Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Trastornos mentales afectan 22% de personas que viven en zona de conflicto

Publicado

el

Trastornos mentales afectan 22% de personas que viven en zona de conflicto

La depresión, la ansiedad, el estrés posttraumático, el trastorno bipolar y la esquizofrenia son enfermedades mentales que afectan a más de una de cada cinco personas, alrededor del 22%, viviendo en áreas de conflicto, afirma un estudio sobre trastornos mentales de la Organización Mundial de la Salud publicado en la revista médica The Lancet.

Los nuevos hallazgos también reportan que 9% de las poblaciones de escenarios violentos padece algún desorden mental de moderado a grave.

Además subrayan la urgencia de establecer una red de servicios de salud mental en las zonas de conflicto.

Las conclusiones del informe surgen del análisis de los datos de 129 publicaciones de 39 países entre 1980 y 2017.

Los resultados del estudio superan los estimados globales de enfermedades mentales en la población en general, que se ubican en una de cada 14 personas.

El estudio encontró también que la depresión y la ansiedad aumentan con la edad.

Asimismo, evidenciaron que la depresión es más común en las mujeres que en los hombres.

Trastornos mentales, subestimados

La OMS señala que la información sobre trastorno bipolar y esquizofrenia es limitada, por lo que los cálculos referentes a estas enfermedades se basan en proyecciones globales y no toman en cuenta el mayor riesgo de incidencia en los escenarios de conflicto.

Además, las proyecciones tampoco incluyen variables como los desastres naturales y las emergencias de salud pública.

Una de las responsables del estudio, Fiona Charlson, investigadora de la Universidad de Queensland, Australia, indicó que los nuevos datos pueden considerarse los más precisos disponibles hasta el momento.

“Los estimados de análisis previos habían sido inconsistentes y mostraban algunos números increíblemente bajos o altos. En este estudio utilizamos criterios de inclusión y exclusión más rigurosos, así como métodos avanzados de investigación y estadística”, explicó.

Récord de conflictos y urgencia de inversiones

En 2016 el número de conflictos armados alcanzó un récord histórico, con 53 conflagraciones en 37 países, dice el estudio de la OMS.

Asimismo, 12% de la población mundial está viviendo en zonas de conflicto activo y casi 69 millones de personas han debido desplazarse por la violencia.

De acuerdo con el doctor Mark van Ommeren, del Departamento de Salud Mental de la OMS y coautor del estudio, las nuevas cifras sumadas a las herramientas disponibles para ayudar a la gente con trastornos de salud mental en las emergencias dan mayor peso al argumento que llama a invertir de forma inmediata y sostenida en atención mental y psicosocial para quienes lo precisen en los conflictos y en el periodo que les sigue.

“En las situaciones de conflicto y otras emergencias humanitarias, la OMS brinda apoyo de diversas formas: primero, asistiendo en la coordinación y evaluando las necesidades de salud mental de las poblaciones afectadas; segundo determinando qué apoyo hay disponible en el terreno y qué hace falta; y tercero, ayudando a aumentar la capacidad de cuidados cuando es insuficiente, mediante capacitación o con recursos adicionales. Pese a sus consecuencias trágicas, cuando hay voluntad política, las emergencias pueden ser un catalizador de la construcción de servicios de salud mental de calidad, que sean sostenibles a largo plazo”, apuntó Van Ommeren.

Los autores del estudio reconocieron las limitaciones que enfrentó su trabajo debido a la complejidad de la recolección de datos en escenarios de conflicto.

Documentos adjuntos

Medicina Clínica

Cada año mueren 525 mil niños por la Enfermedad Diarreica Aguda en Latinoamérica y El Caribe

Las cifras actuales de la Organización Mundial de la Salud, OMS, indican que cada año hay, aproximadamente, 1.700 millones de casos de enfermedad diarreica aguda en Latinoamérica y El Caribe.

Publicado

el

La diarrea aguda es la segunda causa de mortalidad y una causa importante de desnutrición en niños menores de 5 años en todo el mundo.

Las cifras actuales de la Organización Mundial de la Salud, OMS, indican que cada año hay, aproximadamente, 1.700 millones de casos de enfermedad diarreica aguda en Latinoamérica y El Caribe.

También le puede interesar: Antibióticos de uso común pueden provocar problemas cardíacos: estudio.

Además, según el informe de la Dirección Médica de Sanofi-Aventis de Colombia titulado ‘Diarrea en la infancia: epidemiología en Latinoamérica y el Caribe’, a causa de la enfermedad diarreica aguda murieron aproximadamente 525.000 menores.

¿Qué causa la enfermedad?

Los virus, la bacterias y los parásitos son principales causantes enfermedad diarreica aguda.

Aunque las tasas de mortalidad por esta enfermedad tienden a disminuir en la región, aún queda mucho por mejorar. En particular, se deben reducir factores de riesgo como la pobreza, la desnutrición, la promoción de la lactancia materna y las prácticas inadecuadas de manejo.

Según el estudio de la carga global de las enfermedades (Global Burden of Disease – GBD), la tasa de mortalidad por diarrea en Latinoamérica y el Caribe es de 19,3 por cada 100.000 individuos, una cifra inferior al promedio mundial de 74,3 por cada 100.000 personas.

Caso colombiano

En Colombia, respecto a las muertes acumuladas hasta la cuarta semana de mayo de este año, se observó un aumento en La Guajira y Chocó, de acuerdo con el Boletín Epimediológico del Instituto Nacional de Salud.

En 2018 se presentaron 98 casos probables de muerte por enfermedad diarreica aguda en niños menores de 5 años.

Con estas cifras, la tasa nacional de mortalidad por enfermedad diarreica aguda es de 1,6 casos por 100.000 menores.

Flora intestinal y salud digestiva

La flora intestinal es la comunidad de microorganismos vivos residentes en el tubo digestivo.

Estudios recientes sobre demuestran que es indispensable para el correcto crecimiento corporal, el desarrollo de la inmunidad y la nutrición.

Las alteraciones en la flora intestinal podrían explicar, por lo menos en parte, algunas epidemias de la humanidad como el asma y la obesidad.

La colonización bacteriana se establece inmediatamente después del nacimiento del bebe, por contacto directo con la microbiota materna, y puede modificarse durante la lactancia.

El equilibrio entre la flora beneficiosa y la que puede enfermar, durante la niñez y la adolescencia es importante para la salud digestiva, el buen funcionamiento del sistema inmune y el manejo de las alergias.


Continuar leyendo

Actualidad

Agotamiento extremo y cuadros de depresión son cada vez más frecuentes en médicos y especialistas

Diferentes investigaciones han evidenciado que los médicos y especialistas cada vez desarrollan más el síndrome de ‘quemarse por el trabajo’, agotamiento extremo o como es conocido el síndrome de burnout.

Publicado

el

Diferentes investigaciones han evidenciado que los médicos y especialistas cada vez desarrollan más el síndrome de ‘quemarse por el trabajo’, agotamiento extremo o como es conocido el burnout, en el cual puede destatar la depresión.

También le puede interesar: ¿Qué mayoristas e IPS han infringido la regulación de precios de medicamentos? – Informe Procuraduría

El estudio más reciente fue el Informe Médico Nacional de Burnout, ‘Depresión y Suicidio’, publicado este año por el portal Medscape, sitio web de referencia en línea para médicos y profesionales de la salud en todo el mundo, reveló que el 44% de los médicos informaron sentirse agotados, el 11% afirmó sentirse deprimido y el 4% declaró sufrir de depresión clínica.

En este estudio fueron encuestados 15.069 médicos de 29 especialidades.

A los profesionales se les indagó sobre la incidencia de los factores de burnout y cómo afectan la vida del talento humano del sector salud

El estudio arrojó que los urólogos (54%), neurólogos (53%), especialistas en medicina física y rehabilitación (52%), médicos internistas (49%), y médicos de emergencias (48%), son los especialistas que más desarrollan el síndrome de quemarse por el trabajo.

En Colombia, un estudio realizado por la Sociedad Colombiana de Anestesiología sobre la calidad de vida de los anestesiólogos, encontró que el 50% de los especialistas tenía al menos un indicio de sufrir de agotamiento extremo y cerca del 30% sufrían de burnout. 

¿qué implicaciones tiene que los profesionales de la salud desarrollen cada vez más esta patología?  

Para el doctor Luis Mauricio García, médico anestesiólogo de la  Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación y magíster en epidemiologia clínica, en la actualidad los médicos llevan un ritmo de vida acelerado que se remite a los diferentes lugares de trabajo.

“El síndrome de burnout es la respuesta psicológica al estrés laboral crónico de carácter interpersonal y emocional, derivado de los altos niveles de frustración, el exceso de horas laboradas y la falta de garantías en nuestras condiciones de trabajo” así lo afirmó el especialista quien agregó, además, que en Colombia los médicos tienen permitido trabajar 12 horas al día, lo que ya representa un exceso de trabajo, sin negar, quienes laboran 24 horas o más.   

Algunos estudios, muestran una mayor incidencia de desarrollar burnout en las mujeres con un 50%, mientras que los hombres alcanzan un 39%.

Lo anterior se debe a que las mujeres generalmente deben enfrentar más desafíos y responsabilidades dentro del equilibrio de trabajo y vida.

“La mujer desarrolla más agotamiento porque además de su papel como profesional o especialista, tiene el rol de madre, en muchas ocasiones de líder o cabeza familiar lo que le genera mucha más presión y carga psicológica”, afirmó el doctor García.  

Por su parte, Colombia al ser un país de medianos ingresos, tiene una prevalencia variable para que los médicos desarrollen burnout.

Entre los factores laborales que conducen a que el talento humano desarrolle el síndrome están:

  • presión de tiempo
  • insatisfacción profesional
  • falta de autonomía
  • altos niveles de estrés
  • falta de garantías en la protección del talento humano en salud
  • el no pago oportuno de los salarios a los médicos

Estos factores contribuyen al desarrollo de un agotamiento emocional cada vez más frecuente en el recurso humano del gremio médico.

Los síntomas del burnout  

De acuerdo con el doctor Juan Carlos Bocanegra, médico cirujano especialista en anestesiología y actual coordinador del comité de seguridad, bienestar y salud ocupacional de la SCARE, los síntomas varían de un individuo a otro y van desde:

  • cefalea
  • dolor de cabeza
  • malestar gastrointestinal
  • insomnio
  • dificultad para concentrarse hasta síntomas conductuales y emocionales como deterioro en las relaciones interpersonales
  • ausentismo laboral
  • distanciamiento afectivo
  • ansiedad e irritabilidad
  • disminución del rendimiento laboral
  • depresión e incremento de riesgo de suicidio en los médicos.

Los anteriores síntomas son producidos por una exposición prolongada al estrés que suele ser la causa principal del agotamiento emocional y se manifiesta a través de la pérdida de entusiasmo por el trabajo, sentirse impotente, atrapado y derrotado.

Este agotamiento repercute directamente en la prestación del servicio con los pacientes, aproximadamente una cuarta parte de los médicos dicen que pueden ser menos cuidadosos al tomar notas de los pacientes, y el 14% dice que incurren en errores médicos que normalmente no comenten.

La mayoría de los médicos no buscan ayuda

Cerca del 64% de médicos prefiere no buscar ayuda profesional para tratar el agotamiento extremo y los trastornos físicos y emocionales que este conlleva.

“Los médicos no podemos solos con esta carga, debemos buscar ayuda profesional y no resistirnos a aceptar el problema, debemos evitar el aislamiento y refugiarnos en grupos de apoyo de amigos y familia, hacer ejercicio y meditación como mindfulness, crear ambientes de trabajo humanizado, pero lo más importante debemos comenzar a tomar decisiones a nivel personal que reduzcan este agotamiento, disminuir las horas laborales y destinar tiempo para reconectarse con la vida personal”, son algunas recomendaciones que hace el doctor García a todo el personal en salud. 

Un problema de salud que pone en riesgo la vida del paciente

El síndrome de ‘burnout’ no solo afecta directamente al médico en sí, sino a todo el sistema de salud reduciendo la calidad y seguridad en el cuidado del paciente, la inducción a errores médicos, el aumento en los tiempos de recuperación y la insatisfacción con la calidad de la atención.

La repercusiones sobre el sistema de salud incluyen, además, reducción en la productividad, incremento en los costos y mayor rotación del personal médico.

“Los médicos y las sociedades científicas hacemos un llamado para que las entidades gubernamentales como el Ministerio de Salud tomen esta problemática como punta de lanza y que desde ya en Colombia se comience hablar de bienestar para nosotros los médicos, trabajando por planes que mejoren la calidad de vida del personal en salud, pero sobretodo nosotros mismos debemos generar un cambio a nivel profesional y personal, nada logramos si todos los actores trabajan por nuestro bienestar, si nosotros mismos como médicos vamos en contravía, el cambio comienza por nosotros mismos, tenemos la responsabilidad de unirnos y de trabajar más que nunca por mejorar nuestra calidad de vida y así mismo poder brindar una excelente atención médica a todos los colombianos”, concluyó el doctor García.  

Continuar leyendo

Innovación

Investigadores vinculan Células B con la inmunoterapia para el melanoma

Investigadores del Instituto Europeo de Bioinformática y la Universidad Médica de Viena encontraron evidencia de que las células B podrían desempeñar un papel importante en la inmunoterapia para el melanoma.

Publicado

el

Investigadores del Instituto Europeo de Bioinformática y la Universidad Médica de Viena encontraron evidencia de que las células B podrían desempeñar un papel importante en la inmunoterapia para el melanoma. 

Actualmente, la inmunoterapia se centra principalmente en las células T, pero los resultados sugieren que las células B también podrían proporcionar una vía de investigación.

También le puede interesar: Antibióticos de uso común pueden provocar problemas cardíacos: estudio.

La inmunoterapia es una forma de tratamiento contra el cáncer que utiliza el sistema inmunitario del cuerpo para reconocer y combatir la enfermedad. 

Además, la inmunoterapia viene en una variedad de formas, que incluyen vacunas contra el cáncer, anticuerpos dirigidos o virus que infectan tumores. 

Solo algunos pacientes con cáncer se benefician actualmente de la terapia con inmunoterapia.

En el caso del melanoma, que es una forma particularmente agresiva de cáncer de piel, las inmunoterapias establecidas se centran en las células T. 

Las células T juegan un papel importante en el control y la configuración del sistema inmune y pueden matar directamente las células cancerosas.

El nuevo estudio

El estudio publicado en NatureCommunications demostró que junto con células T, las células B juegan un papel vital en activar la inflamación asociada al melanoma. 

Las células B son un tipo de glóbulo blanco, que puede producir anticuerpos junto con varias moléculas mensajeras importantes. 

Los investigadores encontraron que, en el caso del melanoma, las células B actúan casi como un satélite, dirigiendo las células T al tumor a través de la secreción de moléculas mensajeras tan distintas.

También le puede interesar: Estudio indica que mujeres con apnea del sueño tienen mayor riesgo de cáncer.

Johannes Griss, investigador de la Universidad de Medicina de Viena y EMBL-EBI destacó que por primera vez se descubrió que las células B también juegan un papel importante en el proceso y ayudan a las células T a encontrar el tumor.

“El papel de las células B en inmunoterapia sigue siendo en gran parte desconocido, pero parece que pueden tener más impacto de lo pensado”, explica

El papel de las células B

Durante el estudio, los investigadores observaron que cuando las células B se agotaron de los pacientes con melanoma, la cantidad de células T y otras células inmunes también disminuyeron drásticamente dentro de los tumores. 

En experimentos posteriores,los investigadores mostraron que un subtipo especialde células B parece ser responsable de guiar las células T y otras células inmunes al tumor.

Curiosamente, las células de melanoma parecen obligar a las células B a desarrollarse en este subtipo distinto de células B. 

Otro hallazgo es que este subtipo específico de células B también aumentó el efecto de activación de las terapias inmunes actuales sobre las células T, y un mayor número de este subtipo de células B en tumores antes de la terapia predijo que un paciente respondería mejor a la inmunoterapia posterior.

También le puede interesar: ¿Cómo el cambio de altitud modifica nuestra producción de proteínas?

El investigador señalo que se requiere más investigación para responder varias preguntas sobre el papel de las células B.

“Se debe investigar qué mecanismo utilizan las células B para apoyar la activación de las células T y cómo podemos ayudar a estas células a apoyar las inmunoterapias actuales en pacientes con cáncer”, concluye Griss.

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras