Conéctate con nosotros

Actualidad

Clase Social y Salud – Las brechas entre clase y género.

Publicado

el

El Observatorio Nacional de Salud presentó su octavo informe titulado “Clase Social y Salud”, donde hace un análisis de las desigualdades en condiciones de vida, acceso a los servicios de salud y afiliación a programas de protección social, basado en las clases sociales en Colombia entre los años 2008 y 2015.

El informe que consta de cuatro capítulos, donde a partir de los referentes conceptuales sobre la categoría de clase social como concepto que proviene de las ciencias sociales, se estableció una clasificación para entender la estructura de clases sociales en Colombia, tomando como principal fuente de información la Encuesta Nacional de Calidad de Vida (ENCV).

En total se analizaron 24 indicadores, agrupados en cinco dimensiones: condiciones de vida; estado de salud autopercibido, enfermedad declarada y acceso y protección social.

Este no es el primer informe que aborda el tema de las “clases sociales y salud” y sus determinantes,  el Observatorio Nacional de Salud en su sexto informe “Desigualdades Sociales en Salud en Colombia” presentó evidencia en relación con las desigualdades en un amplio número de desenlaces en salud. Sin embargo, en este informe se hace una mejor comprensión de las causas profundas de la desigualdad, tanto estructural como intermedia.

Afiliación al SGSSS

La cobertura universal es mayor del 90% en todas las clases sociales. Sin embargo, los profesionales (95,7%) y los directivos (95,9%) fueron los que presentaron los valores más altos, seguidos por los empleados (94,9%) y los campesinos (94,3%).

Las clases sociales con los niveles más bajos de afiliación fueron trabajadores domésticos (90%), pequeña burguesía (92%) y obreros agropecuarios (93%).

En general, el porcentaje de afiliación es mayor en las mujeres. Es decir, que las desigualdades entre clases sociales y género son mínimas en afiliación al sistema de salud.

Brechas entre clases sociales

A pesar de haber una mejoría entre los años 2008 y 2015, las brechas siguen siendo muy altas especialmente en el acceso a los servicio de salud, el informe evidencia que aunque actualmente se cuente con la cobertura universal, en Colombia persisten barreras de acceso relacionadas con la demanda, como la falta de dinero o la necesidad de atención médica percibida.

La falta de dinero para acceder al sistema de salud, se relaciona con el  pago de cuotas moderadas y copagos, que además de vulnerar el derecho a la salud, manifiesta problemas de equidad del sistema de salud ligadas a la capacidad de pago de las personas.

En la población general en 2008, la clase social que presentó mayores cifras de personas, en ambos sexos, que no solicitaron atención médica por falta de dinero fueron los obreros agropecuarios y las de menores cifras fueron los empleados.

Mientras que en el año 2015, la clase social que presentó mayores cifras fue la pequeña burguesía, seguidos por los campesinos y los obreros agropecuarios. La menor proporción se presentó en las mujeres con niveles profesionales y técnicos. A diferencia del año 2008, aunque se realizó la misma pregunta, se adicionaron opciones de respuesta como causa fundamental: No la cubre o no autorizaron la atención, o dificultad para viajar.

Percepción negativa frente al sistema

Frente a la percepción de la calidad del servicio, los resultados muestran que las clases sociales con la menor percepción negativa del sistema la tienen las trabajadoras domésticas, los campesinos y los obreros agropecuarios. Mientras que los profesionales y técnicos, la pequeña burguesía y los empleados reportaron las mayores cifras de percepción negativa en la calidad.

Sin embargo, se evidencian diferencias entre ambos sexos. Por ejemplo, los hombres reportaron menor promedio (4,1%)  en cuanto a la percepción de la calidad, excepto en los hombres trabajadores que registraron un promedio de 4,8%. Por su parte, las mujeres mostraron promedios más altos con 6% en general, y las trabajadoras con un 6,8%.

Acceso al servicio de urgencias la de menor desigualdad.

Se encontraron pocas desigualdades en el acceso a urgencias entre clases sociales y entre sexos para una misma clase. En hombres, la mayor brecha se presentó en empleados al comparar con profesionales y técnicos, con una diferencia absoluta de 7,8%; mientras en mujeres la mayor diferencia absoluta fue 5,8% entre profesionales y técnicos frente a obreras agropecuarias.

En Colombia para 2015 el porcentaje de personas atendidas en urgencias tanto en población general como en trabajadores, presentó pocas desigualdades entre clases sociales, en ambos sexos. La comparación entre sexos reveló que para el año en estudio las mujeres reportaron mayor acceso que los hombres.

Desigualdades de clase y género

El estudio encontró que las mayores desigualdades entre clases sociales se perciben en los indicadores de condiciones de vida, discapacidad y aspectos relacionados con la protección social. Mientras que las mayores desigualdades de género se presenta en enfermedad crónica declarada.

No obstante, en los dos casos  el estado de la salud autoprecibido es la que presenta mayor desigualdad. Los resultados de este estudio muestran que las personas pertenecientes a las clases sociales menos favorecidas como los campesinos y obreros agropecuarios, tienen peores niveles de salud autopercibida que otras clases sociales.

Con relación al estrato se encontró que pertenecer al estrato 1 o 2, se relaciona con la mala percepción de salud, mientras que pertenecer al estrato 5 sería un factor protector.

Las mujeres presentaron una proporción más alta de mal estado de salud para todas las clases sociales. Estas diferencias se han encontrado asociadas a la mayor prevalencia de enfermedades crónicas entre las mujeres y también a inequidades de género relacionadas con brechas en empleo y educación.

Descargue: Clase Social y Salud – Observatorio Nacional de salud.

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Actualidad

Cobertura en salud a excombatientes en proceso de reincorporación llega al 95%

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) informó que el 95% de la población en proceso de reincorporación tiene cobertura en salud.

Publicado

el

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización informó que el 95% de la población de excombatientes en proceso de reincorporación tiene cobertura en salud.

La ARN precisó que estamos hablando que más de 12.300 personas tienen cobertura total en los municipios donde vienen desarrollando e implementando su reincorporación.

El director de la ARN, Andrés Stapper, destacó que de las 13.010 personas en proceso de reincorporación, 12.347 fueron ingresadas al sistema de salud.

Sobre el 5% restante de excombatientes, Stapper aseguró que se están identificando con el apoyo de algunos líderes de los exintegrantes de las Farc.

Explicó que, con corte al 31 de mayo de 2019, más de 10.900 personas en proceso de reincorporación están afiliadas al régimen subsidiado del Sistema General de Seguridad Social en Salud y que 1.380 excombatientes están en el régimen contributivo.

También le puede interesar: Conflicto armado se asociaría con muerte de niños por leucemia: estudio.

“Esta cobertura también apalanca a las familias de los excombatientes que están comprometidos con la implementación de la paz con legalidad. Seguimos trabajando en el tránsito a la legalidad del 100 por ciento de la población excombatiente”, resaltó el Director de la ARN.

¿A qué servicios acceden?

De acuerdo con la ARN, entre los servicios de salud que los excombatientes tienen por su afiliación a una EPS se encuentran la promoción y prevención de enfermedades, medicina general y especializada, atención a enfermedades de alto costo (VIH-Sida, cáncer, enfermedad renal) y cirugías en diferentes niveles de atención.

Así mismo, “pueden acceder a exámenes diagnósticos, servicios farmacéuticos, hospitalización en diferentes niveles de atención, tratamiento, rehabilitación y cuidado paliativo, según el diagnóstico y la rehabilitación y suministro de prótesis para personas con discapacidad”.

La iniciativa de cobertura en salud ha sido impulsada por la ARN, a través de sus profesionales en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) y en los demás municipios donde se desarrolla el tránsito a la legalidad de los excombatientes.

Atención en los ETCR

Actualmente, de los 24 ETCR, 18 cuentan con atención por ambulancia al llamado, despliegue de atención médica, auxiliar de enfermería, medicamentos y jornadas extramurales.

En los seis ETCR restantes, ubicados en los municipios de Buenos Aires (Cauca), Arauquita (Arauca), Remedios (Antioquia), Vistahermosa y La Macarena (Meta), así como Tibú (Norte de Santander), hay un auxiliar de enfermería y una ambulancia permanente, debido a su lejanía de los centros poblados.

También le puede interesar: Trastornos mentales afectan 22% de personas que viven en zona de conflicto.


Por último, la ARN hizo un llamado a los excombatientes que no cuentan con afiliación al sistema de salud para que se acerquen a uno de las 37 oficinas regionales de atención y conozcan cómo activar los servicios con las EPS.

Cifras de interés

  • El 54% de excombatientes están afiliados a Nueva EPS, 6% en Asmet Salud y 4% Asociación Indígena del Cauca – AIC, entre otros.
  • Según el Registro Nacional de Reincorporación el 26% de los 10.415 excombatientes encuestados señalaron tener una enfermedad diagnosticada.
  • El 61% de estas personas ha recibido un tratamiento por parte del sistema de salud.
  • El 20% de personas en reincorporación indicó que ha recibido la atención de un psicólogo o psiquiatra, y que un 43% utiliza algún método anticonceptivo.

Continuar leyendo

Actualidad

Por cierre de vía al Llano quejas en salud aumentaron 43% en esa región

La Superintendencia de Salud informó que el cierre de la vía al Llano impactó el indicador de PQRD recibidas por la entidad, las cuales aumentaron 43%.

Publicado

el

La Superintendencia de Salud informó que el cierre de la vía al Llano impactó el indicador de PQRD recibidas por la entidad, las cuales aumentaron 43%.

La Supersalud precisó que en los últimos dos meses se han gestionado cerca de 3 mil PQRD relacionadas fundamentalmente con:

  • falta de oportunidad en la asignación de citas médicas con especialista.
  • dilación en el proceso de referencia y contrareferencia
  • falta de oportunidad en la entrega de medicamentos.
  • demoras en la autorización de atenciones domiciliarias.

Asimismo, la Superintendencia informó que en lo que va corrido del año la Entidad ha gestionado alrededor de 6.617 peticiones, quejas, reclamos y denuncias formuladas de manera presencial a través de los 2 puntos de atención al usuario en Villavicencio y mediante la línea gratuita de atención 01 8000 513 700 y las cuentas en redes sociales @Supersalud en Twitter y /Supersalud en Facebook.

También le puede interesar: Supersalud: plan de acción para la atención en salud por cierre de la vía al Llano.

Participación ciudadana

Paralelo al proceso de gestión PQRD, la Supersalud abordó otro frente de trabajo para socializar con los usuarios los mecanismos de participación ciudadana en salud.

Cerca de 300 ciudadanos han participado de estas jornadas y se recibieron 170 peticiones, quejas, reclamos y denuncias que están siendo gestionadas ante las EPS correspondientes.

Adicionalmente y como se anunció dentro de las medidas de contingencia, el Hospital de Villavicencio viene garantizando la prestación de los servicios de salud al departamento y su área de influencia.

Actualmente el Hospital cuenta con 284 camas habilitadas que pese a las dificultades en materia de red de prestación de servicios.

Sin embargo, hoy presenta un promedio de sobreocupación cercano al 200%, con un indicador positivo de giro de cama.

Asimismo la Supersalud desplazó un equipo interdisciplinario para atender la contingencia, y garantizar una atención a los usuarios en términos de oportunidad y calidad.

Continuar leyendo

Actualidad

Colombia recibe 364 mil vacunas para atender salud de migrantes venezolanos

Bélgica y la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline, donaron 364 mil vacunas para los migrantes venezolanos.

Publicado

el

El gobierno nacional recibió una donación de 364 mil vacunas para los migrantes venezolanos presentes en el territorio colombiano, esta ayuda fue entregada por el Gobierno de Bélgica y por la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline.

La donación, avaluada en 4 millones de dólares (unos 12.240 millones de pesos), le fue comunicada a Juan Pablo Uribe Vélez, ministro de Salud y Protección Social, este miércoles en un acto protocolario organizado por Jana Zikmundova, embajadora de Bélgica en Colombia.

También puede leer: factores de salud de refugiados y migrantes en el mundo

donación de vacunas busca proteger salud de migrantes venezolanos

Por tal razón, las vacunas, que llegarán al país a mediados de agosto procedentes de los centros de producción de esa compañía en Bélgica, son para resguardar contra el rotavirus, el neumococo, difteria, tos ferina y tétanos.

Según el ministro Uribe, las vacunas serán distribuidas por todo el país, donde se estima hay cerca de 1,2 millones de migrantes venezolanos. A los biológicos podrán acceder acercándose a los hospitales públicos.

Unificación de esfuerzos entre Bélgica y Colombia

 “Colombia ha hecho un gran esfuerzo para atender de buena manera a los migrantes venezolanos, como lo ha reconocido la Organización Mundial de la Salud. Por ejemplo, con nuestro Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) –uno de los más completos de la región– hemos aplicado 1,2 millones de dosis adicionales de vacunas para atender a esta población, dijo el Ministro.

Igualmente, el ministro celebró la respuesta de Bélgica y de GSK a la solicitud de cooperación del presidente Duque. “Esta ayuda llega en buen momento a acompañar nuestra respuesta en salud pública, es un ejemplo de solidaridad y acompañamiento a los migrantes.

Continuar leyendo

Innovación

Productos destacados

Latinoamércia

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras