Conéctate con nosotros

Actualidad

Intervención a hospital en Santa Marta

59 hallazgos revelan crítica situación del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche de Santa Marta en la prestación en salud.

Publicado

el

Intervención a hospital en Santa Marta

En las últimas semanas la Superintendencia Nacional de Salud ha puesto en cintura algunos prestadores y hospitales por incumplimiento en la prestación oportuna de los servicios de salud y haber encontrado deficiencias jurídicas, administrativas, asistenciales y financieras. El primero Comparta EPS y el segundo el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche de Santa Marta.

Este último, ha indicado la Supersalud será intervenido forzosamente luego de haber reportado 59 hallazgos, dicha intervención se hará  durante un año, tiempo en cual estará a cargo del  agente especial interventor, Luis Óscar Galves, el cual fue designado por el ente de control en salud, quien tendrá como tarea buscar estabilizar las finanzas corregir los problemas administrativos, de pago y contratación de personal, así como el cumplimiento de los protocolos de habilitación contemplado para el centro de salud.

Objetivo de la intervención

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, reiteró que el propósito de las intervenciones es rescatar estas entidades públicas y enderezar su rumbo para que vuelvan a prestar un servicio oportuno y de calidad a los usuarios, tal como lo ha hecho este año también con hospitales referentes de Sucre, Córdoba y, recientemente, Amazonas.

“El hospital Universitario Julio Méndez Barreneche ha caído en un estado de deterioro de todos sus indicadores que debe ser recuperado.Hoy estamos aquí tomando su posesión para intervenirlo y rescatarlo para que vuelva a ser uno de los centros de referencia de alta complejidad, en la Costa Atlántica”, afirmó el Superintendente.

Hallazgos encontrados

Estos son algunos de los principales hallazgos encontrados por la Supersalud en el Hospital Julio Méndez Barreneche: 

Prestación de servicios

  • No cumple con las condiciones para el funcionamiento de los equipos biomédicos, eléctricos o mecánicos, como se requiere para una efectiva atención de los usuarios.
  • Presenta fallas en el cumplimiento de las condiciones y requisitos exigidos en el proceso de esterilización, lo cual atenta contra la seguridad del paciente.
  • No se garantiza la adecuada segregación de residuos hospitalarios y similares, así como su almacenamiento, clasificación y disposición final.
  • No garantiza el funcionamiento en el servicio de transfusión sanguínea, la calibración y mantenimiento de acuerdo con las indicaciones del fabricante en equipo como nevera de almacenamiento; congelador;  desfibrador, incubadoras y bombas de infusión en la UCI neonatal y equipos de rayos X fijo. 
  • No realiza un control de vencimientos ni organiza los medicamentos, lo que puede generar confusión; además no los clasifica por vencidos, rechazados, deteriorados o retirados del mercado. 
  • La Superintendencia encontró medicamentos vencidos en los servicios de ambulancias, hospitalización y en las salas de cirugía. 

También puede leer: países que levantaron el confinamiento ven resurgir el brote de covid-19

Aspectos financieros 

  • No cuenta con estudios técnicos y de costos que justifiquen la contratación del personal acorde con la demanda de la institución. Mientras el valor de la contratación por este concepto en 2018 fue de $26.515 millones, en  2019 ascendió a $29.612 millones, es decir un incremento del 11,68 %.
  • El hospital ha prestado servicios de salud a 21.826 usuarios por la suma de $21.247 millones, que no han sido facturados. La efectividad en la gestión de cobro no llega al 50 % de las ventas.
  • Presenta graves problemas en el proceso de facturación por cuanto cerca del 35% de los servicios prestados no son facturados, lo cual impacta negativamente en las gestiones de recaudo y el flujo de recursos para su adecuada operación.
  • No ha realizado la medición y el reconocimiento de la pérdida por deterioro de cartera de la totalidad de las cuentas por cobrar. 
  • Cuenta con cuatro sistemas de información diferentes que no están integrados, lo que dificulta su control y la comparación de resultados. 

Aspectos administrativos: 

  • No garantiza el cumplimiento de sus responsabilidades, relacionadas con la inscripción y habilitación de los servicios ante la entidad territorial, en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS).
  • No se asegura la atención en el área de urgencias, toda vez que se reciben pacientes sobrepasando la capacidad instalada, sin tener en cuenta los requisitos de infraestructura, dotación y procesos del servicio.
  • No verifica que su personal médico tenga habilitadas sus especialidades o las tenga inscritas en el Registro Único Nacional de Talento Humano, del Ministerio de Salud.
  • Registra 146 procesos en su contra, por más de $63.000 millones, sin que exista estudio alguno referente a la estimación de la probabilidad de pérdida en ellos. Ello, pese a que cuenta con 14 asesores externos para la defensa judicial.
  • El 95% del talento humano está por contrato y solo el 5% está bajo la modalidad de planta. Registra deudas con Especialistas por 3 meses y con personal asistencial 2 meses. 

Por todo lo anterior, el Superintendente  manifestó que la intervención a este hospital de alta complejidad para los departamentos de Magdalena, Cesar y La Guajira, “busca garantizar la continuidad en la prestación del servicio de salud y la implementación de soluciones que permitan superar las dificultades identificadas”.

Actualidad

Gobierno amplia capacidad de UCI en Magdalena

El Gobierno nacional amplió la capacidad instalada de UCI en el departamento del Magdalena debido al pico de contagios que se vive principalmente en Santa Marta.

Publicado

el

Gobierno amplia capacidad de UCI en Magdalena

La Superintendencia Nacional de Salud, emitió un comunicado para informar que a partir de este jueves se ampliará la capacidad instalada de UCI para pacientes Covid-19 en el departamento de Magdalena. La ampliación contempla la puesta en funcionamiento de 25 nuevas camas de UCI y 2 camas de cuidado intermedio.

Durante su visita a la ciudad de Santa Marta, el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal verificó que estas instalaciones ya estuvieran adecuadas en las instalaciones, y se aseguró de que las camas y equipos estuvieran funcionando en óptimas condiciones.

Las nuevas camas de UCI fueron instaladas en el área de emergencias de la antigua clínica Saludcoop, resultado de un comodato a título gratuito suscrito entre el agente liquidador de esa EPS y del Interventor del Julio Méndez Barreneche, centro asistencial intervenido por la Supersalud que quedará a cargo de la operación de estas nuevas unidades.

Según Aristizábal, la ampliación de la capacidad instalada de UCI para adultos en este departamento se logra gracias al apoyo del Gobierno, el Ministerio de Salud, la Supersalud y el agente interventor del Hospital Universitario Julio Méndez Berreneche. Las adecuaciones y dotación de estas nuevas UCI constituyeron una inversión de aproximadamente 2.100 millones de pesos.

Cabe resaltar, que el Ministerio de Salud se encargó de la gestión de 25 ventiladores, 25 monitores y 100 bombas con las que se equiparon estas Unidades de Cuidado Crítico. Mientras que el hospital se encargó de dotar las camas y de dar los implementos médicos necesarios para la atención y conformación de un equipo humano con cerca de 50 profesionales para atender las nuevas unidades, entre estos se encuentran: intensivistas, médicos generales, terapeutas respiratorios, jefes y auxiliares de enfermería y camilleros.

“Con estas acciones buscamos apoyar a las regiones donde con más fuerza se está sintiendo el tercer pico de la pandemia. La semana pasada llevamos Misión Colombia a Antioquia y hoy 25 nuevas camas UCI para el departamento del Magdalena. Seguimos nuestra función de estar vigilantes al plan de vacunación, pero también, seguimos abanderando el compromiso con la protección de los derechos y la vida de los colombianos” concluyó el superintendente nacional de salud.

También puede leer: $4.35 billones giró la ADRES para el aseguramiento en salud de los colombianos en marzo

Continuar leyendo

Actualidad

$4.35 billones giró la ADRES para el aseguramiento en salud de los colombianos en marzo

La ADRES giró $4.35 billones para el aseguramiento en salud de marzo: $2.27 billones para el régimen contributivo y $2.08 billones para el régimen subsidiado.

Publicado

el

$4.35 billones giró la ADRES para el aseguramiento en salud de los colombianos en marzo

Un giro de $4.35 billones de pesos fue realizado por la ADRES en marzo a las EPS, IPS, y proveedores de servicios y tecnologías en salud, para financiar la prestación de los servicios de los afiliados a los regímenes contributivo y subsidiado.

Para el aseguramiento de los usuarios del régimen contributivo, el giro tuvo un valor de $2.27 billones repartidos en los siguientes cuatro procesos de compensación:

  • El 89,97% fueron para financiar servicios y tecnologías en salud ($2,04 billones).
  • El 3,79% para la provisión de incapacidades por enfermedad general de los afiliados al Sistema ($86.077 millones)
  • El 1,81% para que las EPS adelantaran actividades de promoción de la salud y prevención de las enfermedades ($41.074 millones).

Los recursos faltantes ($100.333 millones) se usaron en el cuarto proceso de compensación para financiar los servicios prestados a los afiliados activos por la emergencia sanitaria. Adicionalmente, se giraron $67.854 millones en marzo por concepto de 12.881 licencias de maternidad, 4.126 de paternidad y 147 fallos de acción de tutela presentadas.

Del total de recursos de UPC para el régimen contributivo, la ADRES giró el 9,57% equivalente a $204.902 millones de manera directa a 1.386 prestadores y proveedores de servicios y tecnologías en salud, en nombre de las siguientes EPS: Comfachocó, Comfaguajira, ComfaHuila, ComfaNariño, ComfaSucre, Coomeva, SOS, Savia Salud, Medimás (Contributivo y movilidad), Convida, Capresoca, Dusakawi, Emssanar, Comparta, Asmet Salud, Ambuq y Ecoopsos.

También puede leer: Modelos de corazón en 3D para analizar enfermedades cardíacas

Giro al régimen subsidiado

Para el aseguramiento de los afiliados del régimen subsidiado, la ADRES realizó un giro por valor de $2.08 billones divididos de la siguiente manera:

  • 35,02%, se giraron a las EPS ($728.696 millones)
  • 64,98% se giraron directamente a 2.974 IPS y proveedores ($1.35 billones) autorizados por 38 EPS que aplican giro directo

Entre enero y marzo de 2021, la ADRES ha reconocido para el aseguramiento de los afiliados al SGSSS $13,03 billones, de los cuales giró por el régimen contributivo $6,80 billones y por el régimen subsidiado $6,23 billones; así mismo, ha reconocido licencias de maternidad, paternidad y fallos de tutela por $200.317 millones.

En contraste, durante este mismo periodo del año pasado, se reconocieron por UPC más de $11 billones, de los cuales $6.33 billones se giraron al régimen contributivo, y $5.64 billones para el régimen subsidiado. Mientras que por licencias de maternidad, paternidad y fallos de tutela se giraron $206.066 billones.

Esto quiere decir, que los recursos girados por UPC con respecto al 2020, aumentaron en 7.58% para el régimen subsidiado, y 10.44% para el régimen contributivo. Sin embargo, el reconocimiento por licencias de maternidad y paternidad se redujo en 2.79%

El detalle de los beneficiarios y giros efectuados, lo puede consultar en la sección “La Lupa al Giro” de la página web de la ADRES:  www.adres.gov.co

Continuar leyendo

Actualidad

Declaran alerta roja hospitalaria en el Valle del Cauca

El gobierno departamental del Valle del Cauca decretó la alerta roja hospitalaria al superar el 90% de ocupación UCI para casos covid-19

Publicado

el

alerta roja hospitalaria valle del cauca

La tercera ola de coronavirus es la más retante para el sistema de salud hasta ahora. El jueves 15 de abril, la Secretaría de Salud del Valle junto a otras instituciones del gobierno departamental emitieron la alerta roja hospitalaria debido al incremento de la ocupación UCI. Las últimas estadísticas del INS señalan que en el Valle del Cauca hay 4.023 casos activos, 2.037 de ellos hospitalizados.

La secretaria de salud departamental, Maria Cristina Lesmes explicó que se tomó esta decisión porque hay más camas de UCI utilizadas por pacientes covid y no se han logrado desocupar camas de pacientes afectados con otras patologías. “A pesar de tener más de 100 camas libres no tenemos el porcentaje que nos permita tener la libertad y no tomar medidas adicionales en la movilidad y de la alerta roja que nos obliga el Gobierno nacional”.

Cali es la ciudad más afectada del departamento. Hasta el 15 de abril -día en el que se anunciaron nuevas medidas- tenía casi el 71% de casos covid-19 en el departamento. En menor proporción, con el 5.08%, le sigue Palmira en este listado.

También le puede interesar: ¿Cómo impacta la reforma tributaria al sector salud en Colombia?

¿Qué medidas están en marcha en Valle del Cauca?

Para que el departamento supere esta situación y no se presente una crisis mayor, actualmente se llevan a cabo las siguientes medidas:

  • Optimización de criterios de internación institucional de los diferentes pacientes, privilegiando en lo posible las hospitalizaciones intramurales para mantener la ocupación hospitalaria en valores inferiores al 40% de la capacidad instalada ofertada.
  • Continúa la atención integral en salud a los pacientes, de forma que exista dispensación de medicamentos, autorizaciones efectivas y continuidad con el proceso de atención.
  • Revisión permanente de instancias hospitalarias superiores a 72 horas, de forma que se permita aumentar el respectivo giro cama institucional y así, dar continuidad a los tratamientos -en la medida de lo posible- de forma extramural. Asimismo, se debe facilitar el desescalonamiento de pacientes.
  • Limitación de cirugías a aquellas que pongan el riesgo la vida del paciente, especialmente en las instituciones que presenten desabastecimiento de medicamentos sedantes y analgésicos. Los hospitales y clínicas del Valle deben cancelar los procedimientos quirúrgicos que tienen alta probabilidad de uso de UCI posterior a la cirugía.
  • Se debe solicitar a las EAPB disponer del traslado especial de pacientes para sus usuarios que requieran traslado asistencial básico o medicalizado, cuyos gastos estarán a cargo de los respectivos aseguradores de salud.
  • Se debe mantener la disponibilidad como mínimo del 60% de camas UCI habilitadas por los prestadores de salud del Valle del Cauca, las cuales serán para la atención de los casos sospechosos o confirmados con covid-19, según la regulación del CRUE Valle.

“Superamos el 90%, a pesar de tener más del 10% de las camas desocupadas y ya tener 1.134 camas, tenemos casi 600 pacientes de COVID y el resto es de otras patologías que es donde necesitamos hacer un movimiento rápido para poder garantizar disminuir el porcentaje de ocupación y volver a bajar la alerta”, sostuvo Lesmes.

Además de lo anterior, este fin de semana el Valle del Cauca también se suma a los departamentos que restringirán su movilidad. El lunes 19 de abril, las autoridades departamentales evaluarán los resultados y cambios para saber si se modifica o no la alerta roja hospitalaria. En la reunión también se revisará el suministro de medicamentos en las IPS públicas y privadas.

También le puede interesar: El proyecto de ley 010 de 2020, reforma a la salud no se archivó y continuará en debate

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Próximos eventos

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras