1920x340-portal-lanzamiento-2024-01

Un homenaje a Metrodora y Hagnódice – Día internacional por la acción de la salud de la mujer

Un homenaje a Metrodora y Hagnódice - Día internacional por la acción de la salud de la mujer Foto Mamaya
[favorite_button]
Comentar

Nombres griegos que deberíamos recordar siempre. En especial las mujeres y quienes trabajamos en el sector salud. Es a ellas a quien debemos el inicio de la mirada de género en la historia de la medicina en el mundo. Vamos, pues a conocerlas.

Hagnódice:

Hagnódica, Hagnódice o Agnódice (n. siglo IV a. C., Atenas) fue una médica ateniense, considerada la primera mujer ginecóloga conocida. Su breve biografía fue relatada por el escritor Higino en sus Fábulas.

banner-pauta-1

Su deseo de convertirse en médico surgió al darse cuenta del gran número de mujeres sometidas a partos sumamente dolorosos. Sin embargo, estudiar y ejercer la medicina en aquel entonces, era un imposible para una mujer: a pesar de que a las mujeres se les permitió aprender ginecología, obstetricia, curación, partería y puericultura en la época de Hipócrates, después de su muerte, al descubrir que las mujeres realizaban abortos, los líderes atenienses decidieron castigar con la pena de muerte a aquellas que ejercieran la medicina.

Así las cosas, la única opción que le quedó a Hagnódice para estudiar medicina fue disfrazarse de hombre con la complicidad de su padre. Hagnódice estudió medicina en Alejandría (Egipto) bajo la tutela del gran anatomista Herófilo, siendo su alumna más destacada y obteniendo lo que hoy sería un título equivalente a Médica especialista en ginecología y obstetricia. Después de culminar sus estudios regresó a Atenas, donde decidió poner en práctica sus habilidades para ayudar a las mujeres de su comunidad, siempre disfrazada de hombre

Su reputación se extendió rápidamente debido a sus habilidades excepcionales. Sin embargo, a medida que aumentaba su fama, algunos colegas médicos hombres, presas de la envidia, se dieron a la tarea de acusarla de seducir y violar a sus pacientes.

Hagnódice, pues, fue llevada a juicio y juzgada ante un grupo de maridos celosos y colegas médicos. El tribunal se reunió en una colina cerca de Atenas llamada Areópago y allí debió desvelar su verdadera identidad femenina levantándose la túnica, lo cual generó la acusación de un delito peor: suplantación de identidad para el ejercicio de la medicina, prohibida por ley a las mujeres.

Durante el juicio, varias mujeres pacientes de Hagnódice rindieron testimonio en su favor, alegando que su conocimiento y habilidades médicas habían salvado vidas y mejorado la salud de muchas mujeres en la ciudad y exigiendo que se le permitiera ejercer la medicina libremente. Ante la presión de la opinión pública, los jueces se vieron obligados a absolver a Hagnódice de los cargos.

Su juicio se convirtió en un hito en la historia de la medicina y en un símbolo de la lucha por la equidad de género en el campo médico pues, tras el juicio, Hagnódice no solo pudo ejercer su profesión, sino que, en general, se logró un cambio en la ley ateniense para que las mujeres pudieran ejercer la medicina.

Metrodora:

Metrodora fue una médica destacada en la antigüedad, cuyos logros y contribuciones a la medicina han dejado una huella duradera en la historia. La etiología de su nombre proviene de su profesión: ‘metro’ en griego significa ‘útero’ y ‘dora’, ‘regalo’.  En la tradición oral se vincula la identidad de Metrodora a la de Cleopatra, a pesar de que no existen evidencias históricas de ello.

Nacida en Grecia alrededor del siglo I d.C., Metrodora se destacó como una médica experta en el campo de la ginecología y obstetricia. Su obra principal, “De las enfermedades de las mujeres”, es un compendio detallado sobre la salud femenina, que cubre una amplia gama de temas desde el ciclo menstrual y la concepción hasta el parto y las enfermedades específicas de las mujeres, y fue y ha sido ampliamente reconocida y estudiada como un importante tratado médico de la época.

El tratado de Metrodora es considerado uno de los primeros textos médicos dedicados exclusivamente a la salud de las mujeres. Con 63 capítulos, en él describe las diferentes etapas de la vida de una mujer y los problemas de salud que pueden surgir en cada una de ellas.

Entre sus contribuciones más importantes a la medicina destacan el uso del espéculo para los exámenes médicos, la creación de un pequeño tampón soluble como método anticonceptivo y para tratar infecciones vaginales, las terapias para tratar la menorragia y la metrorragia, también abordó la reconstrucción de cara, senos e himen -con el fin último de ayudar a aquellas mujeres que no fueran vírgenes a evitar el estigma social y fue una de las primeras personas en establecer pautas para determinar si una mujer había sufrido un abuso o agresión sexual.

Metrodora, además, fue una de las primeras especialistas en describir intervenciones quirúrgicas ante casos de cáncer o “úlcera maligna”, – como se la llamaba en aquel entonces-, detallando varias técnicas quirúrgicas, como la extirpación de tumores uterinos y la reparación de laceraciones cervicales, brindando instrucciones detalladas sobre cómo realizar estos procedimientos.

En su tratado también brinda consejos generales sobre salud pública y hasta sobre hemorroides y depilación, remedios herbales y los beneficios de cambios en los estilos de vida.

Su conocimiento y habilidades en cirugía ginecológica fueron considerados excepcionales para su época. La obra de Metrodora fue redescubierta en la Edad Media y se convirtió en una referencia importante en la enseñanza de la medicina. 

Es importante tener en cuenta que gran parte de la información sobre Metrodora y su obra se ha perdido con el tiempo. Solo se conserva una versión parcial de “De las enfermedades de las mujeres” en manuscritos antiguos, lo que ha dificultado una comprensión completa de sus contribuciones médicas.

Su legado como una de las primeras médicas reconocidas y su destacada obra escrita continúan siendo recordados en la historia de la medicina.

Así pues, en este Día y Mes internacional de la acción por la salud de la mujer, celebremos y conmemoremos la vida de estas grandiosas médicas que dieron inicio al estudio de la salud de la mujer, desde su visión particularmente femenina.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.