Innovaciones de TI en Fundación Cardioinfantil

Autor: 
admin
Innovaciones de TI en Fundación Cardioinfantil

En Colombia, una de las entidades que se ha preocupado por estar a la vanguardia de estas tendencias es la Fundación Cardioinfantil - Instituto de Cardiología (FCI), en Bogotá. Muestra de ello es la implementación de su plan estratégico, apoyado en la tecnología, que busca garantizar la calidad de los procesos, la seguridad del paciente, así como cumplir con los estándares internacionales evaluados por la Joint Commission International (JCI), entre otras certificaciones.

Nuevas tecnologías en  fundación Cardioinfantil

La Cardioinfantil cuenta con un nuevo PET-CT, un equipo de imágenes diagnósticas que tiene como objetivo visualizar tanto de forma funcional y anatómica las estructuras del cuerpo humano, siendo esta una de las primeras herramientas de este tipo instaladas en Latinoamérica que permite trabajar con dosis muy bajas de radiación, alta velocidad e instalaciones pensadas en el paciente, junto con un equipo científico y técnico reconocido.

Otra de las grandes apuestas de la FCI son las salas híbridas. Estas reciben tal nombre porque, precisamente, tienen las facilidades de las salas de cirugía tradicionales, pero con todos los equipos de las salas de intervencionismo cardiovascular. En estos espacios se integra el tratamiento de las patologías cardíacas para de esta manera permitir la realización de procedimientos percutáneos (transcatéter) mínimamente invasivos o cirugías tradicionales de alta complejidad.

cardioinfantil

El  Dr. Cabrera aseguró “Esta nueva tecnología es un gran avance en el mundo, y en nuestra institución ha facilitado el trabajo coordinado de los cirujanos y hemodinamistas en un lugar adecuado para las dos especialidades, permitiéndonos ser eficientes en el proceso y, sobre todo, evitar a nuestros pacientes procedimientos más extensos, con más riesgos y dolor”.

Para la FCI también ha sido fundamental el uso del tubo neumático, un canal de comunicación interno por el que se envían resultados de laboratorio y muestras de urgencias, entre otros. Este mecanismo facilita el viaje de la información desde y hacia el laboratorio clínico o el banco de sangre. De esta manera, se ha logrado disminuir el tiempo y los errores en los procesos internos.  

Otro proceso innovador importante en la Cardioinfantil es la RFID (tecnología de identificación de radiofrecuencia), que consiste en un chip conectado a unas antenas ubicadas dentro del hospital. Este chip se encarga de proporcionar la historia clínica actualizada del paciente, brindando al médico información clara del procedimiento que se le debe practicar al paciente, y proporcionando al personal auxiliar la información de las herramientas necesarias para los procedimientos quirúrgicos. Uno de los beneficios más importantes de los códigos es el control que se puede llegar a tener de los dispositivos médicos instalados en los pacientes como marcapasos, catéteres, válvulas, entre otros.

Finalmente, el LabGuard, un sistema que permite monitorizar de forma remota la temperatura, humedad, cadena de frío y de espacios que requieran condiciones ambientales controladas. Todas estas tecnologías soportadas por un ciclo de gestión adecuado y centrado en el paciente.

“El apropiado uso de la tecnología más el acompañamiento humano de nuestros profesionales a cada uno de los pacientes y sus familias nos ha permitido no solo el reconocimiento nacional e internacional de nuestro centro asistencial como pionero en la atención de calidad y seguridad, sino proteger la vida de nuestros pacientes a quienes atendemos bajo los estándares más altos de calidad”, afirma el Dr. Cabrera.

Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)