Conéctate con nosotros

Opinión

Una última lección

Publicado

el

UNA-ÚLTIMA-LECCIÓN
(Discurso pronunciado en la ceremonia de grado de la Universidad Icesi, febrero 20, 2016) 
 
Quizás el rector confió en mí como orador en esta ceremonia, como protagonista de este ejercicio extraño, de este rito de paso en el cual un discursante ya entrado en años, una generación mayor que su audiencia, ofrececonsejos gratuitos y reflexiona en voz alta sobre su vida y sus errores; quizás, decía, el rector me otorgó este privilegio por cuenta de mi errática biografía.
 
Estudié ingeniería civil, pero, en mi paso por la universidad, me dediqué a otra cosa, a programar computadores. Decidí después estudiar una maestría en economía como una alternativa al desempleo. Terminé mi maestría conel firme propósito de convertirme en un macroeconomista. Salí del país a hacer un doctorado y abandoné la macroeconomía a mitad de camino. Hice mi tesis doctoral sobre asuntos sociales. Me convertí en un investigador en economía social. Con el tiempo fui profesor y tecnócrata. Además de columnista y bloguero en mis ratos libres. Escribí varios artículos técnicos sobre el sistema de salud colombiano. Participé en muchos debates sobre sus logros y extravíos. Y, contra todo pronóstico, terminé en el Ministerio de Salud, enfrentado a un problema complejo, no de índole macroeconómica ni técnica, sino de naturaleza filosófica, a saber, ¿cuáles son los límites éticos y legítimos del derecho a la salud?
 
En síntesis, comencé como un ingeniero civil con ínfulas de programador, quise ser macroeconomista, fui investigador social y opinador consuetudinario, y fui después arrojado abruptamente a la arena pública y allí he tenido que lidiar con uno de los dilemas éticos más complejo de las sociedades modernas.
 
Jamás imaginé que iba a vivir la vida que he vivido. Todo lo que pasa tiene probabilidad cero pero pasa. El azar puede casi siempre más que la voluntad. Pero no quiero esta tarde hablarles desde mi experiencia. Quieroproponerles, mejor, un ejercicio prospectivo, una mirada hacia atrás desde el futuro. En 50 años, en 2066, muchos de Uds. se reunirán, no muy lejos de aquí, me imagino, para celebrar un aniversario más de esta graduación. De todas las vidas que pudieron haber vivido, tendrán solo una, una sola para contar. Lo que hoy son dudas,preguntas y temores, serán entonces certezas,  respuestas y arrepentimientos. Piensen que podría enseñarles ese otro que es también ustedes y vive 50 años en el futuro. Yo hice el ejercicio de marras y quiero compartirlesalgunas conclusiones como una última lección. 
 
Esta es, pues, mi visión sesgada desde el futuro.
 
1  Empiezo con una obviedad. No convierten su vida en la búsqueda afanada y obsesiva de un único objetivo. Deseen varias cosas. Mientas más disímiles mejor. Tengan un plan b, un plan c y un plan d. Probablemente su vida será muy  distinta a sus planes. “El hombre planea y Dios se ríe”, dice un proverbio judío. La vida es incierta. Azarosa. Da giros imprevisibles. No existe ninguna brújula que pueda llevarnos a nuestros destinos soñados.
 
Tarde o temprano tendrán que aprender a “disculpar ilusiones”. La frase viene del testimonio de un buscador de diamantes que nunca encontró nada. Pero salió adelante. La resignación inteligente es una necesidad de la vida:debemos aprender a amar lo que somos y a desprendernos de lo que quisimos ser. 
 
2  No se aferren a un único dogma. No sucumban ante las trampas de la ideología. No busquen todas las respuestas en único libro o un solo predicador. No importa que tan elocuente sea. Esos son con frecuencia los peores.
 
Los que creen en una sola cosa, los que organizan el mundo con en base en parejitas de contrarios, en narrativas binarias (los civilizados y los barbaros, los explotados y los explotadores, los capitalistas y los proletarios, los buenos y los malos) casi siempre se equivocan. Tanto en sus predicciones como en sus prescripciones. 
 
En general desconfíen de los profetas, de los iluminados, de quienes creen en las soluciones totales, de todosaquellos que tienen más discurso que metodología y predican una falsa disyuntiva entre “un sistema injusto y corrupto que no puede mejorarse, y otro racional y armonioso que ya no habría que mejorar”.  Los profetas casi nunca predicen los desastres, con frecuencia los ocasionan. 
 
El cambio social no es cuestión de todo o nada, es cuestión de más o menos. “En cuestiones prácticas uno no debe aspirar a la perfección”.
 
El conocimiento práctico construye. Poco a poco pero construye. Las ideologías abstractas solo sirven para destruir. En últimas, el reformismo incremental, permanente, basado en la experiencia y el conocimiento de los problemas, es siempre más eficaz que las revoluciones basadas en concepciones ideológicas y visiones grandilocuentes.
 
Cambiar el mundo es difícil. Las “musculosas capacidades de la política” son una ilusión. Con la excepción, por supuesto, de las “musculosas capacidades” para hacer daño. Ejemplos abundan. No muy lejos de aquí.
 
Las leyes por sí solas no crean capacidades colectivas. Tampoco cambian la cultura. Ni modifican las normas sociales. No se puede legislar el conocimiento. Tampoco la moral. Las leyes sociales de Noruega y Grecia son las mismas. Los resultados, opuestos. Por algo será.
  
3  No presten mucha atención a los juicios pasajeros y superficiales de la opinión pública. No se sumen a la indignación facilista. La indignación permanente es una renuncia al pensamiento y a la acción, una manera conveniente de evadir los problemas, una forma de indiferencia.
 
Lleven la contraria. Combatan la extorsión moral de las mayorías. Resistan la tiranía de la opinión pública. Si creen que la verdad es “X”, pero la mayoría vociferante piensa que es “Y”, expresen siempre su desacuerdo. No falsifiquen ni escondan sus opiniones o preferencias. “Nadie –dice el poeta—se ha arrepentido de haber sido valiente”. 
 
“Nunca será excesivo —escribió un filósofo decimonónico— recordarle a la especie humana que existió un hombre llamado Sócrates y que ocurrió una colisión memorable entre ese hombre y la opinión pública… y que, a pesar de merecer más respeto que cualquiera de sus semejantes, ese hombre fue condenado injustamente por un tribunal popular”. La mayoría se equivoca. Basta una mirada rápida a las redes sociales para entender la necedad de muchos consensos.
 
“La gran masa tiene ojos y oídos, pero no mucho más. Sus juicios son endebles. Algunos méritos caen totalmente por fuera del ámbito de su comprensión, mientas que otros, que entiende y aclama cuando se presentan por primera vez, los olvida muy pronto”.
 
4  Tarde o temprano sentirán el arrepentimiento que se siente cuando un ser querido se va de este mundo. En palabras del poeta escéptico: “la congoja, ya inútil, de que nada nos hubiera costado haber sido más buenos”.
 
Nada nos hubiera costado haber llamado a una tía enferma. O consolar al amigo derrotado. O agradecer los desvelos de nuestros padres. O ser amables con el desconocido que titubeante o temeroso se asoma a nuestros dominios, en el barrio, en la escuela o en la oficina.
 
En fin, nada nos cuestan los actos de amabilidad  y gratitud. Nada nos cuestan, pero valen mucho. Deberíamos,por ejemplo, tomar más a menudo la mano de nuestros padres e hijos y saborear el momento. Pueden hacerlo a la salida de esta ceremonia. Nunca se arrepentirán. Todo lo contrario. La felicidad, bien lo sabemos, existe sobre todo en la nostalgia.
  
5   El remordimiento humano tiene una doble naturaleza. En el corto plazo, renegamos de nuestros excesos, de nuestra falta de autocontrol. En el largo plazo, por el contrario, lamentamos las experiencias no vividas. Y peor,somos incapaces de anticipar el arrepentimiento futuro que traen las oportunidades perdidas.
 
A las cosas terminamos haciéndolas un lado. Dejamos de quererlas. A las experiencias y sus memorias aprendemos a amarlas con el paso de los años. Las cosas se devalúan. Las experiencias se aprecian. Ahorren en las primeras, nunca en las segundas.
 
Con el tiempo los éxitos y los fracasos se relativizan. En 50 años los más felices serán los más amados y los más amables, literalmente los más dignos de amor. La fama y la fortuna cuentan por un rato. Pero al final importan menos. Mucho menos. Sin amor, sin amar y sin ser amado, tal vez no vale la pena nuestro tránsito efímero por este planética.
 
Recuerden, ya a modo de resumen, que en algunos años, ya más cansados, expertos en el arte milenario de disculpar ilusiones, probablemente más escépticos sobre los profetas y otros demagogos elocuentes, ojalá inmunes a los juicios volubles y pasajeros de la opinión, con sus experiencias vividas y sus arrepentimientos a cuestas, se reunirán a celebrar los 50 años de su grado.
 
“Los días que uno tras otro son la vida”, escribió un poeta nariñense hace muchas décadas. Ya todos los que estamos aquí hemos vivido lo suficiente para entender que no todos los días son iguales. Unos cuentan más que otros. En la vida importan los picos (los momentos de gran alegría y tristeza) y los finales (los momentos de cierre). Hoy es uno de esos días que importan. Un pico y un final.
 
Espero no haberlos aburrido con este ejercicio de existencialismo improvisado. Tómense fotos. Construyan buenos recuerdos. Abracen a sus padres. Cójanlos de la mano. De eso está hecha la vida. Yo por mi parte los felicito y les deseo la mejor suerte del mundo. Los miro desde el futuro y sé que la van a necesitar.

Opinión

Ideas incómodas en la Práctica Médica

Debo mencionar estas ideas incómodas de nuestra práctica médica que han sido recopiladas de vivencias propias y ajenas, así como de mi experiencia como alumno y docente de medicina en sus diferentes niveles de formación.

Publicado

el

Ideas incómodas en la Práctica Médica

Durante mucho tiempo creí que mi papel como médico se limitaba a ejecutar una buena historia clínica, una impresión diagnóstica apropiada y ejecutar un plan de tratamiento acorde con dicho ejercicio.

Al lado de este concepto debía gravitar una adecuada relación humana con mi paciente (suena bastante redundante).

Soy un especialista clínico, pero mis colegas quirúrgicos en general tienen la misma estructura del ejercicio, y la variación se da en el plan de tratamiento que ejecutan.

Esta es la arquitectura mental que nos construyeron en las facultades de medicina acorde con el modelo flexneriano.

Y ese modelo está bien para la resolución de las necesidades técnicas de nuestros pacientes y quizás (eso lo dudo) para garantizar la seguridad en la atención de los mismos debido a que hay adherencia a unos protocolos de atención estandarizados (eso también lo dudo).

También le puede interesar: El posibilismo resignado en la salud (opinión).

Sin embargo, debo mencionar estas ideas incómodas de nuestra práctica médica que han sido recopiladas de vivencias propias y ajenas, así como de mi experiencia como alumno y docente de medicina en sus diferentes niveles de formación.

IDEAS SOBRE SALUD

1. Los médicos que nos creemos dueños de la salud, gravitamos nuestra práctica en la enfermedad.

Son dos conceptos antagónicos, pero no necesariamente vinculados. Me explico: la salud es una construcción compleja y multidimensional que reside en la percepción de individuos y comunidades. El concepto de regresar la salud a un paciente que cree correcto el médico puede no serlo para su propio paciente. Y el concepto de que el producto que se entrega al paciente es salud, es altamente variable.

No recuerdo en mi formación que me enseñaran el concepto filosófico de la salud, los principios básicos de lo que hago. Eso sí, soy experto en enfermedades, específicamente del adulto.

Primera idea: Los médicos (y posiblemente nuestros pacientes) nos imaginamos que es salud, pero realmente no sabemos qué es.

Segunda idea: La salud no está en hospitales ni en otros centros de atención.

La necesidad humana

2. Hay tres conceptos claves: Carencia, demanda y necesidad.

La carencia es una percepción de ausencia de un bien (en este caso la salud), la demanda es la carencia asociada a un derecho inherente de resolución (aseguramiento en salud) y la necesidad requiere del concepto de un técnico (personal de salud) que concilie la demanda (subjetiva) con la realidad (objetiva) y defina los mecanismos para resolver dicha necesidad.

También le puede interesar: Mejores modelos de contratación con la industria farmacéutica (opinión).

En salud los pacientes siempre tienen una necesidad técnica (biológica) y una necesidad humana (empatía entre otras).

La conciliación adecuada de demandas y necesidades depende de varios factores, entre otros:

  1. La capacidad técnica del perito
  2. Las variables biológicas del paciente
  3. La capacidad instalada de la institución

Es muy frecuente que se generen más necesidades que demandas (si el médico no tiene las competencias para disminuir la incertidumbre) o más demandas que necesidades (si el paciente o su familia tienen falsas expectativas).

Tercera Idea: Los médicos no entendemos que nuestra práctica clínica tiene impacto en la medida en que disminuyamos la incertidumbre, no en que la ampliemos con más necesidades.

Cuarta Idea: El médico no debe solo resolver la necesidad técnica sino también la necesidad humana, a eso le llamamos calidad en la atención.

Prácticas médicas

3. Un desperdicio en salud es aquella actividad que podemos suprimir de un proceso sin que se afecte la calidad del mismo, e inclusive si este es retirado genera una mejora en dicho proceso.

Los médicos somos una fuente de alta generación de desperdicios e ineficiencias en los sistemas de salud. Los desperdicios que generamos no solamente se encuentran en el ámbito clínico, lo que hacemos tiene profundas implicaciones en la ineficiencia operacional y administrativa/financiera.

También le puede interesar: Medimás, crónica de una muerte anunciada (opinión).

Somos los ordenadores del gasto del sistema, ello no debe llevarnos a renunciar a nuestra autonomía como muchos temen, por el contrario, deben llevarnos a generar acuerdos con nosotros mismos y con los demás miembros del sistema para hacer una práctica regulada y enfocada en el valor.

Para ello deberíamos sabernos medir en nuestros resultados, hacer seguimiento a lo que hacemos y establecer muy bien con nuestros pacientes hasta donde queremos llegar –desde el inicio-

Quinta Idea: La práctica médica irracional y emotiva puede ser vista como de valor para un paciente, pero potencial desperdicio para el sistema.

Sexta Idea: Debemos ponerle un poco más de pragmatismo y métricas a lo que hacemos, además de la evidencia científica que hoy es agobiante e ingestionable.

Decisiones médicas

4. La adherencia medida a protocolos, guías de práctica clínica, listas de chequeo y demás herramientas de estandarización clínica es mediocre en la mayoría de escenarios.

En nuestro sistema el principal factor asociado a la variabilidad clínica increíblemente es la geolocalización.

Las tendencias de práctica clínica son diferentes en cada territorio, pero los médicos en general han sido formados con el mismo pensum y con contadas excepciones las características poblacionales son similares.

Hemos sido entrenados para justificar todas las intervenciones que hacemos (en forma individual), pero las estadísticas generales no mienten, y las tendencias de utilización nos muestran dicha turbulencia.

Esto obedece a múltiples factores: Incertidumbre, presión tecnológica, incapacidad técnica, inducción de demanda, etc.

Séptima Idea: La práctica clínica en su inmensa mayoría no se basa en herramientas de estandarización clínica. (Pero la mayoría de instituciones las tienen).

Óctava Idea: Los factores que influyen en la decisión médica no son necesariamente biológicos.

Continuar leyendo

Opinión

El Posibilismo Resignado en la Salud

Me permito adicionar algunas transformaciones del sector salud que impactarán para bien o para mal en la ambiciosa propuesta ministerial y sobre las cuales tendremos todos que estar atentos.

Publicado

el

El Posibilismo Resignado en la Salud

Al inicio de este Gobierno, el señor ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe, planteó los cinco ejes relacionados con el logro de tres fines: Mejorar el estado de salud de la población, brindar servicios con calidad y buen trato, y hacerlo con eficiencia y responsabilidad financiera.

Estos últimos objetivos unidos comprenden la ya famosa “Triple Meta” en salud que hoy parece corresponder mejor a una cuádruple meta si incluimos en ella a una mejor experiencia para los prestadores de servicios. 

Según palabras del Dr. Uribe: “Los cinco elementos que nos llevarán hacia adelante son: Visión de largo plazo, calidad, salud pública, talento humano en salud y sostenibilidad financiera, para así mejorar la atención y dar mayor equidad en salud a los colombianos”.

Sin duda una apuesta ambiciosa y difícil de lograr. Esperamos por el bien de todo el sector que pueda avanzarse en cada uno de estos ejes.

A continuación, me permito adicionar algunas transformaciones del sector salud que impactarán para bien o para mal en la ambiciosa propuesta ministerial y sobre las cuales tendremos todos que estar atentos. (Si, todos incluyendo los regímenes de excepción acostumbrados a creer que los cambios en el sector salud del sistema general no hace parte de su esfera de interés).

De igual forma, sé que cursa en la cámara de representantes un proyecto de reforma al sistema que desaparece a las EPS como elementos del sector, y a ello me referiré también.

Modelo de pluralismo

Hay 3 factores que hacen creer que el modelo de pluralismo estructurado soñado por Juan Luis Londoño y Julio Frenk para nuestro país realmente es un posibilismo resignado:

  • Gasto de bolsillo menor 15% con unos planes de beneficios amplios (y ¿una UPC suficiente?).
  • El sostenimiento de un sistema mixto no estatista.
  • Las diferentes fuerzas tecnológicas que impactarán en el presente (Salud digital) y el futuro.

En este escenario, los retos a enfrentar más importantes son:

  1. La consolidación de los actores, especialmente de las EPS más robustas y con mejores indicadores (Una EPS debería tener al menos un millón de usuarios)
  2. Internacionalización del sector
  3. Contratación sobre transferencias de riesgos (Pago global prospectivo, pago por desempeño)
  4. Repensar un aumento en el gasto de bolsillo de 15 a 19% por la amplitud del plan de beneficios y dudas sobre la suficiencia de la UPC
  5. Acabar con el cogobierno de la corte constitucional y demás entes judiciales (¿será esto posible?)
  6. Desarrollo real del modelo MIAS y su nuevo nombre MAITE
  7. Implementación de nuevos impuestos que impacten en la salud publica
  8. Mecanismos de protección de las instituciones y a las instituciones (Supersalud)

Para ello sin duda es imprescindible lograr:

a. Revolución de la APS (atención primaria en salud) con mejoría de la resolutividad

b. Trabajar en RISS/rutas/movilidad y cooperación inter y transectorial

c. Administración regulada diferente a las EPS, es decir EPS con nuevas competencias sin manejar el dinero sino remuneración de las funciones, evolución sistémica. La solución no es acabar con las EPS, una solución populista pero llena de mayores riesgos.

d. ADRES como un acumulador de riesgo, es decir como un megaasegurador con bajos costos de transacción y disminución del riesgo de corrupción.

¿Qué depara el futuro?

El futuro parecería ser un aseguramiento central con un fondo que capta recursos, que gira a las EPS que son un nivel intermedio (administrador regulado) el cual ejecuta funciones de articulación (aquella función fantasma en las teorías de aseguramiento).

Si esto evoluciona, la ADRES asumirá muchas funciones que las EPS no quieren hacer como el recaudo, mientras las EPS se asumirán como coaseguradores y el estado como gran asegurador.

Lo anterior podría llevar a la construcción de un paradigma compuesto por:

Menos EPS, pero más robustas (en calidad y gestión del riesgo), menos prestadores por agrupamiento (stakeholders), con nuevos modelos de contratación, transferencia de riesgo directo, transferencia de la liquidez, uso de big data y analítica de datos (inteligencia de negocios), reversion del modelo hacia la APS y la investigación pragmática.

Los modelos innovadores reemplazaran el pago por evento a PGP de largo plazo para 3 – 5 años.

Soñando eso sí con que la confianza y los datos mejoren y con ello el desarrollo de estos modelos virtuosos. Ojalá también se migre a modelos optimizados de contratación con la industria farmacéutica (descritos en mi columna de la semana anterior. Leer más).

Aseguramiento nacional transaccional con giro directo y estudio actuarial de la prima (idealmente basado en modelos de prospectiva, no en el método de razón de pérdida actual que es una construcción inexacta sobre históricos de consumo).

Los retos de Minsalud

El ecosistema está cambiando rápidamente. Hay que prestar atención entonces a:

  • La reorganización institucional de las EPS en su estructura y enfoque. Repito, es una locura desaparecerlas del nicho del aseguramiento.
  • Nuevos acuerdos societarios e integración de capitales frescos en las EPS que requieren retornos de inversión.
  • Profundización de la integración vertical especialmente en el subsidiado.
  • Modelos innovadores de contratación suficientemente mencionados.
  • Gestión y operación de redes (redes reales).
  • Organización funcional IPS/EPS (integración inteligente).
  • Rutas integrales por grupos de riesgo.
  • Mayor pericia de las EPS para gestionar el riesgo en salud.

En este panorama, es más que un reto lo que tiene el Ministerio. Este se un tema técnico, pero también de realidades territoriales.

Es imprescindible que el Congreso legisle no pensando en los siguientes votos, para lo cual el retiro de ese falso monstruo colectivo llamado EPS es rentable sino conociendo realmente como funcional el ecosistema de salud y optimizando los grandes logros que ya se han obtenido.

El posibilismo resignado nos ha traído hasta aquí, hagamos una mejora posible para nosotros mismos y el futuro del sector.

Continuar leyendo

Actualidad

MEDIMÁS: crónica de una muerte anunciada

“Se hicieron todo tipo de acciones de carácter inconstitucional para favorecer negocios de particulares, lo que supuso poner en riesgo la atención en salud de millones de colombianos”. añadió Carolina Corcho, Miembro de la Mesa Nacional Por el Derecho a la Salud.

Publicado

el

El caso de Cafesalud-Saludcoop-Medimás ha sido uno de los hechos más visibles de la crisis estructural del sistema en salud en Colombia, y la demostración flagrante de la cooptación de los organismos reguladores por parte de intereses particulares.

La investigación

Asimismo, para pasarnos en contexto, Saludcoop era una de las 72 EPS que existían en su momento, a partir de una investigación adelantada por la Contraloría de la República, que el 13 de noviembre de 2013 emitió un fallo de responsabilidad fiscal (001890) el cual demostró un desvío de recursos públicos en la salud por un valor de 1,4 billones de pesos, esto derivó en la intervención y posterior liquidación de la EPS.

Decisión del Gobierno frente al caso de Cafesalud

No obstante, la decisión del Gobierno Nacional en ese momento fue trasladar los 4 millones de afiliados a Cafesalud EPS, empresa privada que fue recapitalizada con recursos públicos de la salud mediante la resolución 4385 de 2015 del Ministerio de Salud y Protección Social, que crea unos bonos que permiten que del fondo en ese momento denominado Fosyga le inyectara 200 mil millones de pesos a la empresa.

Por consiguiente, capitalizada esta empresa con recursos de los colombianos se colocó en venta, no sin antes emitir una serie de actos administrativos gubernamentales que flexibilizaran las condiciones para que esta venta fuera posible, en ese sentido se emitió el decreto 2117 de 2016 que les permitía a las EPS realizar un proceso de reorganización institucional y se les posibilitó vender afiliados.

Venta de Cafesalud

En ese contexto se da la venta de Cafesalud, quien es adjudicada a un consorcio conformado por 198 Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud denominado Prestarsalud, que crea la EPS Medimás como una microempresa con un capital de un millón de pesos, microempresa que sería avalada por la Superintendencia Nacional de Salud para gestionar el riesgo en salud y garantizar la prestación de servicios de salud de 5 millones de afiliados por lo que recibiría 320 mil millones de pesos mensuales correspondientes a la UPC (monto per cápita que gira el estado a cada EPS por afiliado).

Integración vertical

En consecuencia, la venta en sí misma viola la prohibición de la integración vertical, que en la legislación colombiana implica que un asegurador solo puede tener entre sus prestadores un 30% de su propiedad, esta medida se había adoptado con el objeto de que los aseguradores no privilegiaran la contratación con su propia red, apelando a mecanismos como la sobrefacturación con el consecuente desvío de los recursos públicos de la salud. Con el respaldo del gobierno, legalizaron con actos administrativos esta venta.

Primeras irregularidades de la operación

De ahí que es importante mencionar que las primeras irregularidades en la operación de esta empresa se presentaron en el primer mes, la Procuraduría General de la Nación el 13 de septiembre de 2017 solicitó la intervención de Medimás, dado que el primer mes de operación recibió 10 mil quejas por no atención, documentó que de 29 departamentos donde la EPS debía funcionar, en 27 no tenía contratos con la red de prestación de servicios, lo que suponía que durante este tiempo, millones de colombianos estuvieron sin garantía de la prestación de servicio de salud.

Giros de medimás

Posterior a ello, la Contraloría General de la República estableció con corte a diciembre del mismo año que Medimás hizo giros del orden de los 1,5 billones de pesos sin soportes que privilegian los pagos a los prestadores de los dueños de la EPS, 40% de los contratos se hicieron con sus propias instituciones.

También puede leer: lista de EPS que recibirían a afiliados de Medimás

Procuraduría solicita reversión de la venta de Cafesalud

En este contexto, la Procuraduría solicita la reversión de la venta de Cafesalud, al encontrarse que los dueños de Medimás tampoco han cumplido con los pagos de la EPS. Se señalaron irregularidades como que, del costo total de venta de la EPS correspondiente a 1,45 billones, a causa de esto, se les condonó 460 mil millones supuestamente porque esto correspondía a las deudas de la antigua Saludcoop y Cafesalud con los prestadores de los dueños de la EPS.

Condonación

Asimismo, la procuraduría manifestó que estas deudas solo alcanzan los 140 mil millones de pesos, luego no se entiende la razón de esta millonaria condonación. Además de que los pagos de la compra se estarían realizando con la UPC, es decir, estarían pagando un bien comprado con recursos públicos que deberían estar siendo destinados a la prestación de servicios de salud.

Supersalud emite medidas de vigilancia especial

A causa de  este conjunto de irregularidades la Superintendencia Nacional de Salud quien debía tomar medidas de fondo para dar solución al problema, se limita a someter a la EPS a medidas de vigilancia especial y ampliar el plazo para que normalicen su operación, una actuación bastante inocua frente a la magnitud del problema que compromete la atención en salud de 5 millones de colombianos que se encontraban afiliados a la EPS.

Empresa Dynamic Business interesada en comprar Medimás

Debido a estas irregularidades, en diciembre de 2018 se conoció por la opinión pública que el libanés Adnan Zalam, dueño de la empresa Dynamic Business cuya filial en Colombia opera en un apartamento en Bogotá y cuenta con un patrimonio de 10 millones de pesos, estaría interesada en comprar Medimás por un valor de 1,2 billones de pesos, manifestando interés en comprar además otras EPS para hacerse al monopolio del aseguramiento en Colombia.

La empresa del ciudadano libanés tiene experiencia de turismo en salud y venta de software, si esta compra hubiera llegado a consumarse, esto significaría que un particular extranjero, sin mayor experiencia en el sector salud en Colombia, estaría a cargo del 18% del sistema de salud.

Medimás – “venta entre privados”

En consecuencia, los dueños de Medimás que no habían terminado de comprar cafesalud se disponían a llevar a cabo esta venta, en medio de afirmaciones del Ministro de Salud y el Superintendente en los medios de comunicación, que insistían en afirmar que esto sería una venta entre privados, en las que el Estado colombiano no tenía porque, intervenir.

Además,el interés de estos inversionistas es que al comprar Medimás accedían de manera directa a los 3,2 billones de pesos anuales de la UPC por sus afiliados, además de comprar los líos jurídicos que traen estas empresas, con lo cual podrían lograr millonarias demandas contra el Estado colombiano que se surtirían de manera ventajosa para ellos, en los tribunales de arbitramiento internacional.

Freno a venta de Medimás

Sin embargo, es preciso agregar que esta venta fue suspendida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca tras la solicitud de una medida cautelar interpuesta por la Procuraduría General de la Nación alegando que aún no se ha resuelto el proceso irregular de venta de Cafesalud y esta nueva venta podría dar continuidad a la vulneración de los derechos de los afiliados. Posteriormente se conoció, que, a pesar de las medidas cautelares, los dueños de Medimás persistieron en su intento de venta.

Fallo administrativo

Por consiguiente, este hecho no se pudo continuar debido a que el 19 de abril de 2019 se dio el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca por la acción popular interpuesta por José Roberto Acosta de la Red de Justicia Tributaria y el Senador Jorge Enrique Robledo, en donde impugnan la venta de Cafesalud debido a que está vulnera los derechos colectivos y el acceso a servicios de salud, no hubo ejercicio de la libre competencia porque se entregó la EPS a un único oferente integral, solicitaron suspender el proceso de enajenación de Cafesalud.

Por su parte, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó la liquidación de la EPS Cafesalud, le ordena  a la Superintendencia Nacional de Salud revocar la habilitación que le entregó a Medimás para su funcionamiento, lo cual implica que los 4 millones de afiliados deberán redistribuirse entre las demás EPS.

Vulneración de los derechos de los afiliados

No obstante, es importante señalar que el fallo indica que el Ministerio de Salud y Protección Social incurrió en la vulneración de los derechos de los ciudadanos afiliados al emitir el artículo 1 del decreto 718 de 2017 en donde abiertamente el Gobierno Nacional flexibilizó las condiciones de reorganización institucional de las EPS y amplió los plazos por diez años más y hasta el infinito de acuerdo a cada caso, para que las EPS cumplan con requisitos de habilitación financiera para su funcionamiento.

“Se hicieron todo tipo de acciones de carácter inconstitucional para favorecer negocios de particulares, lo que supuso poner en riesgo la atención en salud de millones de colombianos”.

Por consiguiente, la sentencia muestra como la emisión de estas medidas coincide con reuniones previas con las partes interesadas de las EPS, que lograron reflejar sus aspiraciones en el acto administrativo. Esto demuestra que, en la anterior administración ministerial, se hicieron todo tipo de acciones de carácter inconstitucional para favorecer negocios de particulares, lo que supuso poner en riesgo la atención en salud de millones de colombianos.

Quizás quiere leer: consejo de estado definirá el futuro de Medimás

Presnewco SAS y Presmed

En respuesta al fallo del Tribunal, Presnewco SAS y Presmed, dueños de Medimás interpusieron un recurso de apelación ante el Consejo de Estado que les ha permitido ganar tiempo para continuar al frente de la EPS mientras se pronuncia el Consejo de Estado.  De esta corporación dependerá el futuro de esta EPS.

En efecto, es de anotar que el caso de Medimás no es un hecho aislado, constituye el funcionamiento mismo del sistema de salud en Colombia, demuestra el quiebre de los organismos de regulación y el ente rector del sistema de salud que están puestos al servicio de intereses particulares en menoscabo del interés público que supone la garantía del derecho a la salud de los colombianos.

“El caso de Medimás no es un hecho aislado, constituye el funcionamiento mismo del sistema de salud en Colombia“.

Medidas regulatorias en favor del saqueo de recursos públicos

Este fallo demuestra que en materia de salud los gobiernos comprometidos en este aberrante episodio de SaludCoop/Cafesalud/Medimás, no sólo no garantizan el derecho a la salud, sino que disponen las medidas regulatorias para favorecer el saqueo de los recursos públicos y la in atención de la población.

Posturas de los entes de control

En conclusión, en lo que respeta a la postura del Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud en esta trama, consiste en hacer una defensa frontal de los intereses de los dueños del negocio, para ello burlan la legislación colombiana en materia de integración vertical y destinación específica de los recursos públicos de la salud, mediante la emisión de actos administrativos que presumen su legalidad hasta que un juez no los inaplique.

“En lo que respeta a la postura del Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud en esta trama, consiste en hacer una defensa frontal de los intereses de los dueños del negocio”.

Defensa derecho a la salud

Finalmente, la defensa del derecho de la salud de los colombianos ha estado en manos de los jueces y tribunales, que han tenido que fallar para que la aberración no continúe.

La actual Supersalud ha adoptado medidas tibias, no apela a los instrumentos que le otorga la ley y la Constitución para proteger a los ciudadanos, se limita a obedecer los fallos de los jueces a partir de los litigios que hubieran podido evitarse si la superintendencia nacional de salud cumpliera sus funciones.

EPS en crisis

Mientras tanto, diversas EPS que han incurrido en las mismas prácticas de Medimás, favorecidas por las medidas expedidas por los gobiernos, continúan en el silencio de la impunidad de un sistema de salud que no quiere ser reformado.

Esto, porque poderosos intereses se oponen y no existe la voluntad política de las mayorías del Congreso de la República ni del Gobierno Nacional para abocarse a una reforma estructural que obliga la ley estatutaria en salud.

Los recursos saqueados en todo este proceso superan los tres billones de pesos y un incalculable costo de vidas humanas.

Continuar leyendo

Editorial – Me parece

COLUMNISTAS

 

 

 

Columnas recientes

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras