Atención de pacientes con cáncer: recomendaciones de la ASCO - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

ACHO

Atención de pacientes con cáncer: recomendaciones de la ASCO

Conozca la guía planteada por la Sociedad Americana de Oncología Clínica, ASCO para
La atención de pacientes con cáncer durante la pandemia COVID-19.

Publicado

el

Atención de pacientes con cáncer

La Asociación Colombiana de Hematología y Oncología (ACHO) en reconocimiento del liderazgo mundial de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, ASCO por sus siglas en inglés, traduce y disemina a continuación la guía de atención intitulada Información para la atención de pacientes durante la pandemia COVID-19 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica – ASCO

Atención al paciente: ¿Cómo debería modificarse la atención de los pacientes con cáncer por la pandemia COVID-19?

DATOS: ¿Cuáles son los datos actuales sobre la atención de pacientes con cáncer y COVID-19? ¿Es más probable que los pacientes con cáncer se infecten? ¿Tienen más complicaciones?

El Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos, CDC por sus siglas en inglés, actualiza continuamente su información en COVID-19. Para obtener la información general más actualizada sobre el virus y la epidemia, la CDC es la mejor fuente de información.

Mortalidad de pacientes con cáncer y COVID-19

Los datos más completos disponibles hasta la fecha sobre la tasa de letalidad de casos específicos de cáncer que ASCO pudo identificar es un Informe de la Misión Conjunta OMS-China sobre la Enfermedad del Coronavirus publicado el 28 de febrero de 2020. Este informe indica que en China, a partir de los datos corte (20 de febrero) la tasa de letalidad de los pacientes con cáncer como condición comórbida e infección confirmada por laboratorio fue del 7,6%. Esto se compara con: 3.8% general, sin afección comórbida 1.4%, enfermedad cardiovascular 13.2%, diabetes 9.2%, hipertensión 8.4%, enfermedad respiratoria crónica 8.0%.

Gravedad y complicaciones en pacientes con cáncer y COVID-19

El informe más detallado actualmente disponible que proporciona datos sobre el curso de la enfermedad COVID-19 en pacientes con cáncer a aquellos sin cáncer que ASCO podría identificar es Liang et al, Lancet Oncol. Este artículo que informa sobre una cohorte prospectiva de 1571 pacientes con COVID-19, 18 de los cuales tenían antecedentes de cáncer, descubrió que los pacientes con antecedentes de cáncer tenían una mayor incidencia de eventos graves, definidos como el porcentaje de pacientes ingresados ​​en un unidad de cuidados intensivos que requiere ventilación invasiva o muerte, en comparación con otros pacientes. No estableció un aumento definitivo en la incidencia de infección por COVID-19. Según la correspondencia relacionada con el informe Xia et al (Xia et al, Lancet Oncol), estos 18 pacientes representan un grupo heterogéneo y no son una representación ideal de toda la población de pacientes con cáncer. Un informe de Guan et al., Eur Respir J analizó 1590 pacientes y parece ser un análisis actualizado de la misma cohorte reportada por Liang et al que encontró un HR de 3.50 (IC 95%, 1.60–7.64) para el ingreso a la unidad de cuidados intensivos, o ventilación invasiva, o muerte en pacientes con malignidad (18 pacientes) en comparación con aquellos sin. Los editores del Journal of Clinical Oncology (Cannistra et al, JCO) también han expresado dificultades para interpretar estos datos.

Una revisión sistemática y un metanálisis informados por Wang et al, Aging (Albany NY) identificaron cuatro estudios que abordaron la gravedad de las complicaciones en pacientes con neoplasia maligna. En el metanálisis, el odds ratio de complicaciones graves fue de 2,29 (IC del 95%: 1.00-5.23).

Incidencia de COVID-19 entre pacientes con cáncer

Un informe de Yu et al, JAMA Oncol informó sobre 1524 pacientes con cáncer ingresados ​​del 30 de diciembre de 2019 al 17 de febrero de 2020 en un departamento de oncología de un hospital en Wuhan, China. Los autores encontraron que la tasa de infección entre los pacientes con cáncer (0,79% (12 de 1524 pacientes; IC 95%, 0,3% -1,2%) fue mayor que la incidencia acumulada en la comunidad atendida por el hospital (0,37%). Cinco de los 12 pacientes estaban en tratamiento contra el cáncer en el momento del ingreso hospitalario.

Prevalencia de cáncer en pacientes con COVID-19

En una revisión sistemática y un metanálisis reportados por Desai et al, JCO Glob Oncol identificó 11 estudios de pacientes con COVID-19 que informaron sobre la prevalencia de cáncer en esos pacientes. Encontraron una prevalencia estimada de cáncer del 2% (IC 95%, 2% -3%) en pacientes tratados por COVID-19. Una revisión sistemática similar y un metanálisis de Emami et al, Arch Acad Emerg Med identificaron 10 estudios y encontraron una prevalencia de malignidad de 0.92% (IC 95%, 0.56% -1.34%).

No se ha identificado evidencia confiable con respecto a pacientes con alguna histología específica (por ejemplo, mama, pulmón), terapia (por ejemplo, inmunoterapia, inhibidores de la tirosina quinasa) o subpoblación de pacientes con cáncer (por ejemplo, niños, ancianos).

CUIDADO GENERAL: ¿Cuáles son las recomendaciones para el cuidado general de pacientes con cáncer?

ASCO alienta a cualquier persona que atiende a pacientes con cáncer a seguir las pautas existentes de las autoridades sanitarias como el CDC de los Estados Unidos cuando sea posible:

• Centro general de atención médica y orientación profesional de atención médica.

• Orientación clínica asistencial

• Orientación para el cuidado en el hogar

• Orientación de subpoblaciones de alto riesgo.

Además de la orientación general de los CDC, se pueden considerar los siguientes puntos de práctica:

• Se debe informar a los pacientes sobre los síntomas de COVID-19 y capacitarlos en el lavado de manos, la higiene y minimizar la exposición a contactos enfermos y grandes multitudes.

• En este momento, no se ha publicado evidencia u orientación específica sobre el uso de mascarillas por parte de pacientes con cáncer. Se insta a los pacientes y a los médicos a seguir las pautas generales de los CDC sobre el uso de máscaras, que ahora recomiendan que todos deben usar una cubierta facial de tela cuando salen al público, así como las pautas de las autoridades sanitarias locales. No hay orientación o evidencia que sugiera que se requieren máscaras N95.

• Para los pacientes con cáncer con fiebre u otros síntomas de infección, se debe realizar una evaluación exhaustiva, según la práctica médica habitual.

ORIENTACIÓN ESPECÍFICA DE TIPO DE CÁNCER: ¿Cómo debe verse afectada la atención de pacientes con tipos de cáncer (por ejemplo, cáncer de seno, cáncer de pulmón)?

ASCO no tiene una guía específica para el manejo de ningún tipo de cáncer, excepto como se describe en las secciones a continuación. Sin embargo, ASCO se vinculará con la orientación que otras organizaciones la publiquen.

•Cáncer de mama

La Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Mama ha publicado una breve guía de alto nivel sobre la priorización de la atención en cáncer de mama.

El Colegio Americano de Cirujanos ha publicado una guía sobre el triaje de pacientes con cáncer de seno para cirugía.

• Cánceres gastrointestinales

Un grupo estadounidense de oncólogos ha desarrollado recomendaciones para minimizar los riesgos para los pacientes con neoplasias malignas gastrointestinales, que pronto se publicarán en el Journal of Clinical Oncology – Oncology Practice. (Lou y otros, JCO Oncol Pract)

• Cánceres genitourinarios

Se ha publicado una guía canadiense para priorizar la terapia sistémica en pacientes con neoplasias genitourinarias. (Lalani et al, Can Urol Assoc J)

Un editorial en Urología Europea ha presentado consideraciones para el triaje de pacientes para cirugía urológica, incluidos pacientes con neoplasias genitourinarias (Stresland et al, Eur Urol)

• Cánceres ginecológicos

Los editores del International Journal of Gynecological Cancer han publicado una guía para el manejo de pacientes con esos cánceres. (Ramírez et al, Int J Gynecol Cancer)

El Colegio Nacional de Ginecólogos y Obstetras franceses ha publicado recomendaciones para el tratamiento quirúrgico de los cánceres ginecológicos durante la pandemia de COVID-19 (Akladios et al, J Gynecol Obstet Hum Reprod)

Malignidad hematológica

La Sociedad Estadounidense de Hematología ha publicado una guía relacionada con varios tumores malignos diferentes.

Seattle Cancer Care Alliance ha publicado una guía sobre el manejo de pacientes con neoplasias hematológicas, que pronto se publicará en el Journal of Clinical Oncology – Oncology Practice. (Percival et al, JCO Oncol Pract)

Carcinoma hepatocelular

La Asociación Internacional de Cáncer de Hígado (ILCA, por sus siglas en inglés) ha publicado guías relacionadas con pacientes con carcinoma hepatocelular.

• Cáncer de pulmón

La Red de Investigación de Resultados de Cirugía Torácica ha publicado una guía sobre el triaje para la cirugía torácica en pacientes con neoplasias torácicas (Ann Thorac Surg)

Neurooncología

La Asociación Estadounidense de Cirujanos Neurológicos (AANS) / Sección de Tumores del Congreso de Cirujanos Neurológicos (SNC) y la Sociedad de Neuro-Oncología (SNO) han publicado una guía general sobre la atención de pacientes con tumores cerebrales y metástasis cerebrales (Ramakrishna et al, J Neurooncol)

Un grupo multidisciplinario internacional ha publicado una guía específica para el manejo de pacientes con glioma (Mohile et al, Neuro Oncol)

• Cirugía

La Sociedad de Oncología Quirúrgica ha publicado una breve guía sobre cirugía para varios sitios de enfermedades diferentes.

PRUEBAS PARA COVID-19: ¿Qué información está disponible sobre las pruebas para COVID-19?

No existe una guía específica con respecto a la prueba COVID-19 en pacientes con cáncer. Se deben seguir las directivas y orientaciones de salud pública locales y estatales sobre quién debe hacerse la prueba y cómo deben realizarse las pruebas. A medida que las pruebas estén más disponibles, puede ser razonable evaluar a los pacientes asintomáticos que recibirán terapia inmunosupresora contra el cáncer o que se cree que corren el riesgo de sufrir complicaciones graves por COVID-19 para informar si un retraso en la terapia contra el cáncer puede estar justificado y orientar las decisiones sobre la protección de los proveedores de atención médica y otros pacientes.

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América (IDSA) ha publicado una guía sobre las pruebas. Los CDC también tienen información para laboratorios.

TERAPIA ANTICÁNCER PARA PACIENTES CON INFECCIÓN POR COVID-19: ¿Debería retrasarse la terapia contra el cáncer en pacientes infectados con COVID-19?

Los pacientes que reciben tratamiento contra el cáncer e infectados con influenza y otros virus tienen un riesgo potencial de complicaciones graves, como neumonía y hospitalización. En un artículo de Zhang et al en Annals of Oncology, se informó una fuerte asociación entre la terapia contra el cáncer en los últimos 14 días y los efectos graves de la infección por COVID-19 (HR = 4.079, IC 95% 1.086-15.322, P = 0.037 ) en 28 pacientes. Aunque estos datos son limitados, la interrupción del tratamiento contra el cáncer en pacientes con COVID-19 activo debe considerarse seriamente ya que la continuación del tratamiento puede conducir a una mayor inmunosupresión y riesgo de complicaciones graves.

No está claro cuánto tiempo puede ser necesario un retraso después de que la infección se haya resuelto antes de iniciar / reiniciar la terapia contra el cáncer, pero el tratamiento no debe reanudarse hasta que los síntomas de COVID-19 se hayan resuelto y haya cierta certeza de que el virus ya no está presente (p. ej., una prueba negativa de SARS-Cov-2), a menos que el cáncer progrese rápidamente y el riesgo: la evaluación de beneficios favorezca el tratamiento del cáncer. En ausencia de orientación específica sobre el cáncer, los CDC han emitido recomendaciones sobre la interrupción de las precauciones basadas en la transmisión para pacientes con COVID-19; iniciar / reanudar la terapia contra el cáncer una vez que las precauciones basadas en la transmisión ya no sean necesarias sería razonable. El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención del Reino Unido (NICE) ha publicado una guía rápida sobre la administración de la terapia contra el cáncer que sugiere que el tratamiento puede iniciarse o reanudarse después de una prueba negativa de SARS-Cov-2.

CIRUGÍA: ¿Puede / debe cancelarse o retrasarse la cirugía? Si la cirugía se retrasa, ¿deberían los pacientes comenzar antes la terapia neoadyuvante si esa es una opción disponible?

La guía de los CDC para los centros de atención médica sugiere que las “cirugías electivas” en los centros de internación se reprogramen si es posible. El American College of Surgeons (ACS) también ha emitido una guía y proporciona consejos adicionales relacionados con el triaje de pacientes para cirugía relevante para la atención del cáncer. Sin embargo, los médicos y los pacientes deberán hacer determinaciones individuales basadas en los daños potenciales de retrasar la cirugía relacionada con el cáncer que se necesita; En muchos casos, estas cirugías no pueden considerarse “electivas”. Además, si la cirugía requiere cuidados intensivos postoperatorios, la capacidad actual de las unidades de cuidados intensivos disponibles para ese cuidado debe considerarse como parte de la toma de decisiones. La Sociedad de Oncología Quirúrgica (SSO) ha publicado una breve guía sobre cirugía para el cáncer para varios tipos de tumores diferentes.

En algunas situaciones (por ejemplo, cáncer de seno en etapa temprana) donde la terapia neoadyuvante está disponible pero no se considera de manera rutinaria, puede ser razonable considerar la terapia neoadyuvante en lugar de la cirugía o simplemente retrasar la cirugía. Los riesgos de progresión tumoral con retraso en la cirugía definitiva deben sopesarse frente a la carga potencial adicional sobre los recursos hospitalarios, la complejidad de los casos y el riesgo de exposición del paciente a COVID-19. Sin embargo, la terapia neoadyuvante que requiere visitas a la clínica y contacto médico-paciente o que en sí misma es inmunosupresora se asocia con riesgos para el paciente que también deben considerarse.

RADIACIÓN: ¿Puede / debe retrasarse el inicio de la radiación? ¿Se puede interrumpir o posponer la radiación si ya está en progreso?

ASTRO ha abordado esta preocupación en parte en su página de recursos COVID-19. ASCO alienta a los médicos a seguir la orientación actual de ASTRO. Como lo señaló ASTRO, si los programas hipofraccionados son razonables, deben considerarse. La ASCO reconoce los riesgos de retraso en el tratamiento para pacientes con tumores de curación rápida y potencialmente curables que pueden superar los riesgos de exposición / infección por COVID-19, pero los pacientes que reciben radiación para el control de los síntomas o tienen un bajo riesgo de daño debido a la alteración del cronograma para el tratamiento con radiación. Las visitas podrían retrasarse de forma segura. Los pacientes deben consultar con su oncólogo radiólogo para determinar el curso de acción más apropiado para su tratamiento. NICE ha publicado una guía rápida sobre la entrega de radiación que puede ser valiosa.

INHIBIDORES DEL PUNTO DE CONTROL INMUNITARIO: ¿Se puede / debe retrasar o interrumpir el tratamiento con inhibidores del punto de control inmune (por ejemplo, ipilimumab, nivolumab)? ¿Se necesitan precauciones o acciones especiales con respecto a su uso?

ASCO no tiene conocimiento de datos específicos sobre los inhibidores del punto de control inmunitario y la infección por COVID-19. Puede ser apropiado ajustarse a intervalos de dosificación menos frecuentes cuando diferentes horarios se consideran opciones razonables y / o se aprueban en su jurisdicción para la indicación del paciente.

Sin embargo, como estos agentes pueden causar eventos adversos graves relacionados con el sistema inmunitario y la inmunosupresión puede no ser aconsejable como tratamiento para esos eventos, los posibles daños y beneficios de la terapia deben considerarse para cada paciente. Es preocupante la neumonitis relacionada con el tratamiento, que puede aumentar la posibilidad de complicaciones graves si el paciente desarrolla COVID-19.

TERAPIA ANTIVIRAL PROFILÁTICA: ¿Debería considerarse la terapia antiviral profiláctica?

Actualmente, no hay evidencia u orientación publicada sobre el uso de la terapia antiviral profiláctica para COVID-19 en pacientes inmunodeprimidos. Esta es un área activa de investigación y la evidencia puede estar disponible en cualquier momento. La terapia antiviral profiláctica dirigida a otras infecciones virales debe continuarse de acuerdo con las pautas clínicas estándar y las prácticas institucionales. No hay evidencia de eficación de Tamiflu en el tratamiento de COVID-19. ASCO es consciente de que los ensayos clínicos están en curso o que se han informado en publicaciones breves sobre el uso de medicamentos antivirales potenciales (por ejemplo, cloroquina, remdesivir, lopinavir), pero hasta la fecha ninguno de estos ensayos ha sido específico para pacientes con cáncer. Los CDC tienen información que describe el estado actual de la investigación sobre la terapia para COVID-19. Además, la Sociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud (ASHP) ha proporcionado un recurso que muestra evidencia actual y ensayos clínicos en curso conocidos de terapias antivirales.

IMPACTO DE LOS MEDICAMENTOS CONCOMITANTES EN LOS RESULTADOS DE COVID-19: ¿Hay alguna preocupación o problema relacionado con los medicamentos concomitantes para pacientes con cáncer?

• Medicamentos cardíacos: existe información anecdótica y controvertida que sugiere que el uso de antagonistas de RAAS (por ejemplo, inhibidores de la ECA) puede aumentar el riesgo de adquirir COVID-19 o reducir la gravedad de la enfermedad en las personas infectadas. La American Heart Association ha emitido una declaración recomendando que el tratamiento con antagonistas de RAAS (por ejemplo, inhibidores de la ECA) continúe en este momento.

• Otros medicamentos: ASCO proporcionará información a medida que se dé cuenta para ayudar a los médicos y pacientes a tomar decisiones sobre otros medicamentos. Ver Russell et al, Ecancermedicalscience, para una revisión sistemática de la evidencia limitada e indirecta actualmente disponible sobre varios medicamentos que se usan en pacientes con cáncer.

OTRA TERAPIA: ¿Hay otras terapias que deberían retrasarse, interrumpirse o detenerse?

En este momento, ASCO no puede proporcionar orientación específica sobre ninguna otra forma de terapia contra el cáncer. A medida que haya más datos disponibles, esta información se actualizará. Sin embargo, en general, cualquier decisión de posponer, suspender o modificar la terapia sistémica necesaria contra el cáncer debe considerar los objetivos generales del tratamiento, los riesgos de progresión del cáncer si el tratamiento se pospone o se interrumpe, la tolerancia del paciente al tratamiento y la condición médica general del paciente. Cada decisión requiere una evaluación individualizada de riesgo / beneficio.

FIEBRE NEUTROPÉNICA Y NEUTROPENIA: ¿Cómo puede / debe cuidarse a los pacientes que experimentan potencial neutropenia y neutropenia afectados por la pandemia de COVID-19 en curso?

ASCO reconoce que hay dos aspectos para el cuidado de pacientes con posible fiebre neutropénica en relación con COVID-19: profilaxis y cuidado agudo.

• Profilaxis: puede ser razonable que a los pacientes con riesgo de fiebre neutropénica se les prescriba factor de crecimiento para regímenes de tratamiento con un nivel más bajo de riesgo esperado (por ejemplo, riesgo> 10%) para minimizar el riesgo de fiebre neutropénica y la posible necesidad de atención de emergencia, con instrucciones para el monitoreo del recuento de neutrófilos y contacto regular con su equipo de atención médica.

• Atención aguda: puede ser razonable en la situación actual recetar antibióticos empíricos a pacientes febriles y neutropénicos pero clínicamente estables, según lo determinado por teleevaluación o por teléfono. Siempre que sea posible, es mejor realizar una evaluación adicional fuera del departamento de emergencias.

ANEMIA RELACIONADA CON EL CÁNCER: ¿Cómo puede / debe cuidarse a los pacientes con riesgo de padecer anemia relacionada con el cáncer la actual pandemia de COVID-19?

• Profilaxis: se deben tener en cuenta los agentes estimulantes de la eritropoyetina, donde se anticipa un cáncer grave y / o sintomático / anemia relacionada con el tratamiento, y los agentes se consideran seguros. La transfusión profiláctica en pacientes asintomáticos basada en valores de laboratorio debe evitarse si es posible.

• Atención aguda: la transfusión se debe administrar cuando el cáncer grave y / o sintomático / anemia relacionada con el tratamiento se produce de acuerdo con la práctica habitual. La guía Choosing Wisely emitida anteriormente por la Sociedad Estadounidense de Hematología (ASH) recomienda no transfundir más de la cantidad mínima de unidades de glóbulos rojos (RBC) necesarias para aliviar los síntomas de anemia o devolver a un paciente a un rango seguro de hemoglobina (7 a 8 g / dL en pacientes estables, no cardíacos). Al considerar la transfusión, se deben considerar las circunstancias específicas del paciente (p. Ej., Enfermedad cardíaca congestiva de edad avanzada) y pueden justificar un umbral de hemoglobina más alto, particularmente para pacientes con soporte ventilatorio con capacidad reducida de transporte de oxígeno. Como la donación de sangre puede verse afectada por las medidas de salud pública de la comunidad, el suministro de sangre local debe considerarse como parte de la toma de decisiones. Se debe considerar la posibilidad de iniciar simultáneamente agentes estimulantes de la eritropoyetina cuando se consideren seguros.

CATÉTERES / PUERTOS VENOSOS CENTRALES: ¿Cómo pueden / deben mantenerse los catéteres / puertos venosos centrales? ¿Se puede retrasar el enjuague?

Existe evidencia de que el enrojecimiento puede ocurrir en frecuencias de hasta 12 semanas sin un aumento notable en los eventos adversos o daños. Si los pacientes pueden enjuagar sus propios dispositivos, eso debería considerarse, aunque el proceso de capacitación en sí mismo puede ser una fuente de exposición y el acceso a suministros estériles en el hogar puede ser limitado.

PLANIFICACIÓN AVANZADA DE CUIDADO: ¿Deberíamos discutir el estado del código con los pacientes en tratamiento activo?

La planificación proactiva de atención anticipada es importante para todos los pacientes con cáncer, especialmente ahora con el riesgo adicional de COVID-19. Esta discusión se ha vuelto más urgente que nunca en esta pandemia con el riesgo de que su paciente pueda ser ingresado de urgencia en el hospital y ser atendido por otro equipo sin su capacidad de participar, aconsejar y guiar una discusión sobre el final de la vida. ASCO insta a los oncólogos a participar en debates de planificación de atención anticipada con sus pacientes y alienta el uso de directivas anticipadas u otras expresiones de preferencias al final de la vida, así como una documentación clara de estas conversaciones.

TAMIZACIÓN DE CÁNCER: ¿Pueden / deben los miembros de la comunidad continuar las actividades recomendadas de detección de cáncer (por ejemplo, mamografía de detección)?

Para conservar los recursos del sistema de salud y reducir el contacto de los pacientes con las instalaciones de atención médica, ASCO recomienda que los procedimientos de detección de cáncer que requieren visitas a clínicas / centros, como mamografías de detección y colonoscopia, se pospongan por el momento. Se aconseja a los equipos de atención clínica que evalúen cuidadosamente los riesgos y beneficios de seguir procedimientos electivos, como los procedimientos de detección, en este momento.

ACHO

Crean test sanguíneo que rastrea el avance del melanoma

Investigadores y especialistas de EE.UU. han diseñado un test de sangre que evalúa la respuesta al tratamiento de pacientes con melanoma metastásico

Publicado

el

test sanguíneo rastrea avance del melanoma

Los oncólogos y pacientes con melanoma podrían tener una nueva herramienta de apoyo en su tratamiento. Ésta consiste en un test o prueba de sangre creada por un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y el Perlmutter Cancer Center, ambos en EE.UU. que se concentra en los pacientes con melanoma metastásico en fase avanzada y que se publicó en The Lancet Oncology.

En esta prueba de sangre se monitorean los niveles de los fragmentos de ADN liberados por las células tumorales moribundas. De acuerdo con los especialistas que trabajaron en este test, los niveles funcionan como indicador precoz y exacto de las personas que sufren esta enfermedad. Según las estadísticas, el melanoma es el tipo de cáncer de piel que más muertes causa en EE.UU. aunque solo corresponde al 1% de los casos de cáncer de piel en dicho país.

También le puede interesar: AstraZeneca inicia ensayos de vacuna pediátrica contra el Covid-19

El test sanguíneo funcionó en el 93% de pacientes

Para evaluar los resultados de este test sanguíneo, los investigadores llevaron a cabo un estudio en adultos con niveles indetectables de ADN tumoral libremente circulante. A este grupo de pacientes se les realizó la prueba sanguínea 4 semanas después de terminar el tratamiento farmacológico de los tumores de melanoma metastásico que no son resecables (aquellos cuya extirpación quirúrgica no es posible).

El estudio se realizó con 33 muestras de sangre de dos ensayos clínicos fundamentales, en los que participaron 383 hombres y mujeres estadounidenses, europeos y australianos. Los individuos recibieron tratamiento dirigido con los fármacos dabrafenib y trametinib para tumores de melanoma metastásico no resecables que presentaban mutaciones en el gen BRAF. Esta alteración genética se halla en cerca de la mitad de los afectados con melanoma metastásico.

Los resultados de esta investigación evidenciaron que aquellas personas con la mutación BRAFV600 asociadas a este cáncer, vivían el doble de tiempo sin que el cáncer creciera en comparación con los pacientes que mantenían niveles detectables de ADN tumoral. Esta detección se registró en el 93% de los test aplicados y se repitió en pacientes con melanoma metastásico en fase avanzada que participaron en otro ensayo clínico.

Otro de los hallazgos más reveladores del estudio es que los pacientes con 64 o menos copias de ADN tumoral por mililitro de sangre antes del tratamiento, tenían mayores probabilidades de responder positivamente a la terapia, sobreviviendo casi 3 años de media. En contraste, los niveles superiores a ese umbral se relacionaban con una probabilidad de supervivencia significativamente menor, ya que los pacientes vivían poco más de un año.

“Nuestros hallazgos sugieren que los niveles de ADN tumoral pueden servir como una herramienta rápida y fiable para medir si un medicamento contra el cáncer está funcionando”, dice el autor principal del estudio, Dr. David Polsky, en un comunicado oficial. Según los especialistas, los médicos tratantes o especialistas deben esperar varios meses y los resultados de rayos X o tomografías para identificar si un tumor está creciendo o está reduciéndose en respuesta al tratamiento.

Por ello, consideran a este test como una alternativa confiable para evaluar los progresos y reconsiderar las opciones de cada persona afectada con este tipo de cáncer.

También le puede interesar: Establecen procedimiento de habilitación transitoria de vacunación COVID-19

Continuar leyendo

ACHO

Cáncer infantil incrementó en 2020 en un 44,82%

Según un informe de la CAC los tipo de cáncer infantil más frecuente en los casos nuevos reportados son la leucemia linfoide aguda, seguido de los tumores del sistema nervioso central y del ojo.

Publicado

el

Cáncer infantil

Cada 15 de febrero, la comunidad mundial conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil (ICCD), con una campaña colaborativa para crear conciencia y apoyo a los niños y adolescentes con cáncer, los supervivientes y sus familias. Este año, la Cuenta de Alto Costo se unió a esta celebración con la campaña mundial “Una mejor supervivencia es posible”.

Según el informe de la CAC, en Colombia, durante el periodo comprendido entre el 02 de enero del 2019 y el 01 de enero del 2020, se reportaron 7.022 menores de 18 años con algún tipo de cáncer, es decir que, el número de casos nuevos reportados fue de 950, lo que representa un incremento del 44,82% con respecto al 2019, en el que fueron informados 656 casos.

También puede leer: aumentan pacientes con cáncer sin diagnosticar en España

En esta línea, cabe destacar que la proporción de casos nuevos reportados (PCNR) y la mortalidad también tuvieron un incremento del 57% y 59% respectivamente frente a lo observado en el 2019. Esto según indica la CAC se debe en gran medida al aumento en el reporte realizado por parte de las entidades.

De ahí que, el tipo de cáncer más frecuente en los casos nuevos reportados fue la leucemia linfoide aguda, seguido de los tumores del sistema nervioso central y del ojo. El tercer lugar en los niños lo ocupó el linfoma Hodgkin y en las niñas el linfoma no Hodgkin.

¿Cómo está la situación el cáncer infantil a nivel nacional?

De otra parte, según el informe presentado por la Cuenta de Alto Costo, a nivel nacional se estimó una PCNR ajustada por la edad de 66,48 casos nuevos por 1.000.000 de habitantes menores de 18 años. La prevalencia fue de 491,63 casos por 1.000.000 de habitantes y la mortalidad de 27,15 defunciones por 1.000.000 de habitantes.

Regiones con mayores casos de cáncer infantil

Al evaluar la variabilidad regional de la PCNR ajustada por la edad, Bogotá D.C. y las regiones Central y Pacífica tuvieron una PCNR superior a la nacional con 110,00, 70,42 y 67,23 casos nuevos reportados por 1.000.000 de habitantes menores de 18 años, respectivamente.

En cuanto a la mortalidad ajustada por la edad, Bogotá D.C. y las regiones de la Amazonía-Orinoquía y la Oriental registraron estimaciones mayores a la nacional con 45,42, 32,69 y 29,50 muertes por 1.000.000 de habitantes menores de 18 años, respectivamente. La mortalidad ajustada más baja se observó en la región Pacífica con 16,65 defunciones por 1.000.000 de habitantes menores de 18 años.

De manera consistente con lo observado en años previos, la leucemia linfoide aguda y los tumores del sistema central nervioso, son los tipos de cáncer cuya PCNR ajustada y mortalidad son más altas. Además, la mortalidad ajustada fue más alta en la población infantil con leucemias, en comparación con los linfomas.

También puede leer: en 2021 aproximadamente 2,3 millones de niños sufrirán malnutrición aguda

Acceso en salud

Adicional a la distribución del cáncer en la población pediátrica, es importante conocer el acceso que tienen a los procedimientos de diagnóstico y tratamiento. Para el periodo 2020, a nivel nacional, en promedio, transcurrieron 27,18 días entre la sospecha clínica y el diagnóstico y 17,06 días entre el diagnóstico y el inicio del tratamiento en los casos nuevos de cáncer infantil priorizados por la CAC.

A nivel regional, en la Amazonía-Orinoquia se estimó el menor tiempo promedio transcurrido para la obtención de diagnóstico con 17,07 días, mientras que la región Pacífica reportó la espera más larga con 36,14 días.

Con respecto a la oportunidad del tratamiento, la región con la mejor oportunidad fue igualmente la Amazonía-Orinoquía con un promedio de 6,83 días, mientras que la región Central con 22,71 días reportó los tiempos más prolongados.

Continuar leyendo

ACHO

El cáncer es la segunda causa de muerte en América

Hoy, 4 de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer, la segunda causa principal de muerte en América.

Publicado

el

El cáncer es la segunda causa de muerte en América

Hoy 4 de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer, la segunda causa principal de muerte en América. Se estima que más de 4 millones de personas fueron diagnosticadas con algún tipo de cáncer el año pasado, y 1.4 millones murieron a causa de la enfermedad. El grupo etario más golpeado son las personas de 69 años o más, ya que a este grupo se les detecta el 57% de los nuevos casos y 47% de las muertes reportadas.

En América, los tipos de cáncer que más se diagnostican en hombres son: próstata (21,7%), pulmón (8,9%), colorrectal (7,8%), vejiga (4,5%) y melanoma de la piel (3,4%). Entre las mujeres, los tipos de cáncer con mayor incidencia son: mama (25,4%), pulmón (8,5%), colorrectal (7,9%), tiroides (5 %) y cervicouterino (3,8%).

De otro lado, los tipos de cáncer que más muertes causaron en 2020 fueron:  pulmón (18%), próstata (11,1%), colorrectal (9,4%), hígado (6.1%) y estómago ( 5,6%). En las mujeres son: mama (13,2%), pulmón (12,3%) colorrectal (7%),  cervicouterino (5.3% ) y ovario (3,9%).

También puede leer: Estas son las diferencias entre las nuevas variantes de Sars-Cov-2

Proyección casos de cáncer

Se estima que en el mundo se diagnosticaron 20 millones de nuevos casos de cáncer, y 10 millones de muertes por la enfermedad. Pese a ser una cifra muy alta, se proyecta que aumente en aproximadamente 60% durante los próximos 20 años. Así mismo se prevé que la carga mundial por cáncer aumente a unos 30 millones de casos nuevos para el 2040, afectando principalmente a países de ingresos bajos y medios.

De no tomar acción respecto a las proyecciones, se espera que la cifra de personas que serán diagnosticadas con cáncer aumentará en un 55%, lo que significa aproximadamente 6,23 millones de personas para 2040, en la Región de las Américas.

Prevención como acción principal

Con las cifras recientes que da la Organización Panamericana de la Salud, se espera que los países adopten nuevas estrategias basadas en evidencia para su prevención, detección temprana, y tratamiento. Los pacientes pueden contribuir cambiando los factores de riesgo modificables más comunes para el cáncer, como lo son:

  • El consumo de tabaco
  • Baja ingesta de frutas y verduras
  • El uso nocivo de alcohol
  • Falta de actividad física

Recordemos, que hay otros factores de riesgo específicos como las infecciones crónicas del virus del papiloma humano (VPH) -para cáncer cervicouterino-, hepatitis B y C – para cáncer de hígado- y H. pylori -para cáncer de estómago.

La prevención adoptará un papel fundamental, ya que las organizaciones mundiales aseveran que del 30% al 40% de los casos de cáncer pueden prevenirse modificando los factores de riesgo. Aunque la detección temprana también será una pieza clave, debido a que muchos tipos de cáncer, particularmente el cervicouterino, el de mama y el cáncer colorrectal, pueden detectarse temprano y tratarse eficazmente a través de programas organizados de tamizaje y detección temprana.

Servicios oncológicos durante la pandemia

Para la OMS y la OPS es evidente la interrupción abrupta de los servicios oncológicos por la pandemia, por lo que instaron a los sistemas de salud a adoptar medidas que permitan reorganizar los servicios, entre las medidas aconsejadas están:

  • Priorizar el tratamiento para los pacientes con cáncer, teniendo en cuenta cuáles son las intervenciones más seguras y efectivas, la velocidad a la cual se está desarrollando el cáncer y los efectos que tendría retrasar el tratamiento sobre los resultados clínicos y la calidad de vida.
  • Reducir al mínimo el número de consultas en persona a los centros de salud, especialmente en áreas donde puede haber otros pacientes que puedan tener COVID-19.
  • Disminuir el riesgo de exposición prestando servicios y realizando los ensayos clínicos en establecimientos alternativos de atención de salud.
  • Ofrecer consultas de seguimiento, apoyo psicológico o cuidados paliativos por teléfono o de forma remota.
  • Facilitar la administración de medicamentos, realización de pruebas y toma de muestras en el domicilio.
  • Trasladar las consultas médicas a ubicaciones donde haya un menor riesgo de exposición.
  • (Cuando sea factible), retrasar las consultas de seguimiento en persona: por ejemplo, cuando los pacientes han finalizado el tratamiento, tengan un buen pronóstico o las consultas puedan hacerse por videollamada.

También puede leer: Minsalud abre convocatoria para apoyo a Consejo Nacional de Talento Humano

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras