceutical señalaron que sus hallazgos dan un paso más cerca a la solución de un problema que aqueja desde hace muchos años a los desarrolladores de medicamentos.

También puede leer: Crean herramienta que permite conocer el riesgo individual de la COVID-19

Hasta el momento no existe una forma de determinar si un medicamento que funciona bien en un grupo de personas, causa daño hepático en un grupo más reducido, lo que ha provocado que fármacos con un buen futuro fracasen en los ensayos clínicos.  “Si pudiéramos predecir qué individuos estarían en mayor riesgo, podríamos recetar más medicamentos con más confianza” afirma Jorge Bezerra, director de la División de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición en el Cincinnati Children’s.

Con este estudio se podría estar muy cerca de desarrollar un test que pueda evidenciar una puntuación genética que permita al paciente conocer su riesgo de desarrollar problemas en el hígado asociados. Implementando este avance que identificaría quienes tienen mayor riesgo los especialistas podrían determinar que medicamentos pueden ser recetados con mayor confianza.

A partir de este estudio y la aplicación de esta prueba, se podrían excluir a personas tendientes a sufrir daño hepático de ensayos clínicos. Además, los médicos tratantes podrían tomar determinaciones que antes no hubieran pensado como cambiar los medicamentos, las dosis e incluso a realizar un seguimiento sobre la toma de un medicamento particular a un paciente vulnerable.

Desarrollo de un identificador de daño hepático

El equipo desarrolló la puntuación de riesgo volviendo a analizar varios estudios de asociación de todo el genoma que habían identificado una larga lista de variantes genéticas que podrían indicar una probabilidad de una mala reacción en el hígado a varios compuestos. Al combinar los datos y aplicar varios métodos matemáticos de ponderación, el equipo encontró una fórmula que parece funcionar.

La puntuación que se genera tiene más de 20.000 variantes genéticas, que tienen un asombroso poder de predicción basados en datos genómicos. Esta puntuación fue puesta a prueba con medicamentos conocidos como: ciclosporina, bosentán, troglitazona, diclofenaco, flutamida, ketoconazol, carbamazepina, amoxicilina-clavulanato, metapirileno, tacrina, acetaminofén y tolcapone

Es preciso decir, que la prueba funcionaría en diferentes tipos de medicamentos ya que la puntuación se centra en un conjunto de mecanismos comunes que utiliza el hígado para metabolizar un fármaco.

También puede leer: $3,96 billones giró la ADRES en agosto para el aseguramiento en salud

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Los científicos a cargo descubrieron que éste sería el factor asociado a los cambios neurológicos que sufren algunos pacientes con COVID-19

Publicado

el

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Tras un arduo estudio, un grupo de científicos demostró que el SARS-Cov-2 infecta a células progenitoras neurales humanas y organoides del cerebro. La investigación fue llevada a cabo por el Instituto de Tecnología Avanzada de Shenzhen (SIAT, en inglés) y colaboradores de la Universidad de Hong Kong. Los hallazgos se dieron a conocer en Cell Research

Desde que surgió el brote, la manifestación más común ha sido la enfermedad respiratoria, con síntomas de SRAS. Sin embargo, con el paso del tiempo también se han reportado dolores de cabeza, anosmia, ageusia, confusión, encefalopatías y otra sintomatología relacionada con afectaciones del sistema neurológico. Sin embargo, para el momento en que se publicaron estos resultados, no había evidencia científica que demostrara que fueran provocados directamente por la infección. 

Los autores, a modo de presentación, explican que han habido algunos indicios: 

  • Un estudio realizado en Wuhan a 214 pacientes hospitalizados por COVID-19, los síntomas neurológicos se reportaron en el 36.4% de casos. No obstante, fueron visibles para los médicos en el 45.5% de pacientes con infección severa. 
  • Posteriormente, un estudio hecho en Francia reportó hallazgos neurológicos en el 84,5% de pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital. Adicionalmente, una investigación más reciente en Alemania demostró que el ARN del virus puede ser detectado en biopsias cerebrales en el 36,4% (8/22) de los casos mortales de COVID-19 descritos en su estudio. 

También le puede interesar: PRIMERA CENTRAL DE MONITOREO UCI EN BOGOTÁ​​

Para explorar la participación directa del SARS-CoV-2 en el sistema nervioso central, el equipo de investigadores evaluó la infección por el virus en las células progenitoras neurales humanas (hNPC), las neuroesferas y los organoides cerebrales derivados de las células madre pluripotentes inducidas (iPSC). El proceso se llevó a cabo en varias etapas: 

  1. Se evaluó la expresión del ACE2 y las principales proteasas asociadas a la entrada del coronavirus en las hNPC. Los datos de la investigación sugieren que el receptor ACE2, TMPRSS2, la catepsina L y la furina se detectaron fácilmente en las hNPC. 
  1. Se observó el comportamiento de las hNPC, derivadas de la iPSC con el SARS-CoV-2, a 10 multiplicidades de infección con el SARS-Cov como control. Los hallazgos sugieren que el SARS-CoV-2, pero no el SARS-CoV, podría replicarse en hNPC. 

¿Cuáles son las consecuencias del SARS-Cov-2 en el cerebro?

Los resultados obtenidos de estos y otros procesos adicionales, revelaron que las hNPC derivadas de la iPSC eran permisivas con la infección por el SARS-CoV-2, pero no con la infección por el SARS-CoV. Además, se evidenció una alta expresión de proteínas y partículas virales infecciosas, en las neuroesferas y los organoides infectados con el SARS-Cov-2, lo que sugiere una infección directa del virus en el cerebro humano. Los autores destacan que la infección por el SARS-CoV-2 en organoides tridimensionales del cerebro humano se localizó en células positivas de TUJ1 (marcador neuronal) y NESTIN (marcador de CPN), lo que sugiere que el SARS-CoV-2 podría dirigirse directamente a las neuronas corticales y a las CPN.

También puede leer: LETICIA LA PRIMERA CIUDAD DEL PAÍS EN LA QUE EL INS INICIARÁ ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA

Adicionalmente, los descubrimientos permiten comprender los síntomas patognomónicos de la anosmia y la ageusia junto a otras manifestaciones neurológicas de la COVID-19, como las convulsiones, la encefalopatía, la encefalitis, el síndrome de Guillain-Barré y el síndrome de Miller Fisher. Para el momento de la publicación, la susceptibilidad de los organoides del cerebro humano fue sugerida de manera similar por dos estudios independientes.

Por último, los expertos sugieren las consecuencias crónicas y a largo plazo de la infección del SNC por el SARS-CoV-2 deberían vigilarse de cerca, puesto que la evidencia científica todavía no es suficiente para llegar a conclusiones definitivas. 

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras