Conéctate con nosotros

Actualidad

Dieta para reducir el riesgo cardiovascular en mujeres

Publicado

el

Según una investigación reciente hecha por la ‘Harvard TH Chan – Escuela de Salud Pública’, la dieta mediterránea que recomienda el aceite de oliva en lugar de mantequilla y margarina, pollo en lugar de carnes rojas, y muchas frutas, verduras, nueces, granos integrales y pescado, puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en las mujeres.

El estudio publicado por JAMA Network y amplificado por CONSULTORSALUD, dio seguimiento a 25.994 mujeres de Estados Unidos, evaluó los factores de riesgo y biomarcadores asociados con el riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres que consumen una dieta mediterránea y determinó que una mayor ingesta de esta dieta se asocia con aproximadamente una cuarta parte de la reducción del riesgo relativo de enfermedad cardiovascular. Un 25% menos de riesgo, en el transcurso de 12 años, en comparación con las mujeres que no se adhirieron a la dieta.

El autor principal del estudio, Shafgat Ahmad, dijo que la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular parece estar relacionada con cambios en la inflamación y el azúcar en la sangre, y el índice de masa corporal que acompañan a la dieta.

La modificación de los patrones dietéticos generales en lugar de los atributos dietéticos individuales se propone como un enfoque más eficaz para la prevención e intervención de enfermedades cardiovasculares.

 

Mediadores de la reducción del riesgo

En el estudio se evaluaron los posibles efectos de mediación de un panel de 40 biomarcadores, que incluyen lípidos, lipoproteínas, apolipoproteínas, inflamación, metabolismo de la glucosa y resistencia a la insulina, aminoácidos de cadena ramificada, metabolitos de moléculas pequeñas y factores clínicos. La información básica del estudio y las muestras se recolectaron entre el 30 de abril de 1993 y el 24 de enero de 1996. Los análisis se realizaron entre el 1 de agosto de 2017 y el 30 de octubre de 2018.

La ingesta de esta dieta es una medida de adherencia a un patrón dietético mediterráneo de 9 categorías. Los participantes se clasificaron en 3 niveles según su adhesión a la dieta:

Entre 25.994 mujeres (edad media 54,7 años) aquellas con ingesta de dieta mediterránea baja, media y alta compusieron 39.0%, 36.2% y 24.8% de la población del estudio y experimentaron 428 (4.2%), 356 (3,8%) y 246 (3,8%) enfermedades cardiovasculares, respectivamente. 

Los principales mediadores de la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular con la ingesta de fueron los biomarcadores de la inflamación (que representan el 29,2%), el metabolismo de la glucosa y la resistencia a la insulina (27,9%) y el índice de masa corporal (27,3%), seguido de la sangre. Presión (26.6%), lípidos tradicionales (26.0%), lipoproteínas de alta densidad (24.0%) o lipoproteínas de muy baja densidad (20.8%), con menores contribuciones de lipoproteínas de baja densidad (13.0%), cadena ramificada. aminoácidos (13.6%), apolipoproteínas (6.5%) u otros metabolitos de molécula pequeña (5.8%)

 

Dieta mediterránea, ampliamente estudiada y vinculada a la buena salud

“La ‘dieta mediterránea’ es un nombre inapropiado”, dice la Dra. Artemis Simopoulos, presidenta del Centro de Genética, Nutrición y Salud, una organización educativa sin fines de lucro en Washington, DC., “hay muchas dietas mediterráneas”.

A mediados del siglo XX, los científicos notaron que las personas que viven en áreas del Mediterráneo tenían vidas más largas y saludables que las personas en muchas otras partes del mundo. Algunas de las primeras pruebas sólidas que respaldan esta observación provienen del llamado Estudio de siete países, publicado en 1970: Grecia, como lo ejemplifica la isla de Creta, tenía tasas más bajas de enfermedad cardiovascular y cáncer que los otros seis países en el estudio: Estados Unidos, Finlandia, Holanda, Italia, la antigua Yugoslavia y Japón.

Pero en opinión de los expertos en salud y nutrición, cuando hablan de las virtudes de la dieta mediterránea, no se refieren a cómo comen los mediterráneos ahora, sino cómo solían comer, hasta hace unos 50 años.

Una formulación más detallada de la dieta mediterránea, una pirámide de alimentación de cuatro niveles fue presentada en 1995 por científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la Organización Mundial de la Salud y Oldways Preservation and Exchange Trust, una organización sin fines de lucro dedicada a cambiar la forma en que las personas comen. 

Actualmente, esta dieta se refiere generalmente a escalas de “mediterráneo”. Alguien con un patrón de alimentación “perfectamente mediterráneo” consumiría una alta proporción de grasas monoinsaturadas a saturadas; una cantidad moderada de alcohol; un montón de legumbres, granos, frutas, nueces, verduras y pescado; pero escasa carne y lácteos. 

 

Nutrición y consumo de alimentos

Dos profesores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH), Vincent L. Gregory y Walter Willett describen la dieta mediterránea como “posiblemente la mejor de todas”. Cientos de estudios científicos han vinculado la dieta, que enfatiza el pescado, las verduras, los cereales integrales, las legumbres, el aceite de oliva y menos carne roja y productos lácteos, para reducir la enfermedad cardíaca, el Alzheimer, cáncer, diabetes tipo 2 y otras afecciones. También atribuyen la salud general de las personas mediterráneas a la dieta. Pero aún quedan dudas sobre qué partes de la dieta son más importantes y en qué cantidades se deben consumir los alimentos.

No es una dieta para perder peso, aunque si sigues la dieta y restringes tus calorías al mismo tiempo, puedes perder peso. No es una dieta vegetariana o vegana. Y no es una dieta baja en grasa. No prescribe la cantidad (o poca) de grasa que debe consumir, solo de dónde debería (y no debería) provenir de ella.

La dieta mediterránea también recomienda la actividad física y la sociabilidad durante las comidas.

 

Actualidad

Ya arrancó el pago de deudas del ‘Acuerdo de Punto Final’

En el Hospital San Vicente Fundación, en Medellín, el presidente Iván Duque encabezó el acto protocolario de inicio de los desembolsos para la implementación del ‘Acuerdo de Punto Final’, incluido en los artículos 237 y 238 del Plan Nacional de Desarrollo.

Publicado

el

En el Hospital San Vicente Fundación, en Medellín, el presidente Iván Duque encabezó el acto protocolario de inicio de los desembolsos para la implementación del ‘Acuerdo de Punto Final’, incluido en los artículos 237 y 238 del Plan Nacional de Desarrollo.

También le puede interesar: Gobierno pagará $514 mil millones de la deuda de Caprecom – Proyecto de decreto.

Tal y como anticipó CONSULTORSALUD el Acuerdo de Punto Final empezó a rodar con el pago de las deudas que contrajo la liquidada EPS Caprecom con entidades en todo el país, proceso que se había anunciado un proyecto de decreto del Ministerio de Hacienda.

La suma que ya empezó a ser pagada es de $514 mil millones, principalmente por prestación de servicios a Caprecom de tecnologías en salud no cubiertas con la Unida de Pago por Capitación (UPC).

Asimismo, se empezarán a pagar $172 mil millones de deudas reconocidas por el mecanismo de glosa transversal a través de la Adres.

Según informó el Gobierno nacional, a lo largo de todas sus fases, con el ‘Acuerdo de Punto Final’ inyectará al sistema de salud $7 billones.

¿A quiénes se les pagará?

Los recursos que este martes comenzaron a girarse para darle liquidez al sistema llegarán a 1.361 IPS (50,84%) y hospitales públicos (49,16%) de todo el país.

Los distritos y departamentos que más recibirán pagos son Bogotá ($29.582 millones), Antioquia ($23.104 millones), Valle del Cauca ($22.318 millones), Barranquilla ($13.993 millones) y Atlántico ($12.529 millones).

También le puede interesar: ACHC pidió que el PND garantice flujo de recursos en el sector salud.

Por su parte, los hospitales públicos a los que más les girarán recursos son el Hospital Departamental de Villavicencio ($9.301 millones), el Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ ($6.673 millones), el Hospital Erasmo Meoz, de Cúcuta, ($6.476 millones); el Hospital Universitario La Samaritana, de Bogotá, ($6.411 millones), y el Hospital Federico Lleras Acosta, de Ibagué, ($5.065 millones).

Finalmente, las IPS a las que más les llegarán dineros son la IPS Universidad de Antioquia ($7.096 millones), Dumian Medical, de Buenaventura, ($4.614 millones); Su Vida, de Cali, ($4.075 millones); clínica Laura Daniela, de Valledupar, ($4.061 millones), y la clínica Medilaser, de Neiva, ($3.269 millones).

Otras medidas

Este Acuerdo de Punto Final viene acompañado de medidas estructurales que hacen más eficiente el gasto en salud y evitan una nueva acumulación de deudas, como la actualización del Plan de Beneficios de Salud (PBS), el control de precios de medicamentos, las compras centralizadas, la continuidad de las exclusiones, la implementación de Valores Máximos de Recobro.

Además centraliza en la Nación el pago de servicios que están por fuera de la UPC y que antes eran responsabilidad de departamentos y distritos.

Continuar leyendo

Actualidad

Entrega errónea de medicamentos, entre las quejas más reportadas en hospitales

Un estudio adelantado por Constanza Cortázar, magíster en Ciencias – Farmacología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), evidenció que la entrega errónea de medicamentos está entre las quejas más reportadas en los hospitales.

Publicado

el

Entrega errónea de medicamentos, entre las quejas más reportadas en hospitales

Un estudio adelantado por Constanza Cortázar, magíster en Ciencias – Farmacología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), evidenció que la entrega errónea de medicamentos está entre las quejas más reportadas en los hospitales.

La investigadora llegó a esta conclusión tras adelantar un estudio de 1.042 reportes en un hospital de alta complejidad de Bogotá.

Este estudio identificó que 18,8% de reportes o quejas (196), están relacionados con medicamentos, de los cuales 42,8% ocurrió por omisión de prescripciones o dosis.

A esto le sigue un 20,9 % que están relacionados por reacciones adversas al medicamento.

En las novedades reportadas también se evidenció que las quejas por medicamentos están asociadas con el fallo terapéutico o por error del profesional de salud.

Cortázar afirmó que además de encontrar fallas en los medicamentos, también identificó una mayor frecuencia de reportes de incidentes asociados con el cuidado, y finalmente con los dispositivos médicos.

Otros hallazgos

El grupo de medicamentos más frecuentemente involucrado en los reportes fueron los del grupo del sistema nervioso con un 30,4%.

A ellos le siguieron el grupo del sistema musculoesquelético y del sistema cardiovascular cada uno con 10,7 %.

Según este criterio, se incluyeron 41 reacciones adversas y 15 fallos terapéuticos por sospecha de calidad del medicamento, que corresponden a un 5,4 % del total de reportes y a un 28,6 % de los reportes relacionados con medicamentos.

También le puede interesar: Fortalecer músculos centrales del cuerpo disminuiría dolores de rodilla: estudio Unal.

“Se observó que las flebitis son las reportadas con más frecuencia, con un 23,7 %, seguidas de las reacciones de hipersensibilidad con un 18,4 % y el bloqueo neuromuscular excesivo con un 13,1%”, dijo la mágister.

Asimismo precisó que el 71,4 % de los reportes estaban representados en cuasiincidentes e incidentes sin daño.

Según la magíster, 78,1% pertenece a la clase A, en las que se encuentra la flebitis, el bloqueo neuromuscular y la sobreanticoagulación, entre otras.

Entre tanto, el 21,9 % pertenece a la clase B, en la que se presentan reacciones de hipersensibilidad.

Fallas en la comunicación

Además del análisis de los reportes, la investigadora entrevistó a seis profesionales de la salud, entre auxiliares de farmacia y enfermeras, quienes reconocieron que la diferencia entre el programa de farmacovigilancia y el de seguridad del paciente no es clara.

“Aunque no está en esa área, se sabe que ellos están respaldando todo el tiempo el seguimiento de antibióticos y demás; además hay un químico a cargo, que es el encargado de la tecnovigilancia y la farmacovigilancia”, indica uno de los entrevistados.

Otro de los inconvenientes mencionados es que la comunicación entre los equipos de farmacovigilancia y seguridad del paciente con médicos o especialistas es distante.

A lo anterior se suma la falta de recurso humano para las tareas que se exigen, ya que “algunos afirman que la rotación del personal influye en el aumento y la disminución de los indicadores de infecciones y reportes”, aseguró Cortázar.

También le puede interesar: Conflicto armado se asociaría con muerte de niños por leucemia: estudio.

“Una de las integrantes del programa de seguridad al paciente afirma que se hace depuración de bases de datos de las novedades varias veces, lo que sugiere que la cantidad de trabajo es alta, a veces se realiza el mismo análisis varias veces doblando la carga laboral de los profesionales”, comenta.

Para la investigadora es clave que se realice una retroalimentación a los funcionarios de las actividades derivadas de los análisis de los reportes.

Continuar leyendo

Actualidad

Por primera vez, Colombia cuenta con encuesta de violencia contra menores de edad

Los resultados de la Encuesta establecieron que la física es la forma más prevalente de violencia, seguida de la sexual y la emocional.

Publicado

el

Por primera vez, Colombia cuenta con encuesta de violencia contra menores de edad

El Ministerio de Salud, en alianza estratégica con 16 entidades, dio a conocer los resultados de la primera Encuesta de Violencia contra Niños, Niñas y Adolescentes (EVCNNA) que se adelanta en el país.

La encuesta midió la prevalencia y circunstancias alrededor de la violencia sexual, física y psicológica.

Este ejercicio se adelantó en personas de 18 a 24 años, que reportaron haber vivido estos fenómenos durante infancia y adolescencia.

Asimismo da un panorama de la violencia que se reporta entre aquellos de 13 a 17 años, además de los factores de riesgo, de protección y consecuencias de la violencia.

Con los resultados de la encuesta, el Gobierno tomará medidas que busquen reducir significativamente todas las formas de violencia contra los niñas y adolescentes.

violencia física, la más común

Los resultados de la Encuesta establecieron que la física es la forma más prevalente de violencia, seguida de la sexual y la emocional.

La violencia física ocurre más en hombres, sin embargo, las mujeres reportaron en mayor proporción haber faltado a la escuela como consecuencia de ella.

De igual manera, la violencia sexual es más prevalente en todas sus formas en mujeres.

Los datos de esta encuesta muestran que el porcentaje de jóvenes entre los 18 y 24 años que sufrió violencia sexual, física o psicológica antes de los 18 años fue de 40,8% en mujeres y 42,1% en hombres.

La violencia física antes de los 18 años afecta más a los hombres (37,5%) que a las mujeres (26,5%).

Entre tanto, la violencia sicológica por padres, cuidadores, parientes o adultos antes de los 18 años se ejerce más sobre mujeres(21,2%) que sobre hombres(9,5%).

Las personas que han estado expuestas a la violencia psicológica reportan más problemas de salud mental como estrés, conductas de auto daño e ideas suicidas.

Así mismo, la encuesta señala que existe elevado consumo problemático de alcohol, tanto en mayores como en menores de edad.

¿Cómo se hizo LA ENCUESTA?

El viceministro de Salud, Iván Dario González, resaltó el hecho que es la primera vez que en Colombia se realiza una encuesta de este tipo.

La encuesta se desarrolló entre agosto y noviembre de 2018 y fueron encuestados 5.218 personas en 26.526 hogares.

Los tópicos abordados por la encuesta incluyen violencia sexual, física y sicológica, así como consecuencias, factores de riesgo, contexto y perpetradores, entre otros aspectos.

Esta encuesta tuvo el apoyo técnico y metodológico del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos y su financiación fue apoyada por la Agencia de Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) y la fundación Together for Girls.

También le puede interesar: 10 áreas en las que los gobiernos pueden trabajar para reducir el uso nocivo del alcohol.

“Los resultados de la encuesta generan una línea de base que nos ayudará a que las políticas públicas sean más eficientes para garantizar el derecho de todos los niños, niñas y adolescentes del país. Además, nos alineamos con la estrategia INSPIRE, para la prevención de la violencia infantil, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijo González.

González sostuvo que es necesario generar entornos protectivos que contribuyan a construir un mejor futuro para los menores y acudir a los servicios sociales, incluidos los de salud para recibir atención y orientación cuando sea necesario.

Continuar leyendo

Innovación

Productos destacados

Latinoamércia

Tendencias

1
Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras