SALUD PARA TODOS – LA APS NUEVAMENTE UN OBJETIVO GLOBAL

Autor: 
admin

Con ocasión del 40º aniversario de la Declaración de Alma-Ata, este 25 y 26 de octubre se celebró la segunda Conferencia Mundial sobre Atención Primaria de Salud (APS).

A fin de comprometerse para reforzar la atención primaria de salud y alcanzar la cobertura sanitaria universal y los objetivos de desarrollo sostenible, la Conferencia organizada conjuntamente por el Gobierno de Kazajstán, la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, reunió a más de 1200 líderes mundiales, incluyendo ministros de salud, finanzas, educación y bienestar social, organizaciones no gubernamentales, investigadores y otros expertos en salud.

“Hoy, en lugar de salud para todos, tenemos salud para algunos”, afirmó el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esta nueva sesión convocó a los gobiernos a evaluar, corregir y plantear las estrategias implementadas hasta hoy, en una meta mundial para todos los Estados de superar las desigualdades en materia de salud. 

Latinoamérica, con la representación de Argentina, Ecuador, Brasil, Chile, Cuba y Perú, junto a otros gobiernos americanos, participaron de la elaboración de la Declaración, haciendo un llamado urgente a trabajar cooperativamente y hacer uso racional de los recursos, suministrar las medidas sanitarias y sociales necesarias y dirigir mayores esfuerzos a través de la Atención Primaria, para alcanzar un estado de salud para sus poblaciones.

“La APS no es la atención de primer nivel, no es poner los recursos en el primer nivel de atención solamente y pensar que así vamos a solucionar las cosas, es pensar en los sistemas de forma integrada, en redes integradas, pensar en los distintos niveles que son parte del sistema y cómo nosotros podemos superar los problemas de fragmentación y segmentación que tenemos”, sostuvo Carina Vance, Directora Ejecutiva del Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (ISAGS), quien compartió además un estudio del Instituto sobre políticas de salud intercultural.

Firma de la declaración Astaná

A 40 AÑOS DE ALMA-ATA: CAMINO RECORRIDO

Cuando más de la mitad de la población mundial recibe una inadecuada atención sanitaria, con una oferta insuficiente que debe ser permanentemente ajustada y con marcadas diferencias en la distribución de los servicios, la Declaración de Alma-Ata propone la “asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías prácticos, científicamente fundados y socialmente aceptables, puestos al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad, mediante su plena participación y a un coste que la comunidad y el país lo pueden soportar en todas y cada una de sus etapas de desarrollo con un espíritu de autodependencia y autodeterminación. La APS forma parte integrante tanto del sistema sanitario del país, del que constituye la función central y el núcleo principal, como del desarrollo social y económico global de la comunidad. Representa el primer nivel de contacto de los individuos, las familias y las comunidades con el sistema nacional de salud, llevando lo más cerca posible la atención de salud al lugar donde residen y trabajan las personas, y constituye el primer elemento de un proceso permanente de asistencia sanitaria”. (OMS, 1978)

En 2003 se convoca un proceso de renovación de la APS para las Américas. Se establece la necesidad de articulares en un contexto socioeconómico y político más amplio y de involucrar mayor colaboración de otros sectores y actores.

A pesar de una disminución de la mortalidad y del incremento de la esperanza de vida, incrementan también las desigualdades en salud y cambia la naturaleza de los problemas sanitarios por mala gestión de procesos de urbanización y globalización, lo que provoca una mayor carga de enfermedades crónicas y transmisibles.

La implementación de la APS es un proceso complejo, con tensiones políticas e institucionales; con retrocesos y avances, donde se busca, más allá del modelo médico curativo, un modelo preventivo.

Alfonso Rubinstein Argentina

APS: LATINOAMÉRICA ACTUAL

En la Conferencia de Astaná, Alfonso Rubinstein, Secretario de Gobierno de Salud de Argentina, afirmó que “debe haber una reorganización para abordar la creciente carga de las enfermedades no transmisibles que contribuyen al 70% de la mortalidad en nuestros países […] y derivaciones adecuadas a través de las redes integradas de salud y el monitoreo de los objetivos de calidad”. Asegura que lo tradicional es considerar ésta como una estrategia intersectorial, donde Salud es uno de los sectores que movilizan a la comunidad para lograr objetivos de dar una atención más accesible, más integrada, más local y con mayor participación.

Existen aseguramientos parciales en Centroamérica, Bolivia y Argentina, así como sistemas nacionales en Chile, Colombia y México, que aseguran según la capacidad de pago y/o vulnerabilidades.

Predomina la Atención Primaria selectiva en las reformas, la fragmentación y la segmentación se acentúan, incluso en los casos donde se establecieron sistemas de cobertura universal. 

“Sin acceso, la cobertura no es más que un discurso. La salud universal significa eliminar barreras estructurales, económicas, culturales, geográficas, lingüísticas, basadas en género y otras que impiden a los ciudadanos gozar de servicios de salud en todos los niveles”.

Verónica Espinosa, Ministra de Salud Pública de Ecuador.

La idea de la APS como una puerta de entrada al sistema de salud como un todo, con disponibilidad de médicos de familia o de médicos especializados en medicina general, se aplica en muy pocas de nuestras regiones.

APS EN COLOMBIA

Tras la declaración de Alma-Ata (1978) se implementa la APS en Colombia con el apoyo de la OMS y la OPS. Fue formulada y establecida mediante planes de salud oficiales, compuestos por acciones simples con amplia cobertura y con el objetivo de solucionar a corto plazo los problemas de salud de grupos priorizados.

Luego de un largo proceso de componentes de articulación intersectorial, participación comunitaria y algunos programas sectoriales que incluyeron:

  • Unidades Primarias de Atención (UPA)
  • Plan Nacional de Participación
  • Programa Vigía de la Salud

La Ley 10 de 1990 descentraliza el SNS e introduce cambios de organización y de operación. Se busca universalizar los servicios básicos de salud mediante el programa: Salud Básica para Todos.

Se promueve el aseguramiento privado y voluntario y se fortalece la participación comunitaria.

Se organizaron los Sistemas Locales de Salud (SILOS) como articuladores municipales de los sectores públicos y privados, de la comunidad y de los hospitales. SILOS logró hacer uno de los mayores acercamientos a la APS integral.

Ley 100 de 1993:

La Política Nacional de Prestación de Servicios de Salud promueve “la identificación, sistematización, divulgación y apoyo de estrategias innovadoras en el campo de la atención primaria, salud familiar y/o salud comunitaria”. 

Ley 1122 de 2007:

El Plan Nacional de Salud Pública, creado por esta ley, incluye “los modelos de atención, tales como, salud familiar y comunitaria, atención primaria y atención domiciliaria”.

En el Decreto 3039 de 2007: que regula el desarrollo del Plan Nacional de Salud y hace referencia a la APS dentro del marco de las Estrategias para mejorar la salud mental, la APS sigue quedando a “discrecionalidad de los entes territoriales”.

 

Lea también: Equipos multidisciplinarios de salud

LA ATENCIÓN PRIMARIA COMO ESTRATEGIA BÁSICA

 

Actualmente en Colombia se busca integrar los procesos de educación para la salud, de protección de la vida, de prevención de enfermedades, de atención curativa y de seguimiento.

La investigación debe incluir indicadores y orientar las estrategias para escalar estos modelos y poder lograr nuevas políticas públicas efectivas, teniendo en cuenta, sobre todo en Colombia, la diferenciación territorial.

La inclusión e integralidad del sistema y la participación de la comunidad y de todos los sectores son retos fundamentales en nuestras regiones, además de la capacitación profesional y la retención de este personal.

Se requiere de la evaluación permanente sobre la eficiencia de estas estrategias, sobre los modelos generales y de financiamiento, con el propósito de lograr aspirar a un estado de completo bienestar, mental y social (como lo pidió y definió la OMS en 1948), y no solo la ausencia de enfermedades; para lo que se requiere la acción de muchos otros sectores sociales y económicos, preponderantes en el desarrollo de políticas públicas enfocadas hacia la promoción y prevención; además de los ajustes estructurales dentro del sector.

CONSULTORSALUD quiere mejor recordar el concepto elaborado por Alex Jadad medico colombiano y colaboradores que dice así: “El nuevo concepto se enfoca en la capacidad de las personas o las comunidades para adaptarse, o para autogestionar los desafíos físicos mentales o sociales que se les presenten en la vida”

Y si bien como aquí hemos presentado, la APS en Colombia se desvaneció en medio de las regulaciones que ha sufrido la Ley 100 de 1993, hoy tenemos una nueva oportunidad de enfrentar con éxito el desafío de la fragmentación a través de la política de atención integral, de la cual nos ocuparemos en una nueva entrega.

Bienvenida entonces la declaración conjunta de Astaná: estamos dispuestos a recibir la posta.

Adobe pdfdeclaracion_de_astana_espanol
Descargar
Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)