Conéctate con nosotros

Actualidad

Clase Social y Salud – Las brechas entre clase y género.

Publicado

el

El Observatorio Nacional de Salud presentó su octavo informe titulado “Clase Social y Salud”, donde hace un análisis de las desigualdades en condiciones de vida, acceso a los servicios de salud y afiliación a programas de protección social, basado en las clases sociales en Colombia entre los años 2008 y 2015.

El informe que consta de cuatro capítulos, donde a partir de los referentes conceptuales sobre la categoría de clase social como concepto que proviene de las ciencias sociales, se estableció una clasificación para entender la estructura de clases sociales en Colombia, tomando como principal fuente de información la Encuesta Nacional de Calidad de Vida (ENCV).

En total se analizaron 24 indicadores, agrupados en cinco dimensiones: condiciones de vida; estado de salud autopercibido, enfermedad declarada y acceso y protección social.

Este no es el primer informe que aborda el tema de las “clases sociales y salud” y sus determinantes,  el Observatorio Nacional de Salud en su sexto informe “Desigualdades Sociales en Salud en Colombia” presentó evidencia en relación con las desigualdades en un amplio número de desenlaces en salud. Sin embargo, en este informe se hace una mejor comprensión de las causas profundas de la desigualdad, tanto estructural como intermedia.

Afiliación al SGSSS

La cobertura universal es mayor del 90% en todas las clases sociales. Sin embargo, los profesionales (95,7%) y los directivos (95,9%) fueron los que presentaron los valores más altos, seguidos por los empleados (94,9%) y los campesinos (94,3%).

Las clases sociales con los niveles más bajos de afiliación fueron trabajadores domésticos (90%), pequeña burguesía (92%) y obreros agropecuarios (93%).

En general, el porcentaje de afiliación es mayor en las mujeres. Es decir, que las desigualdades entre clases sociales y género son mínimas en afiliación al sistema de salud.

Brechas entre clases sociales

A pesar de haber una mejoría entre los años 2008 y 2015, las brechas siguen siendo muy altas especialmente en el acceso a los servicio de salud, el informe evidencia que aunque actualmente se cuente con la cobertura universal, en Colombia persisten barreras de acceso relacionadas con la demanda, como la falta de dinero o la necesidad de atención médica percibida.

La falta de dinero para acceder al sistema de salud, se relaciona con el  pago de cuotas moderadas y copagos, que además de vulnerar el derecho a la salud, manifiesta problemas de equidad del sistema de salud ligadas a la capacidad de pago de las personas.

En la población general en 2008, la clase social que presentó mayores cifras de personas, en ambos sexos, que no solicitaron atención médica por falta de dinero fueron los obreros agropecuarios y las de menores cifras fueron los empleados.

Mientras que en el año 2015, la clase social que presentó mayores cifras fue la pequeña burguesía, seguidos por los campesinos y los obreros agropecuarios. La menor proporción se presentó en las mujeres con niveles profesionales y técnicos. A diferencia del año 2008, aunque se realizó la misma pregunta, se adicionaron opciones de respuesta como causa fundamental: No la cubre o no autorizaron la atención, o dificultad para viajar.

Percepción negativa frente al sistema

Frente a la percepción de la calidad del servicio, los resultados muestran que las clases sociales con la menor percepción negativa del sistema la tienen las trabajadoras domésticas, los campesinos y los obreros agropecuarios. Mientras que los profesionales y técnicos, la pequeña burguesía y los empleados reportaron las mayores cifras de percepción negativa en la calidad.

Sin embargo, se evidencian diferencias entre ambos sexos. Por ejemplo, los hombres reportaron menor promedio (4,1%)  en cuanto a la percepción de la calidad, excepto en los hombres trabajadores que registraron un promedio de 4,8%. Por su parte, las mujeres mostraron promedios más altos con 6% en general, y las trabajadoras con un 6,8%.

Acceso al servicio de urgencias la de menor desigualdad.

Se encontraron pocas desigualdades en el acceso a urgencias entre clases sociales y entre sexos para una misma clase. En hombres, la mayor brecha se presentó en empleados al comparar con profesionales y técnicos, con una diferencia absoluta de 7,8%; mientras en mujeres la mayor diferencia absoluta fue 5,8% entre profesionales y técnicos frente a obreras agropecuarias.

En Colombia para 2015 el porcentaje de personas atendidas en urgencias tanto en población general como en trabajadores, presentó pocas desigualdades entre clases sociales, en ambos sexos. La comparación entre sexos reveló que para el año en estudio las mujeres reportaron mayor acceso que los hombres.

Desigualdades de clase y género

El estudio encontró que las mayores desigualdades entre clases sociales se perciben en los indicadores de condiciones de vida, discapacidad y aspectos relacionados con la protección social. Mientras que las mayores desigualdades de género se presenta en enfermedad crónica declarada.

No obstante, en los dos casos  el estado de la salud autoprecibido es la que presenta mayor desigualdad. Los resultados de este estudio muestran que las personas pertenecientes a las clases sociales menos favorecidas como los campesinos y obreros agropecuarios, tienen peores niveles de salud autopercibida que otras clases sociales.

Con relación al estrato se encontró que pertenecer al estrato 1 o 2, se relaciona con la mala percepción de salud, mientras que pertenecer al estrato 5 sería un factor protector.

Las mujeres presentaron una proporción más alta de mal estado de salud para todas las clases sociales. Estas diferencias se han encontrado asociadas a la mayor prevalencia de enfermedades crónicas entre las mujeres y también a inequidades de género relacionadas con brechas en empleo y educación.

Descargue: Clase Social y Salud – Observatorio Nacional de salud.

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Actualidad

Principales medicamentos para la demencia más prescritos en Colombia

Estudio indica que el diagnóstico relacionado con demencia más común fue la enfermedad de Alzheimer con un 80%, de los casos, seguido por 23,7% de otras demencias y 5,6% para algunas demencias vasculares.

Publicado

el

Según la Organización Mundial de la Salud, la demencia es un síndrome que generalmente es crónico y progresivo, causado por diferentes enfermedades y lesiones que afectan al cerebro, como la enfermedad de Alzhéimer y los accidentes cerebrovasculares. Se calcula que hay 47 millones de personas con demencia en el mundo y se prevé que esta cifra aumente a 75 millones de aquí al 2030.

Por tal razón, el Grupo de Investigación en Farmacología y Farmacovigilancia de Audifarma, categoría A1 de Colciencias, llevó a cabo un estudio para determinar los patrones de prescripción de fármacos antidemencia en la población colombiana. Entre agosto y octubre de 2016, se identificaron 8.372 pacientes con tratamiento antidemencia ininterrumpido con una edad media entre 79 y 87 años, de los cuales 5.471 fueron mujeres y 2.901 hombres. 

También puede leer: distrito invierte más de $2 billones para obras en salud

Según Jorge Enrique Machado Alba, director del grupo de investigación de esa institución, del total de pacientes del estudio, 7.804 (93,2%) se les prescribió un solo fármaco antidemencia, mientras que a 564 (6,7%) se les indicó una asociación de dos fármacos. Entre los pacientes a  quienes se les prescribieron asociaciones de medicamentos antidemencia, las utilizadas con mayor frecuencia fueron memantina + rivastigmina al 75% de los casos, memantina + galantamina al 12,5% y memantina + donepecilo al 10,6% de los restantes. 

El estudio también evidenció que el diagnóstico relacionado con demencia más común fue la enfermedad de Alzheimer en el 80%, de casos, seguido por 23,7%  de otras demencias y 5,6% para algunas demencias vasculares. 

También puede leer: cada minuto mueren cinco pacientes por errores médicos: OMS

También se estableció que la frecuencia de prescripción de fármacos antidemencia fue así: Rivastigmina 5.387 casos en monoterapia, 441 combinado, memantina 2072 en monoterapia y 553 combinado, galantamina 188 monoterapia y 76 combinado, donepecilo 159 monoterapia y 70 combinado. 

Principales ciudades con consumo de fármacos antidemencia en Colombia

Fuente: Audifarma

El estudio concluyó que el medicamento más frecuentemente empleado es la rivastigmina, especialmente en presentación transdérmica y en pacientes con edad avanzada. En general, los fármacos antidemencia se están empleando en dosis inferiores a las definidas, en monoterapia, en pacientes con un gran número de comorbilidades y que toman una amplia variedad de otros medicamentos, por lo que se deben generar nuevas investigaciones enfocadas en la efectividad y utilidad de estas terapias en el contexto nacional.

Continuar leyendo

Actualidad

En 2019 ADRES giró al Sistema de Salud $2,93 billones por servicios no financiados con la UPC

ADRES anunció que en 2019 ha girado al sistema de salud $2,93 billones por servicios no financiados con la UPC.

Publicado

el

La Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud –ADRES– ha girado entre enero y agosto de 2019 $2,93 billones por servicios y medicamentos no financiados a cargo de la UPC. 

Cabe mencionar que según afirmaciones planteadas por la ADRES los giros realizados a EPS, centros médicos, gestores farmacéuticos, y demás proveedores durante este año, representan un aumento del 36,64% con respecto al mismo periodo del 2018. Giros que se han realizado mensualmente.

De igual manera, de los recursos desembolsados por la ADRES en el 2019, el 22% ($654.251 millones) beneficiaron a los gestores farmacéuticos agremiados en Fenalco.

También puede leer: Unidad Renal atiende 287 personas al mes en el Hospital El Tunal

*Cruz Verde no reporta giros directos de ADRES para estos periodos, dado que la totalidad de la radicación viene con sello de cancelado por parte de la EPS

Recobros por servicios y tecnologías no PBS

Por otra parte, con respecto a las cuentas pendientes de 2018 a agosto de 2019 las EPS han radicado a nombre de los siete gestores farmacéuticos cuentas por servicios y tecnologías no financiadas con la UPC por valor de $3.06 billones.

“Desde abril del año pasado y con la situación de la auditoría, la ADRES ha venido garantizando el flujo de recursos a los actores del sistema de salud. Por ejemplo, los gestores farmacéuticos han recibido desde abril 2018 a la fecha, $2.76 billones. Dineros que fueron pagados por la EPS o de forma directa por parte de las EPS”, agregó Arango Olaya.

Cabe resaltar que para el caso de los recobros por servicios y tecnologías no PBS, la radicación de las cuentas de los gestores farmacéuticos ante la ADRES depende de la EPS a la que le facturó los servicios prestados.

Los recobros por servicios no financiados con la Unidad de Pago por Capitación, UPC, han sido uno de los principales retos de sostenibilidad fiscal para el sistema de salud, dado el vertiginoso crecimiento en el gasto por este concepto (incrementó 40% entre 2015 y 2018) y la dispersión de precios con los que recobran, especialmente, los medicamentos.

También puede ver: Supersalud pide revisar funcionamiento a más de 300 IPS en Soacha

Continuar leyendo

Actualidad

Unidad renal atiende 287 personas al mes en el Hospital El Tunal

El hospital El Tunal perteneciente a la Subred Sur, sigue innovando en la transformación de sus instalaciones para brindar un oportuno servicio al paciente.

Publicado

el

El hospital El Tunal, perteneciente a la Subred Sur, continúa fortaleciendo los servicios de salud  de sus usuarios, cuenta con  47 máquinas de diálisis que benefician a 287 pacientes con enfermedad renal, mensualmente.

Las salas del Tunal se encuentran equipadas con 32  y 15 maquinas modernas. Al día esta institución en salud atiende a 45 personas promedio, usuarias de la Eps Capital Salud y la red pública hospitalaria de Bogotá. Cada paciente recibe tratamiento, durante cuatro horas para poder reemplazar parcialmente la función de los riñones.

También puede leer: distrito invierte más de $2 billones para obras en salud

Horarios de atención

En horario  de atención que maneja el Tunal  es de 6 a.m. a 10 p.m., de lunes a sábado. La unidad renal del hospital cuenta con un equipo conformado por 13 Auxiliares de enfermería 2 camilleros, 9 enfermeras, 7 médicos generales y 3 especialistas en nefrología que   se encargan de la atención en la unidad renal, brindando a los pacientes servicios de calidad y contribuyendo a mejorar su bienestar.

Según explicó Neil Mendoza, nefrólogo de la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur “El objetivo de cada máquina es prestar apoyo a la función del riñón que ha perdido, es limpiar la sangre del paciente, sacar el exceso de ácidos, sales, agua, etc., que tiene acumulado por la falla renal”.

Por ello, el servicio en la unidad renal se complementa con las acciones de trabajo social y psicología, prestando apoyo al paciente y su familia que garanticen la continuidad del tratamiento.

Es por ello, que el Distrito  de Salud, en su afán por seguir mejorando los servicios de salud invirtió más de $2 billones en más de 20 obras de infraestructura en toda la red pública hospitalaria de Bogotá, que redundará la atención eficiente de los colombianos.

También puede leer: Procuraduría anuncia investigación contra directivos de adres por presuntas irregularidades por $140 mil millones

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras