Trastornos mentales afectan 22% de las personas en zona de conflicto
Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Trastornos mentales afectan 22% de personas que viven en zona de conflicto

Publicado

el

Trastornos mentales afectan 22% de personas que viven en zona de conflicto

La depresión, la ansiedad, el estrés posttraumático, el trastorno bipolar y la esquizofrenia son enfermedades mentales que afectan a más de una de cada cinco personas, alrededor del 22%, viviendo en áreas de conflicto, afirma un estudio sobre trastornos mentales de la Organización Mundial de la Salud publicado en la revista médica The Lancet.

Los nuevos hallazgos también reportan que 9% de las poblaciones de escenarios violentos padece algún desorden mental de moderado a grave.

Además subrayan la urgencia de establecer una red de servicios de salud mental en las zonas de conflicto.

Las conclusiones del informe surgen del análisis de los datos de 129 publicaciones de 39 países entre 1980 y 2017.

Los resultados del estudio superan los estimados globales de enfermedades mentales en la población en general, que se ubican en una de cada 14 personas.

El estudio encontró también que la depresión y la ansiedad aumentan con la edad.

banner-portafolio-content-600-125-ok

Asimismo, evidenciaron que la depresión es más común en las mujeres que en los hombres.

Trastornos mentales, subestimados

La OMS señala que la información sobre trastorno bipolar y esquizofrenia es limitada, por lo que los cálculos referentes a estas enfermedades se basan en proyecciones globales y no toman en cuenta el mayor riesgo de incidencia en los escenarios de conflicto.

Además, las proyecciones tampoco incluyen variables como los desastres naturales y las emergencias de salud pública.

Una de las responsables del estudio, Fiona Charlson, investigadora de la Universidad de Queensland, Australia, indicó que los nuevos datos pueden considerarse los más precisos disponibles hasta el momento.

“Los estimados de análisis previos habían sido inconsistentes y mostraban algunos números increíblemente bajos o altos. En este estudio utilizamos criterios de inclusión y exclusión más rigurosos, así como métodos avanzados de investigación y estadística”, explicó.

Récord de conflictos y urgencia de inversiones

En 2016 el número de conflictos armados alcanzó un récord histórico, con 53 conflagraciones en 37 países, dice el estudio de la OMS.

Asimismo, 12% de la población mundial está viviendo en zonas de conflicto activo y casi 69 millones de personas han debido desplazarse por la violencia.

De acuerdo con el doctor Mark van Ommeren, del Departamento de Salud Mental de la OMS y coautor del estudio, las nuevas cifras sumadas a las herramientas disponibles para ayudar a la gente con trastornos de salud mental en las emergencias dan mayor peso al argumento que llama a invertir de forma inmediata y sostenida en atención mental y psicosocial para quienes lo precisen en los conflictos y en el periodo que les sigue.

“En las situaciones de conflicto y otras emergencias humanitarias, la OMS brinda apoyo de diversas formas: primero, asistiendo en la coordinación y evaluando las necesidades de salud mental de las poblaciones afectadas; segundo determinando qué apoyo hay disponible en el terreno y qué hace falta; y tercero, ayudando a aumentar la capacidad de cuidados cuando es insuficiente, mediante capacitación o con recursos adicionales. Pese a sus consecuencias trágicas, cuando hay voluntad política, las emergencias pueden ser un catalizador de la construcción de servicios de salud mental de calidad, que sean sostenibles a largo plazo”, apuntó Van Ommeren.

Los autores del estudio reconocieron las limitaciones que enfrentó su trabajo debido a la complejidad de la recolección de datos en escenarios de conflicto.

Documentos adjuntos

Medicina Clínica

Antibióticos neonatales reducirían el crecimiento de los niños

Un estudio sugiere que los niños expuestos a tratamientos con antibióticos durante los primeros 14 días de vida pueden ver afectado su crecimiento.

Publicado

el

Antibióticos neonatales reducirían el crecimiento de los niños

Una nueva investigación realizada por científicos israelitas evidencia que el tratamiento con antibióticos dentro de los 14 días siguientes al nacimiento provoca en el recién nacido una reducción de peso y altura hasta los seis años, según lo indica la revista “Nature Communications” donde se mostró la investigación.

El mismo estudio también muestra un Índice de Masa Corporal -IMC- más bajo en niños y niñas después del uso de antibióticos posterior al periodo neonatal, lo que podría deberse a cambios en el microbioma intestinal.

El estudio indagó en el impacto de los antimicrobianos neonatales en una muestra de 12.422 niños nacidos entre el 2008 y el 2010 en el Hospital Universitario de Turku en Israel. Los recién nacidos no tenían anomalías genéticas ni trastornos crónicos significativos que pudieran obstaculizar su crecimiento, tampoco requerían tratamiento con antimicrobianos a largo plazo. A 1.151 bebés se les administraron antibióticos durante los primeros 14 días de vida.

Los científicos evidenciaron que los niños a los que se les dio un tratamiento con antibióticos tuvieron un peso mucho menor a los niños que no tuvieron que someterse al tratamiento. También presentaron una altura significativamente más baja entre los dos y seis años de edad. Lo misma observación se replicó en una muestra realizada con niños alemanes.

También puede leer: Mejora el diagnóstico y tratamiento de la hepatitis C en países de ingresos bajos y medios

Problemas de uso de antibióticos neonatales

Adicionalmente, se encontró que el uso de antibióticos neonatales alteraba el microbioma intestinal de los niños hasta los dos años, lo que quiere decir que los niños no expuestos a antibióticos tenían una riqueza de microbioma intestinal mucho menor que los que no los habían tomado.

banner-portafolio-content-600-125-ok

Extrañamente, a la edad de seis meses, los bebés tratados con antibióticos alcanzaron el nivel de riqueza bacteriana de un grupo de control de bebés, y a las edades de 12 y 24 meses, los sujetos tratados con antibióticos ganaron niveles significativamente más altos de riqueza bacteriana en comparación con a los sujetos de control.

De otro lado, en experimentos con modelos animales, el equipo de investigadores observó que los ratones machos libres de gérmenes que recibieron el microbioma intestinal de niños expuestos a antibióticos también retrasó su crecimiento.

Estos nuevos descubrimientos muestran un posible vinculo entre la exposición a antimicrobianos y crecimiento infantil deficiente que puede deberse a las alteraciones en el microbioma que genera este tipo de medicamentos.

“Los antibióticos son medicamentos de vital importancia y que salvan la vida de los recién nacidos. Nuestros resultados sugieren que su uso también puede tener consecuencias no deseadas a largo plazo que deben tenerse en cuenta”, advirtió el profesor Omry Koren, de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan, quien dirigió el estudio.

Finalmente, el equipo afirma que se harán nuevos análisis de seguimiento para investigar otros posibles eventos adversos que se relacionen con la exposición a antibióticos en niños.

También puede leer: Disposiciones para la interoperabilidad de la Historia Clínica Electrónica -IHCE-

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Medicamento para el cáncer beneficia a pacientes con patologías neurodegenerativas

Investigadores en España demostraron que un medicamento experimental desarrollado para el cáncer tiene beneficios en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas.

Publicado

el

Medicamento para el cáncer beneficia a pacientes con patologías neurodegenerativas

A cada vez más medicamentos se les descubre nuevos usos para los que no fueron creados, uno de los casos más conocidos es el sildenafilo que fue creado originalmente para tratar la hipertensión arterial y terminó como un fármaco popular para tratar la disfunción eréctil. Lo mismo sucedió con el metilfenidato que se desarrolló como un tratamiento para la depresión en adultos, pero se descubrió su efectividad en el tratamiento del síndrome de hiperactividad y falta de atención.

Ahora, investigadores de la Universidad Pablo de Olavide en España, evidenciaron que el medicamento experimental STX64 originalmente creado para tratar el cáncer beneficia también a pacientes con enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento como el Alzhéimer, el párkinson y la enfermedad de Huntington.

Jesús Muñoz, autor de la investigación que ya fue publicada en “Nature Communications” resaltó que el medicamento probado puede retrasar, mejorar e incluso revertir las enfermedades neurodegenerativas.

El equipo científico estudia hormonas tiroideas que regulan procesos biológicos como la reproducción, y a su vez se relacionan con el envejecimiento. Estas hormonas con el pasar de los años pierden el equilibrio de concentración del sulfato. En este proceso específico intervienen dos proteínas, las sulfatasas, que eliminan el compuesto químico y las sulfotransferasas que adicionan el componente. Cuando se presenta este desequilibrio, el organismo es vulnerable a los efectos de la edad, y por tanto a las enfermedades neurodegenerativas asociadas a los mismos.

Teniendo en cuenta esto, el objetivo de la investigación era establecer un tratamiento genético que ayudará a potenciar las proteínas que aumentan la concentración de sulfatos e inhiban las que lo suprimen. A la vez una farmacéutica hacía investigaciones sobre el compuesto STX64 para inhibir la sulfatasa de esteroides, la proteína que disminuye la concentración de sulfatos. El objetivo de la compañía era desarrollar un nuevo tratamiento para el cáncer de endometrio y el cáncer de mama hormonal.

Los ensayos clínicos con el medicamento superaron la primera etapa en la que se evidenció que su nivel de toxicidad era tolerable, pero no se demostró que los tumores mejoraran con la administración del medicamento, debido a esto los ensayos se suspendieron.

banner-portafolio-content-600-125-ok

También puede leer: Usarán Tecnología mARN para desarrollar vacunas contra virus complejos como el VIH

STX64 para enfermedades neurodegenerativas

Pese al relativo fracaso del medicamento, el grupo de investigadores de la universidad española notaron que el efecto que se consiguió con el compuesto que se administraba por vía oral era el que necesitaban para desarrollar su terapia genética, por lo que empezaron a indagar en su uso para tratar las enfermedades neurodegenerativas.

Los estudios se realizaron inicialmente en Caenorhabditis elegans, una especie de nematodos de un milímetro de longitud que sirven de modelo para la biología a los que se les indujo alzhéimer. Los hallazgos mostraron que el compuesto disminuía la actividad de la sulfatasa y reducía los síntomas de la enfermedad, además de aumentar el tiempo de vida de los especímenes. Lo mismo se evidenció cuando se realizaron pruebas en ratones que además mostraron mejoría en su capacidad de memoria.

Los estudios han continuado y se ha demostrado que el medicamento, además de inhibir la proteína que reduce la concentración de sulfatos, también disminuye las placas de agregados proteicos en el cerebro, otro de los síntomas del alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Con estos resultados, el equipo registró el uso del STX64 en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento. En la actualidad se realizan pruebas en seres humanos con prometedores resultados que están siendo publicados. Por ejemplo, el ensayo inicial mostró que el 36% de las mujeres que recibieron el fármaco no mostraban progresión de la enfermedad a los seis meses del tratamiento. Sin embargo los datos de supervivencia son muy parecidos a los obtenidos con medicamentos ya patentados.

También puede leer: Órganos de control inician seguimiento permanente al Plan Nacional de Vacunación

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Medicamento experimental para el Alzheimer aprueba ensayos de fase 2

El medicamento para el Alzheimer desarrollado por la farmacéutica Eli Lilly es el primero en mucho tiempo en superar un ensayo de fase II.

Publicado

el

Medicamento experimental para el Alzheimer aprueba ensayos de fase 2

Un estudio de dos años, con 272 pacientes con escáneres cerebrales indicativos de Alzheimer mostró ser eficaz para reducir la velocidad con la que los voluntarios perdieron la capacidad de pensar y cuidar de si mismos. El medicamento para el Alzheimer desarrollado por la farmacéutica Eli Lilly es el primero en mucho tiempo en superar un ensayo de fase II, ya que la mayoría no producen resultados positivos en la primera etapa o pasan directamente a estudios de dase III para tener muestras poblacionales más grandes.

El fármaco denominado donanemab es un anticuerpo monoclonal que se adhiere a una porción reducida de las placas duras del cerebro compuestas por una proteína amiloide. A los voluntarios se les administró el medicamento por infusión cada cuatro semanas y sus síntomas variaron de leves a moderados.

Específicamente, los voluntarios que recibieron el medicamento presentaron una desaceleración del 32% en la tasa de disminución comparado con el grupo que recibió placebo. En un periodo de 6 a 12 meses las placas desaparecieron. Al ocurrir esto los pacientes dejaron de recibir el medicamento y en su lugar recibieron un placebo hasta que el ensayo finalizo.

El pequeño estudio necesita ser replicado, señaló el Dr. Michael Weiner, un investigador líder en Alzheimer en la Universidad de California en San Francisco. Aún así, “esta es una gran noticia”, dijo. “Esto ofrece esperanza para los pacientes y sus familias”.

No obstante, la farmacéutica Eli Lilly solo mostró los porcentajes que describen las disminuciones pero no los número concretos, aunque se espera que estas cifras sean reveladas en una reunión posterior.

También puede leer: EpiVacCorona: segunda vacuna rusa para Covid-19 muestra efectividad del 100%

banner-portafolio-content-600-125-ok

Ensayo clínico para Alzheimer

El ensayo clínico buscaba probar la hipótesis amiloide que afirma que el desarrollo del Alzheimer esta fuertemente, ligado a la acumulación de amiloide en el cerebro. Partiendo de esta premisa, si la acumulación de amiloide se puede prevenir o revertir, la enfermedad podría curarse.

Sin embargo, varias compañías han invertido millones de dólares en desarrollar y probar medicamentos antiamiloides infructuosamente, lo que ha llevado a pensar que la hipótesis inicial es la que está errada. Hasta el momento la única manera de prevenir la enfermedad es comenzar muy temprano incluso antes de que haya signos clínicos de la enfermedad, y aún así a veces los tratamiento no funcionan.

El ensayo de Eli Lilly reclutó pacientes no basándose en los síntomas sino en exploraciones que mostraban acumulaciones significativas de amiloide en sus cerebros. Los investigadores también realizaron exploraciones en busca de la proteína tau que forma enredos en el cerebro después de que comienza la enfermedad.

Para valorar los avances del ensayo se realizaban pruebas mentales que median el razonamiento y la memoria, además de analizar como se desempeñaban los participantes en las diferentes actividades de la vida diaria.

El principal efecto adverso que se presentó en algunos pacientes que recibieron anticuerpos monoclonales experimentales fue una acumulación de líquido anormal en el cerebro, esto se observó en el 30% de los pacientes que se sometieron al tratamiento.

Mientras se desarrollaba esta prueba, la farmacéutica inició otra prueba también de fase dos para verificar los hallazgos sin embargo, los resultados se sabrán solo en 2023.

Finalmente, la farmacéutica informó que se comunicará con la  Administración de Alimentos y Medicamentos y las autoridades reguladoras de otros países para ayudar a que los pacientes puedan acceder al medicamento, ya que estos ensayos muestra finalmente que la hipótesis del amiloide podría ser correcta.

También puede leer: Ensayarán medicamento que daría inmunidad inmediata al Covid-19

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras