La aguja de Biopsia reduciría el riesgo en cirugía cerebral

Autor: 
admin
La aguja de Biopsia reduciría el riesgo en cirugía cerebral

La aguja de biopsia facilitaría a los cirujanos identificar y evitar los vasos sanguíneos en el cerebro durante los procedimientos. Esta ya ha sido sometida a pruebas iniciales en humanos, trabaja con una aguja que contiene una sonda de tomografía de coherencia óptica (OCT, por su sigla en inglés), miniaturizada que está integrada en una aguja de biopsia estereotáctica neuroquirúrgica comercial estándar y que reduciría el riesgo de hemorragias peligrosas en pacientes durante la cirugía cerebral. Así lo indica la Universidad de Adelaide. 

La nueva técnica, fue desarrollada por investigadores y médicos de la Universidad de Adelaide, el Hospital Sir Charles Gairdner y otras instituciones en Australia,

 “Las biopsias de cerebro son un procedimiento común que se realiza para diagnosticar tumores cerebrales y otras enfermedades. Es una operación mínimamente invasiva, pero todavía conlleva el riesgo de daño a los vasos sanguíneos que es potencialmente mortal”, explicó el profesor Robert McLaughlin, presidente de biofotónica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Adelaida.

Cirugía cerebral – nueva tecnología biopsia

Con el novedoso desarrollo, el tejido cerebral se ilumina por luz infrarroja cercana, y la señal óptica retro dispersada desde diferentes profundidades se extrae por interferometría de baja coherencia y se reconstruye en una imagen estructural del tejido por lo general, a una resolución espacial de 5-20 μm

Cirugía cerebral – nueva tecnología biopsia

La aguja de imagen se ensayó en una validación inicial con 11 pacientes en el Hospital Sir Charles Gairdner sometidos a craneotomía. Los expertos la utilizaron para detectar vasos sanguíneos con riesgo de causar hemorragia intracraneal. La sonda detectó con éxito vasos sanguíneos superficiales con una sensibilidad del 91.2 % y una especificidad del 97.7 %, también halló vasos sanguíneos cerebrales profundos. Como la OCT está libre de etiquetas no se necesitó un agente de contraste, confiando en los dispersores ópticos endógenos en el tejido, resalta la nota.

“La cámara de fibra óptica, del tamaño de un cabello humano, emite luz infrarroja sobre el tejido cerebral, así el sistema informático detrás de la aguja identifica el vaso sanguíneo y alerta al cirujano”, dijo McLaughlin. “Este es el primer uso informado de una sonda de este tipo en el cerebro humano durante la cirugía en vivo y es el primer paso en el largo proceso requerido para incorporar nuevas herramientas como está a la práctica clínica”, añadió. El estudio fue publicado en la revista científica Science Advances. 

 

Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)