Hospital San Jerónimo fue intervenido por Supersalud - resolución 0360 de 2019

Autor: 
admin
Hospital San Jerónimo fue intervenido por Supersalud - resolución 0360 de 2019

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la intervención forzosa para administrar la E.S.E Hospital San Jerónimo de Montería - Córdoba, mediante la Resolución 0360 del 1 de febrero de 2019, como resultado de un seguimiento en donde se identificaron fallas que ponen en riesgo la garantía de la adecuada y oportuna prestación de los servicios de salud a los usuarios de este departamento y su área de influencia.

“La medida ordenada por esta Superintendencia busca reactivar en su totalidad la prestación de los servicios de salud en términos de calidad y oportunidad para los usuarios, adicionalmente contempla la estructuración de un plan de acción para darle solución a las dificultades de prestación, administrativas, financieras y jurídicas que actualmente presenta el hospital”, aseguró el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel.

Entre los hallazgos que dieron origen a la medida de intervención se encuentran:

Prestación de servicios

hospital san jeronimo monteria

  • La Superintendencia identificó en los diferentes servicios del centro asistencial, medicamentos y dispositivos médicos vencidos, que ponen en riesgo la vida de los usuarios y conllevan a su vez, a un detrimento patrimonial.
  • Se evidenció que no hay un seguimiento al control de infecciones
  • El hospital no adelantó actividades de mantenimiento de los equipos biomédicos, generando un riesgo para los pacientes. -.
  • No existen cuartos de aislamiento para pacientes con infecciones, señalización y restricciones de entrada, tampoco brinda información sobre las medidas de prevención necesarias para evitar eventuales contagios y situaciones de riesgo.

Aspectos financieros

  • La E.S.E presenta déficit presupuestal a septiembre de 2018 de un 36%, aumentando el riesgo financiero.
  • El incremento de los pasivos de la entidad ha crecido en un 19%, a junio de 2018, los pasivos ascienden a la suma de $55.978 millones, en comparación con 2017 que cerró con $47.026 millones.
  • La Supersalud identificó que el Hospital no ha implementado un sistema de costos que le permita tomar decisiones efectivas en temas de contratación tanto de la venta de servicios como de suministro de personal e insumos médicos.
  • Se identificaron inconsistencias y diferencias en la información contable reportada a los diferentes organismos, situación que genera incertidumbre y falta de razonabilidad en los estados financieros.

Aspectos administrativos

  • Planeación deficiente de la contratación de suministros, medicamentos e insumos médicos, hechos que no garantizan una efectiva prestación de los servicios de salud a los usuarios.
  • Deficiencias en las interventorías y seguimientos a la ejecución de las contrataciones realizadas.

“Como lo anuncié, estamos tomando decisiones oportunamente para estabilizar la red de prestación de servicios para el departamento y corregir el rumbo del sistema de salud”, agregó Aristizábal.

Tras la toma de posesión, la Superintendencia removió del cargo al actual gerente del hospital y designó al abogado Omar Alexander Prieto para ejercer las funciones de Agente Especial Interventor, quien tendrá la responsabilidad de estructurar las soluciones administrativas, financieras, jurídicas y asistenciales que permitan superar las falencias identificadas y remitir a esta Entidad un plan de acción que contemple actividades puntuales que permitan subsanar las dificultades que atraviesa el hospital, luego de finalizar el ejercicio, serán evaluadas las acciones implementadas para estabilizar su operación y verificar si logró un equilibrio o si requiere la aplicación de nuevas medidas de control, entre las cuales, no se descarta una eventual liquidación.

Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)