OMS actualiza lista de bacterias farmacorresistentes más peligrosas para la salud humana

OMS actualiza lista de bacterias farmacorresistentes más peligrosas para la salud humana
[favorite_button]
Comentar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer su nueva lista de patógenos bacterianos prioritarios para el año 2024, destacando 15 familias de bacterias resistentes a los antibióticos clasificadas en tres niveles de prioridad: crítica, alta y media. Esta actualización tiene como objetivo guiar la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos para hacer frente a la creciente amenaza de resistencia a los antimicrobianos.

La resistencia a los antimicrobianos representa un grave problema de salud pública, ya que reduce la eficacia de los tratamientos y aumenta la morbimortalidad de las enfermedades infecciosas. Como consecuencia las enfermedades que ocasionan son más graves y el riesgo de que se propaguen es más grande. El uso inadecuado y excesivo de antibióticos es la principal causa de este fenómeno, que pone en riesgo los logros de la medicina moderna.

En la actualización se incorporan nuevas pruebas e información proporcionada por expertos, que puede ser útil para llevar a cabo investigaciones y desarrollo de nuevos antibióticos que fomenten la coordinación internacional e impulsen la innovación.

En palabras de Yukiko Nakatani, Subdirectora General interina de la OMS para la Resistencia a los Antimicrobianos, la lista de patógenos bacterianos prioritarios se basa en la carga global de infecciones por bacterias farmacorresistentes y su impacto en la salud pública. Esta guía es fundamental para orientar las inversiones y superar los desafíos en la obtención de nuevos antibióticos. La amenaza de la resistencia ha aumentado desde la publicación de la primera lista en 2017, lo que mina la eficacia de los numerosos antibióticos, lo que puede llegar a desestimar logros de la medicina moderna.

Los patógenos de prioridad crítica, como las bacterias gramnegativas resistentes a antibióticos de último recurso y Mycobacterium tuberculosis resistente al antibiótico rifampicina, representan una amenaza global debido a su capacidad de resistir tratamientos y transmitir resistencias a otras bacterias. Las bacterias gramnegativas al resistir los tratamientos pueden llegar a transferir material genético a otras bacterias, lo que causa también resistencia en ellas.

Por otro lado, los patógenos de alta prioridad, como Salmonella y Shigella, causan morbimortalidad en países de ingresos bajos y medianos, del mismo modo que las Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus, que pueden llegar a causar importantes problemas de salud.

La Neisseria gonorrhoeae y Enterococcus faecium también son patógenos de alta prioridad farmacorresistentes, estos entrañan problemas como infecciones persistentes y resistencia a varios antibióticos, requiriendo intervenciones de salud pública y estudios específicos.

Los estreptococos de los grupos A y B, Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae, se han incluido en la lista de patógenos de prioridad media de 2024. Estos patógenos son responsables de una carga significativa de enfermedades y requieren una vigilancia intensificada, especialmente en poblaciones vulnerables como niños y ancianos, especialmente en entornos con recursos limitados.

El Dr. Jérôme Salomon, Subdirector General de la OMS para Cobertura Sanitaria Universal/Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles, advierte que la resistencia a los antimicrobianos pone en peligro nuestra capacidad para tratar eficazmente enfermedades que causan altos índices de morbilidad y mortalidad, como la tuberculosis, lo que resulta en enfermedades graves y un aumento en las tasas de mortalidad.

La lista de 2024 destaca la necesidad de adoptar un enfoque integral de salud pública para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos, incluyendo medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento accesibles y de calidad. La inclusión de nuevos patógenos y la reubicación de otros reflejan la evolución de la resistencia a los antimicrobianos a nivel mundial, exigiendo adaptaciones constantes en las estrategias de intervención.

¿Qué se modifica en la lista de bacterias del 2024 respecto a la de 2017?

En la lista actual, se han eliminado cinco combinaciones de patógenos y antibióticos que estaban presentes en la lista de 2017, y se han añadido cuatro combinaciones nuevas. Las enterobacteriales resistentes a las cefalosporinas de tercera generación se han destacado en un grupo separado dentro de la categoría de prioridad crítica.

La infección por Pseudomonas aeruginosa resistente a los carbapenémicos ha sido reubicada de la categoría crítica a la de prioridad alta, reflejando informes recientes que indican una disminución de la resistencia a nivel mundial. A pesar de esta tendencia, sigue siendo crucial invertir en investigación y desarrollo, así como en otras estrategias de prevención y control de esta infección, dada la carga significativa que representa en ciertas regiones.

La lista de patógenos bacterianos prioritarios de la OMS correspondiente a 2024 incluye estas bacterias:

Prioridad crítica:

  • Acinetobacter baumannii resistente a los carbapenémicos
  • Enterobacteriales resistentes a las cefalosporinas de tercera generación
  • Enterobacteriales resistentes a los carbapenémicos
  • Mycobacterium tuberculosis resistente a la rifampicina (que se ha incluido tras efectuar un análisis independiente con criterios adaptados paralelamente y tras la posterior aplicación de una matriz adaptada de análisis para decidir en función de varios criterios). 

Prioridad alta:

  • Salmonella Typhi resistente a las fluoroquinolonas
  • Shigella spp. resistente a las fluoroquinolonas
  • Enterococcus faecium resistente a la vancomicina
  • Pseudomonas aeruginosa resistente a los carbapenémicos
  • Salmonelas no tifoideas resistentes a las fluoroquinolonas
  • Neisseria gonorrhoeae resistente a las cefalosporinas de tercera generación y/o a las fluoroquinolonas
  • Staphylococcus aureus resistente a la meticilina 

Prioridad media:

  • Estreptococos del grupo A resistentes a los macrólidos
  • Streptococcus pneumoniae resistente a los macrólidos
  • Haemophilus influenzae resistente a la ampicilina
  • Estreptococos del grupo B resistentes a los macrólidos 

Los cambios realizados desde 2017 reflejan la evolución de la resistencia a los antimicrobianos, lo que requiere ajustes en las estrategias de intervención. Para utilizar esta lista de manera efectiva a nivel mundial, es necesario adaptarla a los diferentes contextos nacionales y regionales, considerando las variaciones en la distribución de patógenos y la carga de resistencias en cada región. Por ejemplo, el aumento de los problemas relacionados con Mycoplasma genitalium farmacorresistente en ciertas partes del mundo, a pesar de no estar incluido en la lista, destaca la importancia de abordar este desafío emergente.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.