342.000 mujeres murieron por cáncer de cuello uterino en 2020

La OMS recomienda la detección de ADN del VPH en un enfoque de detección y tratamiento a partir de los 30 años con detección regular cada 5 o 10 años.
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

La Organización Mundial de la Salud publicó nuevas recomendaciones de detección y tratamiento para prevenir el cáncer de cuello uterino. Estas nuevas medidas se realizaron en conjunto que el programa de reproducción humana – HRP por sus siglas en inglés- teniendo en cuenta el alza en los casos nuevos diagnosticados y las muertes a causa de este tipo de cáncer que es totalmente prevenible gracias a la vacuna.

El comunicado de la OMS resalta que el año pasado se diagnosticaron más de 500.000 casos nuevos de cáncer de cuello uterino y como resultado aproximadamente 342.000 mujeres perdieron la vida, un gran porcentaje de ellas residentes de países de ingresos bajos. Por tanto, alertan de la necesidad de creación de programas de detección rápido para mejorar la perspectiva de vida de las mujeres con cáncer cervical.

Recordemos, que la estrategia mundial de la OMS para erradicar por completo en cáncer de cuello uterino tiene como fecha límite el 2030. Para cumplir este objetivo (respaldado por la Asamblea Mundial de la Salud) implica que el 70% de las mujeres se sometan a pruebas de detección periódicas para detectar enfermedades de cuello uterino con una prueba de alto rendimiento y que el 90% de las mujeres que se les detecten anomalías procedan a recibir un tratamiento adecuado. A esto debe sumarse la vacunación de las niñas contra el Virus del Papiloma Humano -VPH- lo que prevendría la muerte de más de 62 millones de mujeres en los próximos 100 años.

“Los programas de detección y tratamiento del cuello uterino eficaces y accesibles en todos los países no son negociables si vamos a poner fin al sufrimiento inimaginable causado por el cáncer de cuello uterino. Estas nuevas directrices de la OMS guiará la inversión en salud pública en mejores herramientas de diagnóstico, procesos de implementación más sólidos y opciones más aceptables de detección para llegar a más mujeres y salvar más vidas ” explica la Dra. Princess Nono Simelela, Subdirectora General de Prioridades programáticas estratégicas: Eliminación del cáncer de cuello uterino.

También puede leer: ¿Cuáles vacunas contra covid-19 causan más efectos adversos en Colombia?

¿Hora de cambiar la citología?

Una de las recomendaciones más importantes para la detección del cáncer de cuello uterino implica la realización de una prueba basada en el ADN del VPH en lugar de las inspección visual con ácido acética o citología conocida comúnmente como “prueba de Papanicolaou”, que actualmente es el método más usado a nivel mundial para detectar lesiones precancerosas.

Es preciso decir, que las pruebas de ADN del VPH detectan cepas de VPH de alto riesgo que causan casi todos los cánceres de cuello uterino. A diferencia de las pruebas que se basan en la inspección visual, la prueba de ADN del VPH es un diagnóstico objetivo, que no deja espacio para la interpretación de los resultados. No obstante, el proceso para obtener una muestra del cuello uterino a través de una prueba de ADN del VPH no dista mucho de una citología, pero la prueba previene más precanceres y canceres y por lo tanto salva más vidas que la citología además de ser más rentable.

De aumentar el acceso a los productos básicos y al auto muestreo se podría alcanzar el objetivo de la estrategia global de realizar pruebas al 70% de la población femenina para 2030.La OMS sugiere que las muestras recolectadas por uno mismo se pueden utilizar cuando se realizan pruebas de ADN del VPH. Los estudios muestran que las mujeres a menudo se sienten más cómodas tomando sus propias muestras, por ejemplo, en la comodidad de su propio hogar, en lugar de ir a ver a un proveedor para una prueba de detección. Sin embargo, las mujeres necesitan recibir el apoyo adecuado para sentirse seguras en la gestión del proceso.

Observación a mujeres con VPH y VIH

Cabe resaltar que las mujeres con VIH son mucho más vulnerables a la enfermedad cervical, por lo que es más probable que desarrollen infecciones persistentes por el Virus del Papiloma Humano y una progresión más rápida de este cáncer.

Las mujeres con VIH tienen un riesgo seis veces mayor de desarrollar cáncer de cuello uterino

OMS

Con base en esta premisa, “la nueva directriz incluye recomendaciones que son específicas para las mujeres que viven con el VIH. Esto incluye el uso de una prueba de detección primaria de ADN del VPH seguida de una prueba de clasificación si los resultados son positivos para el VPH, para evaluar los resultados en cuanto al riesgo de cáncer de cuello uterino y la necesidad de tratamiento. Las recomendaciones globales también aconsejan que el cribado comience a una edad más temprana (25 años) que para la población general de mujeres (30 años). Las mujeres que viven con el VIH también deben volver a hacerse la prueba después de un intervalo de tiempo más corto después de una prueba positiva y después del tratamiento que las mujeres sin VIH” menciona el comunicado.

La Dra. Meg Doherty, Directora del Departamento de Programas Globales de VIH, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OMS señala que obedeciendo estas nuevas pautas se aprovecharán las nuevas plataformas desarrolladas para la atención y el tratamiento del VIH para integrar mejor la detección y tratamiento del cáncer de cuello uterino para satisfacer las necesidades de salud de las mujeres que viven con VIH.

Finalmente, la OMS reitera que según los datos que muestran dónde se encuentran actualmente los países de todo el mundo en relación con su carga de cáncer cervicouterino y la cobertura de detección y tratamiento se publicarán a fines de 2021. Estos perfiles de países pueden ayudar a los ministerios de salud a identificar dónde sus programas necesitan fortalecerse y medir el progreso hacia los objetivos de 2030.

Recomendación resumida para la población general de mujeresRecomendación resumida para mujeres que viven con el VIH
La OMS sugiere utilizar cualquiera de las siguientes estrategias para la prevención del cáncer de cuello uterino:

-Detección de ADN del VPH en un enfoque de detección y tratamiento a partir de los 30 años con detección regular cada 5 a 10 años.

-Detección de ADN del VPH en un enfoque de detección, clasificación y tratamiento a partir de los 30 años con detección periódica cada 5 a 10 años.
La OMS sugiere utilizar la siguiente estrategia para la prevención del cáncer de cuello uterino entre las mujeres que viven con el VIH:

-Detección de ADN del VPH en un enfoque de detección, clasificación y tratamiento a partir de los 25 años con detección periódica cada 3 a 5 años.

También puede leer: Crearán Permiso por Protección Temporal para migrantes venezolanos

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN