Dieta para reducir el riesgo cardiovascular en mujeres - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Actualidad

Dieta para reducir el riesgo cardiovascular en mujeres

Publicado

el

dieta cardio mujeres img

Según una investigación reciente hecha por la ‘Harvard TH Chan – Escuela de Salud Pública’, la dieta mediterránea que recomienda el aceite de oliva en lugar de mantequilla y margarina, pollo en lugar de carnes rojas, y muchas frutas, verduras, nueces, granos integrales y pescado, puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en las mujeres.

El estudio publicado por JAMA Network y amplificado por CONSULTORSALUD, dio seguimiento a 25.994 mujeres de Estados Unidos, evaluó los factores de riesgo y biomarcadores asociados con el riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres que consumen una dieta mediterránea y determinó que una mayor ingesta de esta dieta se asocia con aproximadamente una cuarta parte de la reducción del riesgo relativo de enfermedad cardiovascular. Un 25% menos de riesgo, en el transcurso de 12 años, en comparación con las mujeres que no se adhirieron a la dieta.

El autor principal del estudio, Shafgat Ahmad, dijo que la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular parece estar relacionada con cambios en la inflamación y el azúcar en la sangre, y el índice de masa corporal que acompañan a la dieta.

La modificación de los patrones dietéticos generales en lugar de los atributos dietéticos individuales se propone como un enfoque más eficaz para la prevención e intervención de enfermedades cardiovasculares.

 

Mediadores de la reducción del riesgo

En el estudio se evaluaron los posibles efectos de mediación de un panel de 40 biomarcadores, que incluyen lípidos, lipoproteínas, apolipoproteínas, inflamación, metabolismo de la glucosa y resistencia a la insulina, aminoácidos de cadena ramificada, metabolitos de moléculas pequeñas y factores clínicos. La información básica del estudio y las muestras se recolectaron entre el 30 de abril de 1993 y el 24 de enero de 1996. Los análisis se realizaron entre el 1 de agosto de 2017 y el 30 de octubre de 2018.

La ingesta de esta dieta es una medida de adherencia a un patrón dietético mediterráneo de 9 categorías. Los participantes se clasificaron en 3 niveles según su adhesión a la dieta:

Entre 25.994 mujeres (edad media 54,7 años) aquellas con ingesta de dieta mediterránea baja, media y alta compusieron 39.0%, 36.2% y 24.8% de la población del estudio y experimentaron 428 (4.2%), 356 (3,8%) y 246 (3,8%) enfermedades cardiovasculares, respectivamente. 

Los principales mediadores de la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular con la ingesta de fueron los biomarcadores de la inflamación (que representan el 29,2%), el metabolismo de la glucosa y la resistencia a la insulina (27,9%) y el índice de masa corporal (27,3%), seguido de la sangre. Presión (26.6%), lípidos tradicionales (26.0%), lipoproteínas de alta densidad (24.0%) o lipoproteínas de muy baja densidad (20.8%), con menores contribuciones de lipoproteínas de baja densidad (13.0%), cadena ramificada. aminoácidos (13.6%), apolipoproteínas (6.5%) u otros metabolitos de molécula pequeña (5.8%)

 

Dieta mediterránea, ampliamente estudiada y vinculada a la buena salud

“La ‘dieta mediterránea’ es un nombre inapropiado”, dice la Dra. Artemis Simopoulos, presidenta del Centro de Genética, Nutrición y Salud, una organización educativa sin fines de lucro en Washington, DC., “hay muchas dietas mediterráneas”.

A mediados del siglo XX, los científicos notaron que las personas que viven en áreas del Mediterráneo tenían vidas más largas y saludables que las personas en muchas otras partes del mundo. Algunas de las primeras pruebas sólidas que respaldan esta observación provienen del llamado Estudio de siete países, publicado en 1970: Grecia, como lo ejemplifica la isla de Creta, tenía tasas más bajas de enfermedad cardiovascular y cáncer que los otros seis países en el estudio: Estados Unidos, Finlandia, Holanda, Italia, la antigua Yugoslavia y Japón.

Pero en opinión de los expertos en salud y nutrición, cuando hablan de las virtudes de la dieta mediterránea, no se refieren a cómo comen los mediterráneos ahora, sino cómo solían comer, hasta hace unos 50 años.

Una formulación más detallada de la dieta mediterránea, una pirámide de alimentación de cuatro niveles fue presentada en 1995 por científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la Organización Mundial de la Salud y Oldways Preservation and Exchange Trust, una organización sin fines de lucro dedicada a cambiar la forma en que las personas comen. 

Actualmente, esta dieta se refiere generalmente a escalas de “mediterráneo”. Alguien con un patrón de alimentación “perfectamente mediterráneo” consumiría una alta proporción de grasas monoinsaturadas a saturadas; una cantidad moderada de alcohol; un montón de legumbres, granos, frutas, nueces, verduras y pescado; pero escasa carne y lácteos. 

 

Nutrición y consumo de alimentos

Dos profesores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH), Vincent L. Gregory y Walter Willett describen la dieta mediterránea como “posiblemente la mejor de todas”. Cientos de estudios científicos han vinculado la dieta, que enfatiza el pescado, las verduras, los cereales integrales, las legumbres, el aceite de oliva y menos carne roja y productos lácteos, para reducir la enfermedad cardíaca, el Alzheimer, cáncer, diabetes tipo 2 y otras afecciones. También atribuyen la salud general de las personas mediterráneas a la dieta. Pero aún quedan dudas sobre qué partes de la dieta son más importantes y en qué cantidades se deben consumir los alimentos.

No es una dieta para perder peso, aunque si sigues la dieta y restringes tus calorías al mismo tiempo, puedes perder peso. No es una dieta vegetariana o vegana. Y no es una dieta baja en grasa. No prescribe la cantidad (o poca) de grasa que debe consumir, solo de dónde debería (y no debería) provenir de ella.

La dieta mediterránea también recomienda la actividad física y la sociabilidad durante las comidas.

 

Actualidad

Colombia: ¿cómo está el país frente a su inflación anual?

Según el Dane el sector que mayor registro de variación tuvo en Julio fue el de la Salud, quien registró una variación de IPC de 0,56%.

Publicado

el

Inflación anual en Colombia

En un informe presentado en Julio de 2020, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), dio a conocer la inflación anual del índice de precios al consumidor (IPC) en 2020 fue de 1,97%, es decir, 1,82 puntos porcentuales menor que la reportada en el mismo periodo del año 2019, cuando fue de 3,79%.

También puede leer: diabetes sería un factor de riesgo para el desarrollo de Parkinson

iNFLACIÓN EN SALUD

Según el Dane, en el mes de julio de 2020 la variación mensual del IPC fue 0,00%, frente a  la reportada en junio de este mismo años. El  sector que mayor registro de variación mensual tuvo fue el de la Salud, quien registró una variación de 0,56%.

En este mes, los mayores incrementos de precio se registraron en los servicios odontológicos con odontólogos particulares (0,91%), exámenes de laboratorio para particulares (0,76%), productos farmacéuticos y dermatológicos (0,72%).

De acuerdo con la entidad, la única disminución de precio para el sector de la salud se reportó en los servicios médicos auxiliares no hospitalarios (-1,24%).

Variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) Por Divisiones 2020 (julio)

VARIACION DEL DANE
Fuente: DANE

Variación IPC EN rESTAURANTES Y HOTELES

Por otra parte, sectores como los Restaurantes y hoteles registraron una inflación mensual del IPC de 0,27%, siendo esta la segunda mayor variación mensual. En julio de 2020 los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases: comidas en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio (0,44%), gaseosa y otros refrescos en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio (0,40%).

Las mayores disminuciones de precio  en esta categoría fueron en las subclases: servicios de alojamiento en hoteles, pensiones, posadas, hostales y moteles (-1,01%), bebidas calientes (-0,13%).

aLIMENTOS Y BEBIDAS

En cuanto a la  división Alimentos y bebidas no alcohólicas según el Dane se registró una variación mensual de IPC de -0,80%, siendo esta la menor variación mensual.

pRENDAS DE VESTIR

Así mismo, para el sector de prendas de vestir y calzado se registró una variación mensual de -0,09%, siendo esta la segunda menor variación mensual en IPC. En julio de 2020 las mayores disminuciones de precio se reportaron en las subclases: prendas de vestir para niña y niño (-0,78%), otros artículos y accesorios de vestir para hombre y mujer, incluyendo artículos de vestir para adulto y bebé y materiales (-0,68%) y calzado para mujer (-0,51%). Los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases: prendas de vestir para hombre (0,54%), lavado y planchado de ropa (0,35%).

Finalmente, en julio de 2020 las mayores contribuciones a la variación mensual en las doce divisiones del IPC  en total se registraron en las siguientes subclases: suministro de agua con 0,03 puntos porcentuales y comidas en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio 0,03 puntos porcentuales. Las subclases con las menores contribuciones fueron: arroz con -0,04 puntos porcentuales y frutas frescas con -0,03 puntos porcentuales.

Continuar leyendo

Actualidad

Por falta de donantes de sangre se cancelan cirugías de urgencia

La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación -SCARE- alertó sobre la falta de donantes de sangre que ha provocado la cancelación de cirugías.

Publicado

el

Por falta de donantes de sangre se cancelan cirugías de urgencia

La pandemia de Covid-19 ha ocasionado escasez de sangre y hemocompanentes, debido a la reducción sustancial de donantes por cuenta de la pandemia. Se han evidenciado territorios que han tenido una disminución de hasta el 50% de los donantes de sangre.

Bogotá, Barranquilla y Medellín ya presentan desabastecimiento d sangre lo que ha provocado que se cancelen cirugías prioritarias en pacientes que han tenido que seguir hospitalizados a la espera del insumo para realizar el procedimiento quirúrgico que necesitan. Según datos del banco de sangre del Hospital San Vicente de Paul de Medellín antes del inicio de la pandemia había de 900 a 1.200 donantes al mes. A la fecha no se alcanza ni siquiera a los 400 donantes.

La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación -SCARE- mostró su preocupación al no contar con no contar con disponibilidad de hemocomponentes como glóbulos rojos, plasma, crioprecipitado y plaquetas. Ya que el desabastecimiento de estos insumos represente un riesgo alto de complicaciones en pacientes que podrían incluso fallecer esperando la realización de una cirugía.

El Dr. Diego Zuluaga Santamaria, médico anestesiólogo y coordinador del comité de medicina transfusional y trasplantes de la SCARE, afirmó que: “Hay un número importante de pacientes que tienen cirugías emergentes. Por ejemplo, un herido de gravedad por un accidente; en caso de entrar a cirugía y no contar con sangre disponible, el paciente podría presentar una anemia aguda o  un shock hemorrágico. Lo que significa que si no tenemos sangre aumentaría considerablemente la mortalidad”

También puede leer: Consumir vitamina D disminuiría el vértigo

Pacientes en riesgo por falta de sangre

Las mujeres gestantes también están en riesgo, debido a que si se presentan complicaciones durante su embarazo pueden presentar hemorragia obstétrica. Si esto sucede se le debe realizar un procedimiento quirúrgico a la embarazada y se le debe administrar sangre ya que de no hacer se pondría en riesgo la salud de la madre y el bebé.

Por otro lado, según datos de la universidad ICESI, el 5.12% de los colombianos tienen sangre O- el cual es considerado el tipo de sangre universal pero es a su vez el tipo de sangre más difícil de conseguir. En contraste, el 4% de la población tiene sangre AB+ y el 0.48 es AB-.

Cabe resaltar, que la sangre tipo AB es la donante universal de plasma. Sin embargo por la pandemia se esta presentando desabastecimiento de todos los tipos de sangre en el país.

El especialista Diego Zuluaga afirma que la donación de sangre en el país ha disminuido por el temor generalizado en la población de acudir a un centro de donación y contagiarse de Covid-19, no obstante los bancos de sangre están tomando todas las medidas de bioseguridad concernientes para que la ciudadanía pueda donar con la tranquilidad y confianza necesaria, ese es el caso del banco de sangre del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud -IDCBIS-. Estos centros de recolección han tenido que cambiar de estrategias para llegar a los donantes debido a que las colectas masivas no se están realizando debido a que provocaban aglomeración de personas.

Pese a esto, los bancos de sangre no pierden de vista el aumento de la demanda de sangre por lo que han optado por estrategias como el traslado de los ciudadanos a sus instalaciones cumpliendo con los protocolos de bioseguridad.

Finalmente, la sociedad recuerda que cuando una sola persona dona sangre puede salvar la vida de tres más, por lo que hace un llamado a toda la población a conocer los programas de donación para seguir haciéndolo pese a la pandemia.

Recordamos, que para donar sangre debe pesar más de 50 kilos, tener de 18 a 65 años de edad, no haber viajado al exterior recientemente, ni haber tenido síntomas gripales o contacto con pacientes contagiados. Los hombres pueden donar cada 3 meses y las mujeres cada 4 meses.

También puede leer: Plasma de convalecientes de covid-19 serviría para investigación en el país

Continuar leyendo

Actualidad

Consumir vitamina D disminuiría el vértigo

Un estudio realizado en 1000 personas concluyó que la ingesta de vitamina D y calcio pueden disminuir la recurrencia de episodios de vértigo.

Publicado

el

Consumir vitamina D disminuiría el vértigo

El vértigo posicional paroxístico benigno ocurre cuando un cambio en la posición de la cabeza le da una sensación de giro repentino. Millones de personas en el mundo sufren de esta anomalía de forma crónica aunque con diferentes detonantes.

No obstante, un estudio publicado en la revista médica “Neurology”, evidenció que tomar vitamina D y calcio al menos dos veces al día puede reducir las posibilidades de padecer de vértigo.

El estudio sugiere que para las personas con vértigo posicional paroxístico benigno, tomar un suplemento de vitamina D es una forma de bajo riesgo de prevenir la recurrencia del vértigo. Este método de reducción es especialmente efectivo si la persona tiene niveles bajos de esta vitamina al comenzar el tratamiento.

También puede leer: Diabetes sería un factor de riesgo para el desarrollo de parkinson

Disminución del Vértigo

El vértigo posicional paroxístico benigno es uno de los tipos más comunes de vértigo, y es tratado usualmente por un médico que realiza una serie de movimientos con la cabeza del paciente que movilizan las partículas de los oídos que causan la anomalía, sin embargo, aún después del tratamiento la afección se presenta de nuevo con cierta frecuencia. La gran mayoría de personas en Europa que la padecen afirman que el vértigo les produce molestias que afectan incluso su vida laboral.

Para el desarrollo del estudio que concluyó que la ingesta de vitamina D disminuiría el vértigo, se sometieron a estudio 1.000 personas en Corea que lo padecían. Estos fueron tratados con el tratamiento convencional y posteriormente separados en dos grupos, uno de observación y otro de intervención.

A las 445 personas del grupo de intervención se les tomaron los niveles de vitamina D al comienzo del estudio. Las 348 personas con niveles de vitamina D inferiores a 20 nanogramos por mililitro (ng / ml) comenzaron a tomar suplementos con 400 unidades internacionales de vitamina D y 500 miligramos de calcio dos veces al día, mientras que aquellos con niveles de vitamina D iguales o superiores a 20 ng / ml no recibieron suplementos. A las 512 personas en el grupo de observación no se les controlaron sus niveles de vitamina D y no se les suministraron los suplementos dados al primer grupo.

Resultados

El grupo de intervención que tomó el suplemento tuvo una tasa mucho más baja de recurrencia de episodios de vértigo después de un año en comparación con el grupo de observación. Específicamente, las personas del grupo de intervención tuvieron una tasa de recurrencia de 0.83 veces por persona al año, en comparación con 1.10 veces por persona al año en el grupo de observación , es decir una disminución de 24 puntos porcentuales en la tasa de recurrencia anual.

Además, se estableció que habría un mayor beneficio para aquellos que tenían más deficiencia de vitamina D al comienzo del estudio. Los que comenzaron con niveles de vitamina D inferiores a 10 ng / ml vieron una reducción del 45% en la tasa de recurrencia anual, mientras que los que comenzaron con niveles de vitamina D de 10 a 20 ng / ml solo vieron una reducción del 14%.

Esta sería el inicio de un tratamiento de bajo costo que no necesita asistencia médica y que además es de bajo riesgo y efectivo para prevenir este trastorno tan común y recurrente en toda la población.

También puede leer: ¿Qué pasa con la salud mental de los jóvenes capitalinos?

Continuar leyendo

Próximos Eventos

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras