Conéctate con nosotros

Actualidad

Mujer Sectorial

Publicado

el

A lo largo de nuestros continuos viajes de consultoría en todo el país, y durante la última década especialmente, hemos visto crecer de manera ininterrumpida la presencia de la mujer, al interior de todos los actores del sistema de salud en Colombia, lo cual es cada vez menos sorprendente, pero no por ello, menos maravilloso.

Las mujeres soportan el ecosistema sanitario, empujando desde la base inclusive, en donde con abnegación y mínimo reconocimiento, se realizan tareas indispensables de aseo general (pero podría ser preparación de alimentos, esterilización, ropajes , etc), en las instituciones públicas y privadas, pensando en las miles de personas que requieren a diario los servicios en los diferentes entornos de esta nación diversa; Ellas son las que más madrugan; ellas son las que viajan por horas en buses urbanos, en transportes masivos o peatonalmente porque sus salarios estirados con valentía cada mes, no alcanzan para mejores expectativas.

Cuando llega el médico y el paciente a su consultorio, ya ha pasado por allí temprano, o muy tarde en la noche anterior, este grupo  de personas que hemos invisibilizado, y que, por lo regular, pareciera no hacer parte de los equipos sanitarios. Ellas pasan años, incluso décadas haciendo su tarea, entregando sus mejores momentos, a sabiendas que las expectativas para crecer, para avanzar, para aspirar a unas condiciones laborales, personales y familiares más equitativas, son casi inexistentes por la ausencia de una política de talento humano integral y coherente.

Las auxiliares de enfermería son la fuerza de choque, son el ejército fundamental para luchar contra la enfermedad, son decenas de miles, mujeres provenientes casi todas de estratos sociales medios y bajos, que sin ninguna orientación preuniversitaria, sin otras alternativas educativas, o con la firme decisión de servir, se enrolan en una vida muy difícil de trabajo intrainstitucional o intra familiar (cuando se convierten en cuidadoras), que les exige una formación, unas destrezas y el desarrollo de habilidades que casi nunca, están disponibles en los sitios donde obtienen sus certificados.

Vaya si las auxiliares de enfermería son fundamentales: ellas preparan las camas, asean los pacientes, los bañan, les cantan, les dan de comer, los medican, los animan, los escuchan, los acompañan en la soledad y el silencio de su enfermedad, y sonríen con su recuperación o lloran en sus estaciones sus desconocidos muertos; sus jornadas casi nunca son cortas; sus fines de semana tampoco son para la familia, menos las noches largas de turnos, cuya recompensa económica no es recompensa, pero si económica, y los estímulos no salariales no están en el radar de los que toman las decisiones, casi siempre angustiados por la supervivencia empresarial y la bancarización del sector.

Yo las he visto desde mi juventud cuando estudiaba medicina, luego como profesional en grandes y pequeños hospitales y clínicas, e incluso más recientemente, como acompañante de mis padres pacientes, y cada vez comprendo mejor, que son ellas, sobre las que realmente recae la vida o la muerte, porque para nadie es un secreto que nosotros, los galenos, pasamos cada vez menos tiempo con nuestros muy queridos y muy necesitados pacientes.

Y qué decir de las Enfermeras profesionales sobre las que no tengo sino halagos para expresar, pues estoy convencido que son el gobierno del sector, son las gerentes de los prestadores muchas veces a la sombra de otras figuras de autoridad, representan el orden, el conocimiento, la disciplina, la templanza, la organización, la transparencia; las jefes toman todos los días, las principales decisiones en los diferentes servicios de salud de todos los niveles de complejidad; sin ellas, no sabríamos que hacer, ni cuando hacerlo, ni porque, ni quien, ni dónde.

Las jefes de enfermería deberían ser auspiciadas, incentivadas con educación superior, y nombradas en cargos de alta dirección con capacidad de mando y autoridad; las jefes de enfermería deberían liderar los equipos resolutivos en prestadores, redes y pagadores integrados verticalmente.

Hace poco leía sobre una polémica infértil por cierto, basada en una insana competencia entre médicos y enfermeras, y los actuantes de la discusión se comportaban como aquellos antiguos profesionales del siglo pasado, engreídos en su pretendida posición superior médica, de espaldas a las exigencias de un país rural, selvático, marítimo, montañoso, llano y desértico, que necesita profesionales en municipios y veredas diferentes a las seis grandes mega urbes que ya descollan en el país, y que obligan a los pacientes a conurbarse de manera indigna, porque no hay una política que estimule a los profesionales de la medicina a vivir en donde se los requiere, y no solamente donde habitan.

Las enfermeras en muchos países desarrollan nuevas competencias, porque tienen que reemplazar la ausencia de médicos especialistas que no viajan, o es que ustedes han visto oncólogos, o endocrinólogos, o reumatólogos, o sin ser tan exigentes, cirujanos generales deseosos de vivir en la amazonia, o en el choco, o en buenaventura o la alta guajira? Y no se trata de homologar las profesiones: NO; se trata de alinear las necesidades con la formación profesional, innovando los procesos, resolviendo con creatividad y responsabilidad los problemas, y creando nuevas competencias para profesionales que han demostrado su valía sectorial por tantos años.

Las médicas no han invadido. Basta pasar por las mas de cincuenta facultades de medicina de todo el país, para comprender que ahora ellas, son mas que nosotros, y eso nos está cambiando desde adentro los modelos y los sistemas asistenciales, por su indudable alineamiento al humanismo, al cuidado especial, a la dedicación del detalle, a no descuidar, a no confiarse, a ir hasta el final de los procesos, a preguntar otra vez, a leer nuevamente. Las médicas están en especialidades hasta hace poco santuario del género masculino, agregando valor no solo clínico y científico, sino administrativo y financiero que viene incorporado de manera increíble en su genoma.

Bienvenidas doctoras, no permitan que sus convicciones, que los sueños que inspiraran sus estudios, sean reemplazados por intereses materiales y el ambiente insanamente competitivo; las recompensas que siempre vendrán, tienen un envoltorio especial de servicio de alta calidad, y un moño de colores que es sinónimo de una mirada compasiva y cálida, de una mano extendida, de una escucha atenta y respetuosa, de la siembra de una esperanza posible, de un manejo ético, del apresurado alivio del dolor, incluso de una muerte digna de sus pacientes y un abrazo condolido para sus familias.

La medicina es un arte, no un trabajo, y algunas de ustedes son sus mejores y más dignas representantes.

Y claro que hay muchas más mujeres que hacen posible y efectiva toda la estructura y los resultados de lo que hoy llamamos sistema de salud: las administradoras, las gerentes, las contadoras, las abogadas, las ingenieras, las auditoras, las asesoras, las químicas, las bacteriólogas, las economistas, las tecnólogas, las psicólogas, y todas las que no he nombrado, y se encuentran en la industria farmaceutica, en los proveedores de bienes y servicios de salud, en las instituciones de apoyo y  asociaciones de pacientes, que le ponen el pecho a la brisa, que cada día aportan al mejoramiento, que no se dejan abatir por las noticias negativas y, en cambio, refuerzan su labor seguras que, un día, mas temprano que tarde, entre todos, alcanzaremos un modelo representativo, equitativo, sostenible, de alta calidad, innovador y resolutivo, en el cual todos los colombianos sin distingo alguno, obtengamos un cuidado integral.

 

Gracias MUJER SECTORIAL.

 

 

Carlos Felipe Muñoz Paredes

CEO & Fundador

CONSULTORSALUD

www.consultorsalud.com

info@consultorsalud.com

 

Actualidad

Impacto del aumento de la UPC en Colombia

Carlos Felipe Muñoz, Gerente de CONSULTORSALUD explica el impacto del aumento de la Unidad de Pago por Capitación para el 2020.

Publicado

el

Impacto del aumento de la UPC en Colombia

Carlos Felipe Muñoz, Gerente de CONSULTORSALUD explica el impacto del aumento de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) para el 2020.

Recordemos, que la UPC aumentó en un 5.3% para este año, lo que significa que para el Régimen Contributivo quedo en $892.000 pesos y para el Régimen Subsidiado quedo en $829.000 pesos, tal como lo estableció la resolución 3513 del 2019.

La diferencia entre los dos valores obedece a las prestaciones económicas que únicamente reciben los afiliados al Régimen Contributivo tales como pago por incapacidades médicas y licencias de maternidad.

Pero esta resolución no solo alude al aumento de la UPC, sino que atañe también a la actualización de RIPS que se alineará con la factura electrónica obligatoria para este año, de manera que los nuevos RIPS serán el soporte del pago de la nueva facturación.

También puede leer: incapacidades expedidas por un médico externo

“El incremento de la UPC tiene dos componentes un poco más del 5% es para la compensación de la inflación y el 0.3% es la progresividad para comenzar a aplicar en Colombia la ruta de promoción y mantenimiento de salud y materno perinatal, es una gran noticia ya que es la primera vez que tenemos esto en el país” Puntualiza, Muñoz.

Finalmente, hay que decir que la inflación en el año 2019 fue de 3.8% mientras que la inflación sectorial (salud) fue mucho más baja posicionándose en un 2.8% de manera que el incremento del 5.3% de la UPC, si sería un dinero extra que va a tener el sector salud para comprar los servicios de salud que están contemplados en la protección colectiva del sistema de salud

Continuar leyendo

Actualidad

Doloded no contiene diclofenaco según el Invima

El Invima aseguró que contrario a los estudios hechos por la Universidad Industrial de Santander –UIS-, el fármaco natural no contiene diclofenaco

Publicado

el

El Invima aseguró que contrario a los estudios hechos por la Universidad Industrial de Santander –UIS-, el fármaco natural Doloded no contiene diclofenaco.

Recordemos, que según el informe expuesto por la UIS “en el análisis se identificaron a nivel de trazas isoquercetina, narcisina y calendoflavosido, compuestos de la Calendula officinalis, pero el compuesto mayoritario en el fitofármaco fue diclofenaco y sus derivados en concentraciones cercanas al 10%” lo que querría decir que un paciente que consume el medicamento cada 8 horas estaría sobrepasando los 150 gr aconsejados de diclofenaco al día.

También puede leer: Chile promueve los remedios bioequivalentes

Investigaciones del Invima

Es preciso señalar, que este medicamento tiene el registro sanitario avalado por el Invima, y por lo tanto tiene aprobación de comercialización en el país establecido por el decreto 1156 de 2018, pero no se debe olvidar que, frente a quejas y denuncias la entidad debe realizar acciones de vigilancia y control para verificar que se mantengan los estándares aprobados.

Por esta razón, en el año 2016 se tomaron muestras del medicamento en respuesta a reportes de síntomas adversos, los cuales arrojaron que el producto no contenía diclofenaco.

Para el período 2017-2018, en desarrollo del programa Demuestra la Calidad del Invima, se tomaron muestras de 7 lotes del producto, se sometieron a análisis, y como resultado, no se encontraron componentes diferentes a los autorizados en el respectivo Registro Sanitario.

Posteriormente, a raíz del reporte de dos casos de efectos adversos leves presentados en octubre del año 2018, vinculados al consumo del producto Doloded, el Instituto inició nuevamente investigaciones para determinar la posible presencia de sustancias no declaradas en su composición.

En este caso, se realizaron visitas de inspección a establecimientos donde era comercializado el medicamento y se tomaron muestras para su análisis, del mismo modo se hizo en la fábrica del producto, en este caso no se encontraron diferencias sustanciales en los resultados entre las muestras analizadas del laboratorio fabricante siendo éstos negativos para diclofenaco, frente a las encontradas en el mercado. 

Finalmente, en diciembre nuevamente la entidad programó visitas y realizó toma de muestras, en el laboratorio fabricante, así como en diferentes establecimientos comerciales, estos aún se encuentran proceso de análisis por parte del Invima.

Advertencias y conclusiones de la entidad

Se puede concluir que el Invima ha venido desarrollando las actividades de inspección y vigilancia de manera continua sobre el medicamento y sus fabricantes, así como en los establecimientos de comercialización.

Es importante advertir a la ciudadanía que cualquier efecto adverso que presenten ante el consumo de Doloded, debe ser informado inmediatamente al Invima, a través de sus canales institucionales y/o a las Entidades Territoriales de Salud.

Continuar leyendo

Actualidad

Profamilia y la despenalización del aborto para avanzar en materia de derechos

En un comunicado Profamilia resalta el progreso en materia de derechos para las mujeres, así como la autonomía de la mujer para decidir sobre su cuerpo.

Publicado

el

La asociación argumentó que el camino para avanzar en materia de salud pública, es la despenalización total del aborto; esta decisión contribuiría a fortalecer los derechos sexuales y reproductivos, y disminuiría el estigma sobre las mujeres que han tomado esta decisión.

En un comunicado Profamilia  resalta el progreso en materia de derechos para las mujeres, así como la autonomía de la mujer para decidir sobre su cuerpo, destaca que cada debate que se dé en torno al tema sirve para enriquecer la discusión en torno a este importante tema, pero que estas discusiones deben ser argumentadas y analizadas con hechos, cifras y soportes científicos.

Inseguridad para abortar

Más de la mitad de los embarazos en Colombia no son planeados según cifras del Ministerio de salud; del mismo modo, 70 mujeres mueren cada año por complicaciones derivadas de abortos inseguros o clandestinos.

El panorama mundial también arroja resultados negativos, ya que según la OMS al año en el mundo se realizan cerca de 22 millones de abortos en condiciones inseguras, la mayoría de estos procedimientos ocurren en países en vías de desarrollo donde el aborto es penalizado por la ley.

El estigma, los señalamientos, el rechazo, la crueldad y la desinformación son las principales barreras que impiden a las personas gestantes, acceder a servicios de aborto oportunos seguros y de calidad obligándolas a someterse a este proceso en escenarios peligrosos para la vida misma.

También puede leer:  Demanda pide suspender abortos legales en Colombia

Opinión sobre las demandas que cursan en la Corte Constitucional

“No existe evidencia científica, sistemática y rigurosa, que demuestre una relación entre el aborto y la afectación de la salud mental de las mujeres. Por el contrario, múltiples estudios científicos demuestran que el estigma social, la criminalización y las barreras de acceso a procedimientos seguros de interrupción voluntaria del embarazo, generan verdaderos daños en la salud mental de las mujeres como: ansiedad, estrés, pérdida de autonomía y control sobre sus vidas.

El acceso libre a procedimientos seguros y oportunos, dentro del sistema de salud, garantiza el cuidado y la protección de quienes deciden ejercer su derecho al aborto. De igual manera, se ha comprobado que la oportuna y correcta implementación de la ruta de aborto en las instituciones prestadoras de salud, a través de la ejecución de las guías y protocolos para el aborto seguro, han demostrado no dejar ningún tipo de secuela física que pueda afectar la futura salud sexual y reproductiva de la mujer.”, puntualiza, el comunicado.

Cifras para resaltar

Entre 2005 y 2017, 2.290 mujeres fueron criminalizadas por el delito de aborto, de estas 502 eran menores de edad, así lo estiman cifras de la Fiscalía General de la Nación.

De la totalidad de los procesos penales de aborto, en febrero de 2017 estaban activos 1.604, se habían expedido 200 sentencias condenatorias y 14 sentencias absolutorias, lo que demuestra que el ejercicio de un derecho fundamental sigue siendo perseguido en Colombia como un delito.

Finalmente, desde la despenalización del aborto bajo las tres causales (Violación, Malformación del feto, riesgo para la salud de la madre) se evitaron cerca de 374.063 abortos inseguros o clandestinos en el país.

Teniendo en cuenta lo anterior, la entidad hace un llamado a la Corte Constitucional para que siga avanzando en el reconocimiento del derecho a decidir, como un derecho fundamental, y a la opinión pública para que la discusión se dé en un plano de salud pública y de derechos; con información verídica, científica y legal, que permita eliminar los múltiples obstáculos que enfrentan las mujeres y personas con capacidad de gestar para poder acceder a servicios de aborto seguros, oportunos y libres de discriminación.

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

1
Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras